9.6°SAN LUIS - Lunes 13 de Julio de 2020

9.6°SAN LUIS - Lunes 13 de Julio de 2020

EN VIVO

Bolsonaro contra todo el mundo

Por redacción
| 27 de mayo de 2020

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, en su afán de ser un espejo de Donald Trump en Sudamérica ha olvidado que las ideologías tienen éxito cuando las gestiones tienen éxito. Y menos de un año y medio después de su llegada al gobierno naufraga entre el descrédito internacional, la impaciencia de sus gobernados y la pandemia de la COVID-19.

 

Mucho de los males que acechan a Bolsonaro son pura responsabilidad propia. Y acaba de abrir un nuevo frente con la prensa, cuya tolerancia ya fue desbordada. Le será difícil al exgeneral del Ejército brasilero culminar su mandato, sobre todo porque, por primera vez en este tiempo, su desventaja es notoria.

 

Los principales medios de prensa brasileros anunciaron que por falta de seguridad no cubrirán más al presidente de la República, Jair Bolsonaro, en sus encuentros con seguidores y declaraciones que acostumbra dar a diario en el Palacio da Alvorada, la residencia oficial.

 

En una carta dirigida al ministro de Seguridad Institucional, la Rede Globo, principal conglomerado de medios de Brasil, señaló que los profesionales que cubren el Palacio da Alvorada sufren “insultos y alaridos” por parte de “militantes” del presidente y no existen condiciones de “seguridad para el trabajo periodístico”.

 

“Estas agresiones vienen creciendo” y, por esa razón, “a partir de hoy (por el lunes 25 de mayo) nuestros reporteros que cubren el Palacio da Alvorada no comparecerán más en aquel local externo destinado a la prensa”, señaló el comunicado.

 

Para Globo, la decisión se tomó “con la responsabilidad que tenemos con nuestros colaboradores y porque no hay seguridad para nuestro trabajo”.

 

A la decisión de Globo se sumó el diario Folha de San Pablo, el de mayor circulación nacional, que se adhirió de manera “temporal" y hasta que se den “las condiciones de seguridad”, después que su equipo de cobertura fuera calificado como “basura” por simpatizantes ultraderechistas.

 

La última agresión verbal ocurrió el mismo lunes 25, como consecuencia de la declaración en ese mismo lugar de Bolsonaro, quien dijo, dirigiéndose a los periodistas: “El día que ustedes tengan compromiso con la verdad vuelvo a hablar con ustedes”.

 

Otros medios locales y la prensa internacional evalúan tomar la misma decisión de Globo y Folha. Los insultos contra los periodistas se dan no solo en el Palacio da Alvorada, sino en lugares en los que se concentran cada semana centenas de simpatizantes del presidente, con aglomeraciones que contrarían las recomendaciones sanitarias en medio de la pandemia de coronavirus.

 

Solo rodeado por sus fieles incondicionales, cercado por la pandemia, enojado con la ciencia, la naturaleza y el mundo que no piensa igual que él, Jair Bolsonaro, presidente de Brasil, escribe el epitafio de su gestión; una mala gestión, una pésima copia de un muy cuestionado Donald Trump. Y, probablemente, un líder que no estuvo a la altura de la grandeza de su país.

 

Temas de nota:

Comentá vos tambien...