eldiariodelarepublica.com
La Gendarmería sostiene que a Nisman lo mataron

Escuchanos EN VIVO!
X

La Gendarmería sostiene que a Nisman lo mataron

Así lo afirma el informe firmado ayer por los peritos de la fuerza, y que será entregado mañana al fiscal de la causa. Asegura que fueron dos hombres, y que al fiscal lo drogaron.

Los expertos de Gendarmería Nacional firmaron ayer el informe en el que establecen la forma en la que murió el fiscal Alberto Nisman, y sostuvieron la hipótesis de que fue un homicidio: que al fiscal lo mataron dos personas, que lo drogaron y lo golpearon. Ese documento se lo entregarán mañana al fiscal federal Eduardo Taiano, que está a cargo de la investigación.

Los involucrados insistieron en manejarse con extrema reserva, sobre todo teniendo en cuenta que la semana pasada, sin que hubiera nada firmado, se filtró que la conclusión hablaría de un homicidio donde participaron dos personas que drogaron con ketamina para doblegar su voluntad (no esté aclarada la cantidad ni cómo le habría sido suministrada) y le dispararon al fiscal, haciendo creer que se trató de un suicidio.

Según aseguraron fuentes judiciales el informe, que tendría unas 500 páginas, será entregado oficialmente a Taiano, quien enviará una copia al juez Julián Ercolini.

Los trascendidos indicaban que las conclusiones oficiales de Gendarmería, descartando la hipótesis de un suicidio, iban a ser acompañadas por las querellas que representan a las hijas y a la madre de Nisman, Sara Garfunkel. Los asesores del técnico informático Diego Lagomarsino iban a firmar aparte su propia versión en torno a una muerte autoinducida.

La reunión de la Junta Interdisciplinaria se realizó en el edificio Centinela, sede de la Gendarmería. Allí, según informó el diario "La Nación", los peritos de las partes evaluaron lo que sucedió en la recreación de la muerte de Nisman, que se hizo la semana pasada.

Los expertos debatieron también sobre distintas pruebas como la falta de pólvora en las manos del fiscal, la ketamina hallada en el cuerpo de Nisman (antes no descubierta), la llamada "autopsia psicológica" o la manipulación del celular y las computadoras, todas sostenidas por la querella como indicadores de que la muerte fue, en realidad, un magnicidio.

Tras el informe de la Gendarmería que se inclina por la hipótesis del homicidio, se espera que los peritos de la defensa de Lagomarsino —quien le prestó a Nisman el arma de la cual salió el balazo que lo mató—, no acompañen esa visión y den su interpretación que apunta a un suicidio, en coincidencia con lo que habían postulado los peritos de la Corte Suprema en una junta médica.

El fiscal Taiano explicó que se hicieron dos juntas de expertos: una médica y otra criminalística. Ninguna pudo aproximarse a la causa de la muerte de Nisman. Esta junta fue pedida con insistencia por la querella que representa a las hijas de Nisman y a la jueza Sandra Arroyo Salgado (su ex mujer), y finalmente fue ordenada por el juez Ercolini y Taiano.

La causa intenta dar respuestas a lo que sucedió en el edificio Le Parc, de Puerto Madero, donde vivía el fiscal de la UFI AMIA, que el 14 de enero de 2015 había denunciado a la entonces presidenta Cristina Fernández por encubrir a Irán en el ataque a la mutual judía.

El domingo 18 de enero de 2015, el cadáver de Nisman fue hallado en el baño del departamento con un tiro en la cabeza, que había salido del arma que le había prestado el día anterior el técnico Lagomarsino.

 

Cómo sigue la causa

El juez y el fiscal deberán decidir si una vez concluidos los debates promueven la realización de una "reconstrucción", ya no con sentido experimental sino con valor procesal, en el mismo baño de la Torre Le Parc, de Puerto Madero, en el que apareció muerto Nisman.

