11.6°SAN LUIS - Viernes 03 de Julio de 2020

11.6°SAN LUIS - Viernes 03 de Julio de 2020

EN VIVO

"Argentina tiene la bendición de contar con Lionel Messi"

Dirigió en 5 Mundiales consecutivos a seleccionados de distintos países. En 1987 fue DT de San Lorenzo

Por Daniel Valdés
| 30 de junio de 2020
Un trotamundos del fútbol. El entrenador serbio, a los 75 años, sigue ligado al deporte de sus amores. Foto: Internet.

Los años pasan, las hojas del almanaque se caen y Bora Milutinovic está tan activo como siempre. A los 75 años, el hombre que estuvo como técnico en cinco Mundiales consecutivos en seleccionados distintos —México en 1986, Costa Rica en 1990, Estados Unidos en 1994, Nigeria en 1998 y China en 2002— y que en 1987 dirigió ocho partidos a San Lorenzo de Almagro, hace diez años que vive en Doha, Qatar, y colabora con la Federación local. Un verdadero trotamundos del fútbol.

 

"En 2009 dirigí a Irak en la Copa de las Confederaciones. Ese fue mi último año de entrenador. Después me vine a Qatar a aportar mi experiencia y colaborar con un país que va a organizar un Mundial que va a ser un sueño. Será el gran Mundial. Los fanáticos tendrán la chance de ver dos partidos por día si quieren, ya que los estadios están muy cerca", comenzó diciendo.

 

 

“Qatar va a ser el Mundial de los sueños. Los estadios están cerca y los hinchas podrán ver dos partidos por día”. Bora Milutinovic.

 

 

Apasionado por el fútbol, mira partidos de todas las latitudes, pero tiene gran debilidad por los jugadores de esta parte del mundo. "Argentina tiene la bendición de contar con Messi. Si Lionel está bien rodeado —como lo estuvo Maradona en el '86—, porque este es un deporte de equipo, tendrá la chance de retirarse de los Mundiales con el título. Es un firme candidato", dijo. Y agregó: "Será muy lindo recibir a la Argentina y a las cinco selecciones que tuve la oportunidad de dirigir, ojalá estén todos".

 

 

Segundo: Carlos Alberto Parreira es el único que supera al serbio.  El brasilero estuvo como técnico en seis Mundiales, pero no en forma consecutiva.

 

 

En su mano a mano con El Diario de la República, se pone nostálgico a la hora de recordar su paso por cada selección. "Mi mayor orgullo con México en 1986 no fue llegar a cuartos de final. Mi mayor satisfacción fue que en ese elenco titular, siete jugadores eran de Pumas, equipo que yo había dirigido. Hicimos un gran torneo y los jugadores le dieron una alegría a la gente. Con Costa Rica fue algo especial. Llegué setenta días antes de Italia 1990. Se transformó en la primera selección en debutar en un Mundial y conseguir el pasaje a la segunda fase. Tengo un gran recuerdo de los 'Ticos'. Después vino el turno de Estados Unidos: cuando llegué no había Liga. Sin embargo, clasificamos a octavos. Antes del Mundial ganamos dos Copas de Oro y fuimos segundos en otra. El balance, a mi criterio, fue positivo. Después me fui a México, donde salimos terceros en la Copa América de Bolivia, me dijeron gracias y me tuve que ir. Apareció Nigeria, una selección llena de figuras pero que nunca pudo encontrar la identidad de equipo. Pasamos a octavos, pero había jugadores para llegar más lejos. Y mi último Mundial, en Corea-Japón 2002, dirigí a China y pasó algo curioso. Junto con Argentina llegamos como los mejores clasificados, pero en la gran cita no nos fue bien y nos quedamos afuera en la primera ronda", aseveró.

 

 

“Si Messi está bien rodeado, como lo estuvo Maradona en 1986, Argentina es un firme candidato”.Bora Milutinovic.​​​​​​​

 

 

Hace una pausa de su paso por los seleccionados y le hace lugar a un club que ama y recuerda con mucho cariño: San Lorenzo de Almagro. "Lo dirigí en 1987. Estuve ocho partidos. Lo dejé invicto. Le ganamos a Boca 1-0 en La Bombonera con gol de Darío Siviski, salí en la tapa de El Gráfico, y renuncié. Me fui a dirigir el Udinese de Italia", cuenta. Y cuando le consultan qué lo sedujo para venir a la Argentina y por qué se fue estando el equipo invicto, su respuesta fue contundente: "Vine a descubrir el fenómeno del fútbol argentino y me encontré con una gran institución. Fue una enorme alegría trabajar en San Lorenzo. Tiene una hinchada fenomenal. Ese equipo tenía jugadores con mucha personalidad, de José Luis Chilavert hasta Walter Perazzo. Era un grupo unido. Se fue consolidando fecha tras fecha. Éramos un rival incómodo para todos. Me acuerdo de Chilavert, Luis Málvarez, Sergio Marchi, Pedro Larraquy, el 'Pelado' Moner, Blas Giunta, Orteguita (Ortega Sánchez), Darío Siviski, Rolando Barrera, Leo Madelón, Alejandro nannini, Oscar Tedini y Walter Perazzo. Seguro me olvido de alguno. ¡Qué equipo, por favor!", recuerda, emocionado a miles de kilómetros.

 

Pasan los años y Bora no quiere tomarse vacaciones. El amor por el fútbol es más fuerte. Si bien es cierto que Qatar no lo tendrá dirigiendo su sexto Mundial, el serbio aportará su experiencia desde otro lado, para que un país sin historia futbolera organice el gran Mundial. “El Mundial de los sueños”, como lo llama Bora.

 

Comentá vos tambien...