eldiariodelarepublica.com
Villa Mercedes: un nuevo comienzo lejos de la violencia de género

Escuchanos EN VIVO!
X

Villa Mercedes: un nuevo comienzo lejos de la violencia de género

Por Natalia Torres Villar


Con una voz muy jovial, Fabiana Calderón de 20 años, contó su experiencia de participar en los talleres de capacitación que dicta la Universidad Provincial de Oficios (UPrO) “Eva Perón” en Villa Mercedes.

Durante la semana de la mujer, El Diario publicará historias de superación y lucha contra la violencia de género


Sueña con la posibilidad de ser una de las seleccionadas para trabajar en el Parque la Pedrera. Fabiana es una de las 35 mujeres víctimas de violencia de género y mujeres trans (transexuales) discriminadas, que aceptó el desafío de superar su problema y pidió ayuda para lograrlo. Ahora comienza para ella una nueva etapa en su vida tratando de lograr la independencia económica.


La joven contó que se está capacitando en los talleres que se dictan sobre mantenimiento edilicio, que abarca desde electricidad a albañilería, plomería y soldadura.


“Yo, con veinte años, ya he hecho estas actividades, he trabajado en albañilería para poder criar a mis hijos. Tengo dos nenes chiquitos de 8 y 2 años y por ellos voy a seguir trabajando para poder sacarlos adelante”, dijo.


Fabiana contó que en los talleres se formó un grupo muy unido, que son muy compañeras y que los profesores las ayudan mucho: “Uno se siente con más confianza, porque sabemos que posiblemente podríamos tener un trabajo y eso es importante para nosotras”. Y agregó que al ser madre soltera se le hace muy difícil conseguir un trabajo en cualquier parte: “Si conseguimos un puesto en La Pedrera sería genial, pero si no es posible no importa, ya que lo que estamos aprendiendo nos va a servir igual”.



Marta, de 45 años, es una mujer que ha padecido la violencia, por eso es entendible que no quiso precisar su apellido, pero sí se animó a contar su experiencia en los talleres. Ella, al igual que Fabiana se está especializando en mantenimiento de edificios y espacios públicos.


Contó que todo este proceso ha sido espectacular, ya que es algo nuevo para ella. Dijo que se animó a aprender oficios que por lo general son realizados por hombres. Y que esta experiencia le permitió darse cuenta que nada es imposible para una mujer.


Marta señaló que es la primera vez en su vida que se dedica a realizar este tipo de trabajo, ser albañil o electricista, “ha sido una nueva experiencia y muy satisfactoria. Es muy interesante aprender, que te permitan ser autosuficiente”.


Otro de los casos es el de Pamela Oviedo, una joven de 23 años, madre soltera también de tres pequeños de 8, 5 y 4 años. Ella se capacita en mantenimiento de parques y jardinería. Indicó que se siente muy contenta de aprender un oficio nuevo que le permitirá tener una salida laboral estable. “Con lo que he aprendido hasta ahora, he podido realizar algunos trabajos que tienen que ver con la jardinería en casas particulares”.


Por último Stella Maris Ahumada de 49 años, también contó que se decidió por las capacitaciones de jardinería y parquización, ya que ella ya contaba con un poco de experiencia en este rubro. Señaló que espera poder quedar dentro del grupo de personas que van atrabajar en La Pedrera, y que por eso se esfuerza al máximo para aprender todo lo posible. Stella Maris dijo que le gustan mucho las plantas y que poder trabajar permanentemente con ellas, sería algo muy satisfactorio.


Nota del suplemento La Pedrera


Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Villa Mercedes: un nuevo comienzo lejos de la violencia de género


Con una voz muy jovial, Fabiana Calderón de 20 años, contó su experiencia de participar en los talleres de capacitación que dicta la Universidad Provincial de Oficios (UPrO) “Eva Perón” en Villa Mercedes.

Durante la semana de la mujer, El Diario publicará historias de superación y lucha contra la violencia de género


Sueña con la posibilidad de ser una de las seleccionadas para trabajar en el Parque la Pedrera. Fabiana es una de las 35 mujeres víctimas de violencia de género y mujeres trans (transexuales) discriminadas, que aceptó el desafío de superar su problema y pidió ayuda para lograrlo. Ahora comienza para ella una nueva etapa en su vida tratando de lograr la independencia económica.


La joven contó que se está capacitando en los talleres que se dictan sobre mantenimiento edilicio, que abarca desde electricidad a albañilería, plomería y soldadura.


“Yo, con veinte años, ya he hecho estas actividades, he trabajado en albañilería para poder criar a mis hijos. Tengo dos nenes chiquitos de 8 y 2 años y por ellos voy a seguir trabajando para poder sacarlos adelante”, dijo.


Fabiana contó que en los talleres se formó un grupo muy unido, que son muy compañeras y que los profesores las ayudan mucho: “Uno se siente con más confianza, porque sabemos que posiblemente podríamos tener un trabajo y eso es importante para nosotras”. Y agregó que al ser madre soltera se le hace muy difícil conseguir un trabajo en cualquier parte: “Si conseguimos un puesto en La Pedrera sería genial, pero si no es posible no importa, ya que lo que estamos aprendiendo nos va a servir igual”.



Marta, de 45 años, es una mujer que ha padecido la violencia, por eso es entendible que no quiso precisar su apellido, pero sí se animó a contar su experiencia en los talleres. Ella, al igual que Fabiana se está especializando en mantenimiento de edificios y espacios públicos.


Contó que todo este proceso ha sido espectacular, ya que es algo nuevo para ella. Dijo que se animó a aprender oficios que por lo general son realizados por hombres. Y que esta experiencia le permitió darse cuenta que nada es imposible para una mujer.


Marta señaló que es la primera vez en su vida que se dedica a realizar este tipo de trabajo, ser albañil o electricista, “ha sido una nueva experiencia y muy satisfactoria. Es muy interesante aprender, que te permitan ser autosuficiente”.


Otro de los casos es el de Pamela Oviedo, una joven de 23 años, madre soltera también de tres pequeños de 8, 5 y 4 años. Ella se capacita en mantenimiento de parques y jardinería. Indicó que se siente muy contenta de aprender un oficio nuevo que le permitirá tener una salida laboral estable. “Con lo que he aprendido hasta ahora, he podido realizar algunos trabajos que tienen que ver con la jardinería en casas particulares”.


Por último Stella Maris Ahumada de 49 años, también contó que se decidió por las capacitaciones de jardinería y parquización, ya que ella ya contaba con un poco de experiencia en este rubro. Señaló que espera poder quedar dentro del grupo de personas que van atrabajar en La Pedrera, y que por eso se esfuerza al máximo para aprender todo lo posible. Stella Maris dijo que le gustan mucho las plantas y que poder trabajar permanentemente con ellas, sería algo muy satisfactorio.


Nota del suplemento La Pedrera


Logín