eldiariodelarepublica.com
Es tiempo de movernos

Escuchá acá la 90.9
X

Es tiempo de movernos

Bernardo Stamateas

Todos los seres humanos poseemos un punto límite que es nuestra capacidad para soportar hasta cierto punto. Podemos resistir hasta cierto nivel pero llega el momento en el que ya no resistimos más y decidimos pasar a la inacción. Ya no queremos hacer nada más porque sentimos que nada funciona. Sin embargo, siempre hay algo más por hacer, aprender y conquistar, si solo salimos del “modo inacción” y empezamos a movernos.

No importa si somos adinerados, inteligentes o personas con contactos y oportunidades. Los únicos que logran avanzar en el camino de la vida son aquellos que sueltan las excusas para ingresar al mundo de las acciones que nos acercan a la concreción de nuestros sueños.

 

Los únicos que logran avanzar en el camino de la vida son aquellos que sueltan las excusas para ingresar al mundo de las acciones que nos acercan a la concreción de nuestros sueños.

 

¿Sabés por qué muchas parejas se separan? Porque se llevan mal. ¿Y por qué se llevan mal? Porque no se llevan bien. ¿Y por qué no se llevan bien? La respuesta es: porque no dejan de hacer lo que hacen para llevarse mal. Es necesario salir de la inactividad, de lo que no funciona, para pasar a lo que trae resultados.

Cuando movemos una puerta de un lado al otro, gira en torno a las bisagras, pero no sale de ahí. Unos de los sabios más grandes de la historia llamado Salomón, autor de Proverbios decía que quienes dan muchas vueltas, sin llegar a ningún lado, solo opinan. Son los teóricos que tienen una explicación para todo pero nunca una solución. Por ejemplo, aunque viven hablando de economía, no pueden explicar por qué tuvieron que cerrar su negocio. Son como una puerta que jamás se mueve de su lugar.

¿Querés ser una persona activa? ¡Comenzá a moverte! Algunas ideas prácticas expresadas a través del gran sabio Salomón:

  1. Pensar en soluciones

Los pensamientos de una persona de acción lo llevan al crecimiento. Una persona que acciona no trae problemas sino soluciones, porque su mente piensa en crecimiento. Siempre resuelve los problemas ajenos porque no se concentra en analizar o teorizar acerca de la situación sino que provee una catarata de soluciones.

  1. Hacer siempre algo

Leemos en Proverbios: Las manos hábiles atraen riqueza. Salomón decía que las personas rápidas y cuidadosas tienen sus manos en la acción porque siempre están haciendo algo. En cierta ocasión, una señora le pidió a Picasso que pintara un cuadro, tarea que le llevó apenas tres minutos. A la hora de cobrarle, el artista le dijo que su obra valía cinco mil dólares. La mujer protestó: “¿Cinco mil dólares? ¡Si solo le llevó tres minutos!”. Picasso le respondió: “No, señora. Lo hice a lo largo de toda mi vida”.

  1. Liderar

El sabio Salomón expresaba: El de manos diligentes gobernará. Una persona diligente no nace para ser un seguidor, sino para ser un líder que forma a otros líderes. En esta época especial te animo a tomar la decisión de convertirte en alguien diligente que sabe lo que le conviene y nunca deja de moverse. No demos más vueltas con teorías y excusas y… ¡lancémonos a la acción! Tenemos capacidad, autoridad y fuerza interior para conquistar todo aquello que nos propongamos para avanzar y lograr nuestras metas. Es tiempo de movernos.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Es tiempo de movernos

Todos los seres humanos poseemos un punto límite que es nuestra capacidad para soportar hasta cierto punto. Podemos resistir hasta cierto nivel pero llega el momento en el que ya no resistimos más y decidimos pasar a la inacción. Ya no queremos hacer nada más porque sentimos que nada funciona. Sin embargo, siempre hay algo más por hacer, aprender y conquistar, si solo salimos del “modo inacción” y empezamos a movernos.

No importa si somos adinerados, inteligentes o personas con contactos y oportunidades. Los únicos que logran avanzar en el camino de la vida son aquellos que sueltan las excusas para ingresar al mundo de las acciones que nos acercan a la concreción de nuestros sueños.

 

Los únicos que logran avanzar en el camino de la vida son aquellos que sueltan las excusas para ingresar al mundo de las acciones que nos acercan a la concreción de nuestros sueños.

 

¿Sabés por qué muchas parejas se separan? Porque se llevan mal. ¿Y por qué se llevan mal? Porque no se llevan bien. ¿Y por qué no se llevan bien? La respuesta es: porque no dejan de hacer lo que hacen para llevarse mal. Es necesario salir de la inactividad, de lo que no funciona, para pasar a lo que trae resultados.

Cuando movemos una puerta de un lado al otro, gira en torno a las bisagras, pero no sale de ahí. Unos de los sabios más grandes de la historia llamado Salomón, autor de Proverbios decía que quienes dan muchas vueltas, sin llegar a ningún lado, solo opinan. Son los teóricos que tienen una explicación para todo pero nunca una solución. Por ejemplo, aunque viven hablando de economía, no pueden explicar por qué tuvieron que cerrar su negocio. Son como una puerta que jamás se mueve de su lugar.

¿Querés ser una persona activa? ¡Comenzá a moverte! Algunas ideas prácticas expresadas a través del gran sabio Salomón:

  1. Pensar en soluciones

Los pensamientos de una persona de acción lo llevan al crecimiento. Una persona que acciona no trae problemas sino soluciones, porque su mente piensa en crecimiento. Siempre resuelve los problemas ajenos porque no se concentra en analizar o teorizar acerca de la situación sino que provee una catarata de soluciones.

  1. Hacer siempre algo

Leemos en Proverbios: Las manos hábiles atraen riqueza. Salomón decía que las personas rápidas y cuidadosas tienen sus manos en la acción porque siempre están haciendo algo. En cierta ocasión, una señora le pidió a Picasso que pintara un cuadro, tarea que le llevó apenas tres minutos. A la hora de cobrarle, el artista le dijo que su obra valía cinco mil dólares. La mujer protestó: “¿Cinco mil dólares? ¡Si solo le llevó tres minutos!”. Picasso le respondió: “No, señora. Lo hice a lo largo de toda mi vida”.

  1. Liderar

El sabio Salomón expresaba: El de manos diligentes gobernará. Una persona diligente no nace para ser un seguidor, sino para ser un líder que forma a otros líderes. En esta época especial te animo a tomar la decisión de convertirte en alguien diligente que sabe lo que le conviene y nunca deja de moverse. No demos más vueltas con teorías y excusas y… ¡lancémonos a la acción! Tenemos capacidad, autoridad y fuerza interior para conquistar todo aquello que nos propongamos para avanzar y lograr nuestras metas. Es tiempo de movernos.

Logín