SAN LUIS - Jueves 18 de Agosto de 2022

SAN LUIS - Jueves 18 de Agosto de 2022

EN VIVO

Tres años de prisión en suspenso por esconder las armas de dos robos

La Policía halló en el auto de Benjamín Theill armas, las balas y un chaleco antibalas. El hombre de 30 años admitió su responsabilidad en el encubrimiento del armamento.

Por redacción
| 15 de noviembre de 2021
Audiencia. Benjamín Theill (izq.), junto al defensor oficial Víctor Endeiza. Luciana Iglesias

Este lunes Benjamín Theill le puso punto final, de cierta manera, a un problema que empezó hace poco más dos años y medio, cuando los policías de la Comisaría 29ª le hallaron en su auto las armas, las balas y un chaleco antibalas que fueron usados en dos asaltos. El hombre de 30 años llegó a un acuerdo con un fiscal de Villa Mercedes y admitió su responsabilidad en el encubrimiento del armamento, a cambio de ser condenado a tres años de prisión en suspenso. La Cámara Penal 1 hizo lugar a esa propuesta y, en los próximos 10 días hábiles, dictará la sentencia, en la que le impondrán formalmente a Theill tres años de cárcel de ejecución condicional por "Encubrimiento y tenencia ilegítima de arma de guerra".

 

El hombre, en realidad, debió ser juzgado en octubre de 2020 junto a Jonathan Damián Tallone y Jeremías Erico Villegas, acusados de asaltar dos casaquintas el 15 de febrero de 2018. Pero debido a que Theill reside en la ciudad bonaerense de Tandil no pudo participar del debate oral, por las restricciones para viajar a causa de la pandemia.

 

En aquella oportunidad, Tallone recibió ocho años de prisión por "Robo calificado por el empleo de un arma de fuego" y "Tenencia ilegítima de un arma de guerra"; y Villegas cuatro años y medio, por el último de esos dos delitos.

 

El martes 3 de marzo de 2018, los efectivos que investigaban los asaltos allanaron el departamento que el tandilense tenía en General Paz 462, en pleno centro villamercedino. Pero en el domicilio no encontraron ningún elemento vinculado a los atracos: a esos bienes los descubrieron en el Peugeot 306 del sospechoso.

 

El coche estaba estacionado en la vereda del frente, como abandonado. En su baúl había una gran cantidad de municiones de calibre 9 milímetros, 11/25, 40 milímetros y 12/70; un chaleco antibalas; dos pistolas 9 milímetros y seis cargadores.

 

En aquel entonces, Theill le dijo al juez Leandro Estrada que no se había animado a denunciar las armas de fuego y las balas que tenía en su auto porque temía que el conocido que se las había dejado ahí, sin pedirle siquiera permiso, se vengara por eso. Al mismo tiempo, pensaba que si el armamento seguía en su vehículo, en algún momento se iba “a comer un garrón”, explicó.

 

Asimismo, le aclaró al juez que no tenía nada que ver con los asaltos que le imputaban, porque la noche que ocurrieron, él ni siquiera estaba en la provincia, estaba en Tandil. Dijo que estuvo allá desde el 11 al 24 de febrero, y hasta aprovechó para ir a Mar del Plata, donde estuvo cuatro días.

 

Redacción / NTV

 

Comentá vos tambien...