eldiariodelarepublica.com
Los incendios destruyeron cerca de 60 mil hectáreas

Escuchanos EN VIVO!

Escuchanos EN VIVO!
X

Los incendios destruyeron cerca de 60 mil hectáreas

San Martín y Paso Grande fueron las localidades más afectadas. La medición fue satelital. El cálculo lo hizo el programa Biodiversidad del Ministerio de Medio Ambiente.

Parece un paisaje de otro planeta. Desértico, seco y arruinado. Pero es la imagen de un campo en el departamento San Martín, corazón puntano. Como esa foto hay cientas y de cualquier distrito, porque los incendios de los últimos días aniquilaron flora, fauna y recursos privados y públicos de distintas partes de la provincia. Por eso el Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción, a cargo de Sergio Freixes, realizó un primer cálculo del terreno afectado por las llamas y el número impacta: el fuego devoró 59.487 hectáreas. El análisis se realizó mediante imágenes y mediciones satelitales.

La cifra no incluye los campos arrasados durante los siniestros en cercanías a La Huertita, Toro Negro y El Talita, localidades que no pudieron ser observadas porque entre lunes y martes la nubosidad impidió que el satélite tomara las fotografías.

Según los cálculos del Programa Biodiversidad, las localidades más perjudicadas por el fuego fueron San Martín y Paso Grande con 12.000 y 11.000 hectáreas respectivamente. Y la suma entre Santa Rosa del Conlara y Bajo de Véliz arrojó un total de 10.000 hectáreas. El organismo también subrayó que hubo grandes focos de incendio en cercanías a las ciudades de La Punta y San Luis.

A la hora de analizar la flora que se perdió por la quemazón, la cartera medioambiental afirmó que el bosque nativo (con especies autóctonas) fue lo más perjudicado con un 63 por ciento de pérdidas, seguido por los pastizales con arbustos en un 32 por ciento. En pastizal en altura sólo se quemó un 3 por ciento y el pastizal común un 2 por ciento.

Pero las especies arbóreas no fueron las únicas perjudicadas. Para el organismo estatal también se perdió mucha fauna autóctona, aunque eso es difícil de contabilizar.

De todos modos la cartera medioambiental buscará conocer a fondo el daño sobre la flora y para ello profundizarán las recorridas terrestres que ya comenzaron.

Otro aspecto que estudiarán a fondo será el tiempo que demandará la recuperación de aquellas especies que quedaron en cenizas. El siniestro fue enorme y en esa medida irán las pérdidas. 

Por otro lado ya arrancó el estudio sobre la cantidad de kilómetros de cable y los daños que padeció el tendido de fibra óptica que provee internet a los distintos departamentos sanluiseños.

Un dato que formará parte de la lista de bienes destruidos será la cantidad de postes de tendido eléctrico que consumió el fuego.

"Hubo recorridas terrestres para ver el estado de los campos en La Punta  y cercanías a la ciudad de San Luis. También lo haremos en otras zonas porque no sólo evaluaremos las imágenes satelitales, queremos estudiar los daños mediante las recorridas", explicó la jefa del Programa Biodiversidad, Victoria Marini.

"Con las imágenes satelitales podemos revisar el antes y el después del paso del fuego. Fue una suerte que llegara la lluvia, realmente ayudaron mucho. Ahora habrá que tener precaución porque si hay abundante lluvia puede impactar en el suelo, que ya no tiene su cobertura vegetal, entonces no contiene al agua. Y eso puede ocasionar deslizamientos y sedimientos que van hacia el río", advirtió la funcionaria.

"Para determinar el impacto, sobre las pasturas y bosque nativo hay que realizar un estudio a largo plazo y salir al campo. Pero hay que considerar que no fue un fuego superficial. Había mucho viento y las especies se consumieron rápido. Llevará tiempo recuperar todo eso", aseguró Marini.

