SAN LUIS - Miércoles 25 de Mayo de 2022

SAN LUIS - Miércoles 25 de Mayo de 2022

EN VIVO

Los riesgos para el periodismo persisten

Por redacción
| 12 de enero de 2022

En 2021 fueron asesinados 55 periodistas y trabajadores de los medios de comunicación en todo el mundo y, aunque es el menor número en una década, muestra la persistencia de la impunidad y de los riesgos que siguen enfrentando.

 

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) dijo que “ahora mismo, el mundo necesita más que nunca información independiente y objetiva” y “debemos hacer más para garantizar que quienes trabajan incansablemente para proporcionarla puedan hacerlo sin miedo”.

 

El Observatorio de Periodistas Asesinados de la Unesco señaló que dos tercios de los asesinatos ocurrieron en países que no sufren conflictos armados, “lo que demuestra los continuos riesgos que enfrentan los periodistas en su labor informativa diaria para sacar a la luz las irregularidades”.

 

Por su parte, la Federación Internacional de Periodistas (FIP) informó que en 2021 fueron asesinados 45 periodistas en 20 países, frente a los 65 del año anterior, con lo que desde 1991 suman 2.721 los profesionales de la comunicación asesinados.

 

La FIP cree que “el único homenaje adecuado a la causa por la que dieron sus vidas debe ser la búsqueda incesante de justicia para ellos. Abogamos por la adopción de una nueva convención de las Naciones Unidas para la protección de los periodistas, que garantice la rendición de cuentas por esos asesinatos”.

 

La Unesco indicó que la mayoría de las muertes en 2021 ocurrieron en solo dos regiones: Asia-Pacífico, con 23 asesinatos, y América Latina y el Caribe, con 14.

 

Solo en México fueron asesinados en 2021 ocho periodistas, y de acuerdo con medios de prensa de ese país, así como en Afganistán, alcanzaron a 47 en los últimos cinco años.

 

Para la FIP es una constatación recurrente: los periodistas y trabajadores de los medios de comunicación son asesinados con mayor frecuencia por denunciar la corrupción, el crimen y el abuso de poder en sus comunidades, ciudades y países.

 

Los riesgos asociados a los conflictos armados han disminuido en los últimos años, debido a la limitada exposición de los profesionales de los medios de comunicación, pues cubren los conflictos armados en menor número.

 

Pero al mismo tiempo aumentan las amenazas de las bandas criminales y los cárteles de la droga, desde los barrios marginales de México hasta las calles de las ciudades europeas de Grecia y los Países Bajos, y motivaron asesinatos selectivos de trabajadores de los medios de comunicación en 2021.

 

La Unesco destacó que si bien el número de esos asesinatos es el más bajo desde hace una década (hubo más de 100 en 2012), la impunidad sigue alarmantemente extendida: 87% de esos crímenes perpetrados desde 2006 siguen sin resolverse.

 

Hay otras amenazas, desde agresiones a periodistas que cubren protestas hasta incremento del acoso en línea para las comunicadoras, y el Comité para la Protección de Periodistas, con sede en Nueva York, registró una cifra récord, 293, de periodistas encarcelados por ejercer su trabajo en 2021.

 

El pasado 10 de diciembre le entregaron el Premio Nobel de la Paz 2021 a dos periodistas: la filipina Maria Ressa y el ruso Dmitri Muratov, por “su valiente lucha en favor de la libertad de expresión”, según el comité que otorga el galardón.

 

La organización Reporteros Sin Fronteras (RSF) informó que en Filipinas fueron asesinados 33 periodistas en los últimos 10 años y en Rusia siete. En su clasificación de la libertad de prensa en 180 países, RSF coloca a Filipinas en el puesto 138 y a Rusia en el 150.

 

Los riesgos para los trabajadores del periodismo son globales y complejos.

 

Temas de nota:

Comentá vos tambien...