Para que una reconstrucción sea posible, el juez y el fiscal deberán solicitar el permiso del dueño del departamento B, del piso 13, de la torre Boulevard del complejo Le Parc, que está alquilado.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

La Gendarmería sostiene que a Nisman lo mataron

Así lo afirma el informe firmado ayer por los peritos de la fuerza, y que será entregado mañana al fiscal de la causa. Asegura que fueron dos hombres, y que al fiscal lo drogaron.

Hipótesis firme. Para la Gendarmería, Nisman fue asesinado.

Los expertos de Gendarmería Nacional firmaron ayer el informe en el que establecen la forma en la que murió el fiscal Alberto Nisman, y sostuvieron la hipótesis de que fue un homicidio: que al fiscal lo mataron dos personas, que lo drogaron y lo golpearon. Ese documento se lo entregarán mañana al fiscal federal Eduardo Taiano, que está a cargo de la investigación.

Los involucrados insistieron en manejarse con extrema reserva, sobre todo teniendo en cuenta que la semana pasada, sin que hubiera nada firmado, se filtró que la conclusión hablaría de un homicidio donde participaron dos personas que drogaron con ketamina para doblegar su voluntad (no esté aclarada la cantidad ni cómo le habría sido suministrada) y le dispararon al fiscal, haciendo creer que se trató de un suicidio.

Según aseguraron fuentes judiciales el informe, que tendría unas 500 páginas, será entregado oficialmente a Taiano, quien enviará una copia al juez Julián Ercolini.

Los trascendidos indicaban que las conclusiones oficiales de Gendarmería, descartando la hipótesis de un suicidio, iban a ser acompañadas por las querellas que representan a las hijas y a la madre de Nisman, Sara Garfunkel. Los asesores del técnico informático Diego Lagomarsino iban a firmar aparte su propia versión en torno a una muerte autoinducida.

La reunión de la Junta Interdisciplinaria se realizó en el edificio Centinela, sede de la Gendarmería. Allí, según informó el diario "La Nación", los peritos de las partes evaluaron lo que sucedió en la recreación de la muerte de Nisman, que se hizo la semana pasada.

Los expertos debatieron también sobre distintas pruebas como la falta de pólvora en las manos del fiscal, la ketamina hallada en el cuerpo de Nisman (antes no descubierta), la llamada "autopsia psicológica" o la manipulación del celular y las computadoras, todas sostenidas por la querella como indicadores de que la muerte fue, en realidad, un magnicidio.

Tras el informe de la Gendarmería que se inclina por la hipótesis del homicidio, se espera que los peritos de la defensa de Lagomarsino —quien le prestó a Nisman el arma de la cual salió el balazo que lo mató—, no acompañen esa visión y den su interpretación que apunta a un suicidio, en coincidencia con lo que habían postulado los peritos de la Corte Suprema en una junta médica.

El fiscal Taiano explicó que se hicieron dos juntas de expertos: una médica y otra criminalística. Ninguna pudo aproximarse a la causa de la muerte de Nisman. Esta junta fue pedida con insistencia por la querella que representa a las hijas de Nisman y a la jueza Sandra Arroyo Salgado (su ex mujer), y finalmente fue ordenada por el juez Ercolini y Taiano.

La causa intenta dar respuestas a lo que sucedió en el edificio Le Parc, de Puerto Madero, donde vivía el fiscal de la UFI AMIA, que el 14 de enero de 2015 había denunciado a la entonces presidenta Cristina Fernández por encubrir a Irán en el ataque a la mutual judía.

El domingo 18 de enero de 2015, el cadáver de Nisman fue hallado en el baño del departamento con un tiro en la cabeza, que había salido del arma que le había prestado el día anterior el técnico Lagomarsino.

 

Cómo sigue la causa

El juez y el fiscal deberán decidir si una vez concluidos los debates promueven la realización de una "reconstrucción", ya no con sentido experimental sino con valor procesal, en el mismo baño de la Torre Le Parc, de Puerto Madero, en el que apareció muerto Nisman.

Para que una reconstrucción sea posible, el juez y el fiscal deberán solicitar el permiso del dueño del departamento B, del piso 13, de la torre Boulevard del complejo Le Parc, que está alquilado.

Logín