"El cálculo sobre las hectáreas quemadas dan cuenta de la magnitud del fuego. En cuanto se pueda veremos las imágenes de las zonas que faltan contabilizar", sostuvo la funcionaria.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
¿TE GUSTÓ LA NOTA?
TAGS
COMENTARIOS

Los incendios destruyeron cerca de 60 mil hectáreas

San Martín y Paso Grande fueron las localidades más afectadas. La medición fue satelital. El cálculo lo hizo el programa Biodiversidad del Ministerio de Medio Ambiente.

Cenizas y destrucción. Bomberos trabajan en una zona cercana a la maternidad "Teresita Baigorria". Llevará tiempo determinar el daño causado por el fuego.

Parece un paisaje de otro planeta. Desértico, seco y arruinado. Pero es la imagen de un campo en el departamento San Martín, corazón puntano. Como esa foto hay cientas y de cualquier distrito, porque los incendios de los últimos días aniquilaron flora, fauna y recursos privados y públicos de distintas partes de la provincia. Por eso el Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción, a cargo de Sergio Freixes, realizó un primer cálculo del terreno afectado por las llamas y el número impacta: el fuego devoró 59.487 hectáreas. El análisis se realizó mediante imágenes y mediciones satelitales.

La cifra no incluye los campos arrasados durante los siniestros en cercanías a La Huertita, Toro Negro y El Talita, localidades que no pudieron ser observadas porque entre lunes y martes la nubosidad impidió que el satélite tomara las fotografías.

Según los cálculos del Programa Biodiversidad, las localidades más perjudicadas por el fuego fueron San Martín y Paso Grande con 12.000 y 11.000 hectáreas respectivamente. Y la suma entre Santa Rosa del Conlara y Bajo de Véliz arrojó un total de 10.000 hectáreas. El organismo también subrayó que hubo grandes focos de incendio en cercanías a las ciudades de La Punta y San Luis.

A la hora de analizar la flora que se perdió por la quemazón, la cartera medioambiental afirmó que el bosque nativo (con especies autóctonas) fue lo más perjudicado con un 63 por ciento de pérdidas, seguido por los pastizales con arbustos en un 32 por ciento. En pastizal en altura sólo se quemó un 3 por ciento y el pastizal común un 2 por ciento.

Pero las especies arbóreas no fueron las únicas perjudicadas. Para el organismo estatal también se perdió mucha fauna autóctona, aunque eso es difícil de contabilizar.

De todos modos la cartera medioambiental buscará conocer a fondo el daño sobre la flora y para ello profundizarán las recorridas terrestres que ya comenzaron.

Otro aspecto que estudiarán a fondo será el tiempo que demandará la recuperación de aquellas especies que quedaron en cenizas. El siniestro fue enorme y en esa medida irán las pérdidas. 

Por otro lado ya arrancó el estudio sobre la cantidad de kilómetros de cable y los daños que padeció el tendido de fibra óptica que provee internet a los distintos departamentos sanluiseños.

Un dato que formará parte de la lista de bienes destruidos será la cantidad de postes de tendido eléctrico que consumió el fuego.

"Hubo recorridas terrestres para ver el estado de los campos en La Punta  y cercanías a la ciudad de San Luis. También lo haremos en otras zonas porque no sólo evaluaremos las imágenes satelitales, queremos estudiar los daños mediante las recorridas", explicó la jefa del Programa Biodiversidad, Victoria Marini.

"Con las imágenes satelitales podemos revisar el antes y el después del paso del fuego. Fue una suerte que llegara la lluvia, realmente ayudaron mucho. Ahora habrá que tener precaución porque si hay abundante lluvia puede impactar en el suelo, que ya no tiene su cobertura vegetal, entonces no contiene al agua. Y eso puede ocasionar deslizamientos y sedimientos que van hacia el río", advirtió la funcionaria.

"Para determinar el impacto, sobre las pasturas y bosque nativo hay que realizar un estudio a largo plazo y salir al campo. Pero hay que considerar que no fue un fuego superficial. Había mucho viento y las especies se consumieron rápido. Llevará tiempo recuperar todo eso", aseguró Marini.

"El cálculo sobre las hectáreas quemadas dan cuenta de la magnitud del fuego. En cuanto se pueda veremos las imágenes de las zonas que faltan contabilizar", sostuvo la funcionaria.

Logín