eldiariodelarepublica.com
Denunciaron maltrato a perros en Quines y en Juana Koslay

Escuchanos EN VIVO!
X

Denunciaron maltrato a perros en Quines y en Juana Koslay


La intolerancia al maltrato animal cada vez toma más fuerza. La gente ya no hace oídos sordos, a la hora de animarse a denunciar las vejaciones que sufren los pequeños de cuatro patas. Eso ocurrió esta semana en dos localidades de la provincia. En Juana koslay, la Policía allanó un domicilio en donde presuntamente había un galgo muerto y otros animales en mal estado. En la Comisaría Quinta afirmaron que no encontraron pruebas del reclamo, sin embargo los proteccionistas dicen que hasta tienen fotos de que  el cuerpo estaba en el fondo de la vivienda. El otro episodio sucedió cuando la Policía de Quines, alertada por un llamado anónimo, entró a rescatar a tres perros atados al rayo del sol, lastimados, sin comida ni agua desde hacía tres días. Estaban en el patio de una mujer que, según los vecinos,  salió de vacaciones y aún no vuelve.


“Yo me enteré de los galgos por las redes sociales, cuando el perro que murió aún estaba vivo. Entonces con unas protectoras independientes fuimos al lugar, una casa en Juana Koslay, y sacamos fotos. Había dos galgos (uno muerto), dos mestizos y un pitbull en condiciones deterioradas. De ahí una de las chicas realizó la denuncia en la Comisaría Quinta”, contó la proteccionista Elsa Palma. Cuando llegaron a la dirección y procedieron al allanamiento, el escenario, expresó Palma,  no era el mismo. Había sólo dos galgos y el cuerpo ya no estaba. “El dueño se llevó al perro muerto al fondo, antes de que llegara la Policía. Yo misma lo vi, y como también fui testigo del allanamiento se lo dije al encargado del operativo. Me contestó que  no podían avanzar más, porque hasta cierto tramo llegaba la propiedad”.


Palma sostuvo que toda la actividad conformó un “falso allanamiento”, porque entre otras cosas, la Policía informó a la jueza que los animales estaban con comida y agua, y eso, apuntó, nunca existió. Además dijo que la policía hablaba de la actividad “galguera”, con el dueño de la casa , con complicidad y simpatía.


“A la jueza le mintieron todo el tiempo, por eso me presenté hoy (por ayer) al Juzgado Contravencional. Virginia Palacios tomó nota de mi declaración, que acompañé con las pruebas”, finalizó.


Consultado sobre el allanamiento, el subcomisario de la Comisaría Quinta, Cristian Sosa, afirmó que no encontraron ningún perro malherido, ni situación fuera de lugar. “Contamos con veterinarios y estaba todo bien”, resaltó.


En Quines el allanamiento  tuvo otro final, y hasta feliz. “Cuando llegamos al domicilio denunciado al 101, por alguien que no quiso dar el nombre, golpeamos la puerta a más no poder y no hubo respuesta. Entonces fuimos a hablar con una vecina que nos permitió mirar de su patio, al patio donde estaban los perros”, contó el principal Cristian Gaudina. Lo que observaron fue desolador, sin sombra y bajo temperaturas extremas,  había una perra debajo de una mesa de madera con un alambre en el cuello, a un costado su cachorro y en otro extremo un perro adulto atado a unos matorrales , con la pata pelada. No había comida ni agua.


“Según los vecinos llevaban tres días así. Piensan que su dueña, que es de Santa Fe, está de vacaciones”, explicó Gaudina, que luego de ver con sus compañeros a los caninos, pidió permiso para sacarlos del predio y llevarlos bajo el resguardo a la comisaría de Quines. “La Municipalidad nos brindó pipetas, elementos para curarlos y una bolsa de alimento. Son tan buenos y cariñosos que ya nos encariñamos”.


A su vuelta, además de no encontrar a sus perros, la dueña será notificada por una contravención. Tendrá que presentarse al juzgado para recibir una multa o sanción por su mala conducta. El juez definirá si recupera o no a los animales.


Marcha por la muerte de "Chocolate"

La muerte de “Chocolate”, un pequeño perro de tres meses que murió luego de que lo despellejaran vivo en Córdoba,  movilizó a gran parte del país. La bronca que generó la brutalidad,  llevó a proteccionistas de varios puntos  a organizar marchas. Este sábado le toca a San Luis. La caminata arrancará a las 20 en plaza Pringles con dirección a la Legislatura. Palma, que es una de las organizadoras, pidió basta al maltrato, en todas sus formas.


Cómo denunciar


La Ley 14.346 de "Protección de los animales" establece penas para las personas que maltratan o hacen víctimas de actos de crueldad a ciertas especies de animales y los reprime con prisión de quince días a un año. Al tratarse de una norma penal, toda persona mayor de 18 años puede realizar la denuncia y los oficiales de la ley deben actuar de oficio.  Para hacerlo deben tener más de 18 años y al momento de efectuar la denuncia, deben presentar el DNI.


Según la ley, tanto los funcionarios públicos como oficiales, están obligados a tomar la denuncia penal (no se trata de una exposición civil). En caso de negarse a hacerlo alegando que no le corresponde, se recomienda recordarles que están obligados a hacerlo puesto que la Ley 14.346 es una norma nacional.


Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Denunciaron maltrato a perros en Quines y en Juana Koslay

Solos y desamparados. Luego de que los rescataran, la Municipalidad de Quines brindó elementos para sanarlos y desinfectarlos. Fotos: gentileza Comisaría de Quines.

La intolerancia al maltrato animal cada vez toma más fuerza. La gente ya no hace oídos sordos, a la hora de animarse a denunciar las vejaciones que sufren los pequeños de cuatro patas. Eso ocurrió esta semana en dos localidades de la provincia. En Juana koslay, la Policía allanó un domicilio en donde presuntamente había un galgo muerto y otros animales en mal estado. En la Comisaría Quinta afirmaron que no encontraron pruebas del reclamo, sin embargo los proteccionistas dicen que hasta tienen fotos de que  el cuerpo estaba en el fondo de la vivienda. El otro episodio sucedió cuando la Policía de Quines, alertada por un llamado anónimo, entró a rescatar a tres perros atados al rayo del sol, lastimados, sin comida ni agua desde hacía tres días. Estaban en el patio de una mujer que, según los vecinos,  salió de vacaciones y aún no vuelve.


“Yo me enteré de los galgos por las redes sociales, cuando el perro que murió aún estaba vivo. Entonces con unas protectoras independientes fuimos al lugar, una casa en Juana Koslay, y sacamos fotos. Había dos galgos (uno muerto), dos mestizos y un pitbull en condiciones deterioradas. De ahí una de las chicas realizó la denuncia en la Comisaría Quinta”, contó la proteccionista Elsa Palma. Cuando llegaron a la dirección y procedieron al allanamiento, el escenario, expresó Palma,  no era el mismo. Había sólo dos galgos y el cuerpo ya no estaba. “El dueño se llevó al perro muerto al fondo, antes de que llegara la Policía. Yo misma lo vi, y como también fui testigo del allanamiento se lo dije al encargado del operativo. Me contestó que  no podían avanzar más, porque hasta cierto tramo llegaba la propiedad”.


Palma sostuvo que toda la actividad conformó un “falso allanamiento”, porque entre otras cosas, la Policía informó a la jueza que los animales estaban con comida y agua, y eso, apuntó, nunca existió. Además dijo que la policía hablaba de la actividad “galguera”, con el dueño de la casa , con complicidad y simpatía.


“A la jueza le mintieron todo el tiempo, por eso me presenté hoy (por ayer) al Juzgado Contravencional. Virginia Palacios tomó nota de mi declaración, que acompañé con las pruebas”, finalizó.


Consultado sobre el allanamiento, el subcomisario de la Comisaría Quinta, Cristian Sosa, afirmó que no encontraron ningún perro malherido, ni situación fuera de lugar. “Contamos con veterinarios y estaba todo bien”, resaltó.


En Quines el allanamiento  tuvo otro final, y hasta feliz. “Cuando llegamos al domicilio denunciado al 101, por alguien que no quiso dar el nombre, golpeamos la puerta a más no poder y no hubo respuesta. Entonces fuimos a hablar con una vecina que nos permitió mirar de su patio, al patio donde estaban los perros”, contó el principal Cristian Gaudina. Lo que observaron fue desolador, sin sombra y bajo temperaturas extremas,  había una perra debajo de una mesa de madera con un alambre en el cuello, a un costado su cachorro y en otro extremo un perro adulto atado a unos matorrales , con la pata pelada. No había comida ni agua.


“Según los vecinos llevaban tres días así. Piensan que su dueña, que es de Santa Fe, está de vacaciones”, explicó Gaudina, que luego de ver con sus compañeros a los caninos, pidió permiso para sacarlos del predio y llevarlos bajo el resguardo a la comisaría de Quines. “La Municipalidad nos brindó pipetas, elementos para curarlos y una bolsa de alimento. Son tan buenos y cariñosos que ya nos encariñamos”.


A su vuelta, además de no encontrar a sus perros, la dueña será notificada por una contravención. Tendrá que presentarse al juzgado para recibir una multa o sanción por su mala conducta. El juez definirá si recupera o no a los animales.


Marcha por la muerte de "Chocolate"

La muerte de “Chocolate”, un pequeño perro de tres meses que murió luego de que lo despellejaran vivo en Córdoba,  movilizó a gran parte del país. La bronca que generó la brutalidad,  llevó a proteccionistas de varios puntos  a organizar marchas. Este sábado le toca a San Luis. La caminata arrancará a las 20 en plaza Pringles con dirección a la Legislatura. Palma, que es una de las organizadoras, pidió basta al maltrato, en todas sus formas.


Cómo denunciar


La Ley 14.346 de "Protección de los animales" establece penas para las personas que maltratan o hacen víctimas de actos de crueldad a ciertas especies de animales y los reprime con prisión de quince días a un año. Al tratarse de una norma penal, toda persona mayor de 18 años puede realizar la denuncia y los oficiales de la ley deben actuar de oficio.  Para hacerlo deben tener más de 18 años y al momento de efectuar la denuncia, deben presentar el DNI.


Según la ley, tanto los funcionarios públicos como oficiales, están obligados a tomar la denuncia penal (no se trata de una exposición civil). En caso de negarse a hacerlo alegando que no le corresponde, se recomienda recordarles que están obligados a hacerlo puesto que la Ley 14.346 es una norma nacional.


Logín