El automovilismo sanluiseño espera definiciones y trabaja

Las distintas categorías están en plena confección de sus protocolos para cuando habiliten la actividad.

El automovilismo sanluiseño está expectante y las distintas categorías empiezan a replantearse cómo adecuar los calendarios para disputar la mayor cantidad posible de competencias durante la temporada, si hipotéticamente en un par de meses se abre el juego a este tipo de disciplinas.

La pandemia de coronavirus silenció los motores. Si bien inicialmente se suspendieron las carreras de marzo y abril, con los días se anunciaron cancelaciones y postergaciones y todos los casos aún no tienen fecha cierta, lo que se traduce en enormes pérdidas económicas para los organizadores y los pilotos que necesitan exhibir sus autos para cumplir con los sponsors. Mientras tanto, las dirigencias de las categorías empiezan a replantearse cómo adecuar los calendarios para disputar la mayor cantidad de competencias posible durante la temporada, siempre y cuando se logre controlar a la inmisericorde COVID-19.

"A través del Programa San Luis a Fondo estamos evaluando distintas alternativas. Primero nos tenemos que juntar todos: la Federación, el Gobierno de San Luis y los pilotos representados por Apryn. Todas las partes debemos consensuar y ver cómo podemos rearmar el calendario, todo supeditado a ver cómo se mantiene la línea del coronavirus", comentó Jorge García Quiroga, referente del rally de San Luis.

"Timy" explicó además: "Son deportes masivos en los que hay mucha concurrencia de gente y esto va en contra de lo que recomienda el Comité de Crisis. Sería una buena idea juntarse todas las partes y evaluar la situación y trabajar a futuro para ver qué se pueda armar, teniendo en cuenta que el año está muy avanzado".

Por su parte, Federico Gil, presidente del campeonato de pista de asfalto —mayormente conocido como Arpadp—, comentó: “La categoría está trabajando nuevamente a la par de la Federación. En estos momentos estamos reunidos  y evaluando la confección de un protocolo con medidas estrictas de seguridad e higiene que presentaremos al Comité de Crisis que tiene el gobierno provincial. La idea que se planteó es primero poder realizar algunas pruebas y, cuando la situación lo permita, retomar la actividad".

La categoría escuela del automovilismo puntano por excelencia, el karting, está un paso más adelante. En tal sentido, su presidente Guillermo Cerizola explicó: “En todo momento mantuvimos reuniones y tratamos de colaborar entre todos con las acertadas decisiones que viene tomando el gobierno provincial. Estamos a la espera que nos autoricen y no perdemos la fe de poder realizar algunas fechas antes de finalizar el año".

Con respecto a la reanudación, "Lito" sentenció: "Nosotros tenemos un protocolo confeccionado que vamos a presentar próximamente ante el Comité de Crisis. El protocolo nuestro establece que las primeras carreras serán sin público, solo con la gente que involucre directamente al funcionamiento de la categoría, obviamente que con todas las medidas de seguridad que consideremos necesarias”.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

El automovilismo sanluiseño espera definiciones y trabaja

Las distintas categorías están en plena confección de sus protocolos para cuando habiliten la actividad.

El automovilismo sanluiseño está expectante y las distintas categorías empiezan a replantearse cómo adecuar los calendarios para disputar la mayor cantidad posible de competencias durante la temporada, si hipotéticamente en un par de meses se abre el juego a este tipo de disciplinas.

La pandemia de coronavirus silenció los motores. Si bien inicialmente se suspendieron las carreras de marzo y abril, con los días se anunciaron cancelaciones y postergaciones y todos los casos aún no tienen fecha cierta, lo que se traduce en enormes pérdidas económicas para los organizadores y los pilotos que necesitan exhibir sus autos para cumplir con los sponsors. Mientras tanto, las dirigencias de las categorías empiezan a replantearse cómo adecuar los calendarios para disputar la mayor cantidad de competencias posible durante la temporada, siempre y cuando se logre controlar a la inmisericorde COVID-19.

"A través del Programa San Luis a Fondo estamos evaluando distintas alternativas. Primero nos tenemos que juntar todos: la Federación, el Gobierno de San Luis y los pilotos representados por Apryn. Todas las partes debemos consensuar y ver cómo podemos rearmar el calendario, todo supeditado a ver cómo se mantiene la línea del coronavirus", comentó Jorge García Quiroga, referente del rally de San Luis.

"Timy" explicó además: "Son deportes masivos en los que hay mucha concurrencia de gente y esto va en contra de lo que recomienda el Comité de Crisis. Sería una buena idea juntarse todas las partes y evaluar la situación y trabajar a futuro para ver qué se pueda armar, teniendo en cuenta que el año está muy avanzado".

Por su parte, Federico Gil, presidente del campeonato de pista de asfalto —mayormente conocido como Arpadp—, comentó: “La categoría está trabajando nuevamente a la par de la Federación. En estos momentos estamos reunidos  y evaluando la confección de un protocolo con medidas estrictas de seguridad e higiene que presentaremos al Comité de Crisis que tiene el gobierno provincial. La idea que se planteó es primero poder realizar algunas pruebas y, cuando la situación lo permita, retomar la actividad".

La categoría escuela del automovilismo puntano por excelencia, el karting, está un paso más adelante. En tal sentido, su presidente Guillermo Cerizola explicó: “En todo momento mantuvimos reuniones y tratamos de colaborar entre todos con las acertadas decisiones que viene tomando el gobierno provincial. Estamos a la espera que nos autoricen y no perdemos la fe de poder realizar algunas fechas antes de finalizar el año".

Con respecto a la reanudación, "Lito" sentenció: "Nosotros tenemos un protocolo confeccionado que vamos a presentar próximamente ante el Comité de Crisis. El protocolo nuestro establece que las primeras carreras serán sin público, solo con la gente que involucre directamente al funcionamiento de la categoría, obviamente que con todas las medidas de seguridad que consideremos necesarias”.

Logín