eldiariodelarepublica.com
Salta: 10 mil evacuados por la crecida del río Pilcomayo

Escuchanos EN VIVO!
X

Salta: 10 mil evacuados por la crecida del río Pilcomayo

Son habitantes de Santa Victoria del Este y otros pueblos de la zona. Los trasladan hacia Tartagal. 

El Gobierno de Salta dispuso un protocolo de emergencia para evacuar a las diez mil personas que viven en Santa Victoria Este y pueblos de la zona, por la crecida del río Pilcomayo.

 Las torrenciales lluvias que vienen azotando el norte de Salta, el sur de Bolivia, y parte de Paraguay, hicieron que el río esté por alcanzar su máximo pico histórico de caudal en las próximas horas.

Este viernes por la mañana empezaron a llegar los vecinos y por la tarde y noche esperaban a los demás en Tartajal. “Tenemos mucha experiencia en esto por el alud del 2009”, le dijo al diario El Tribuno el secretario de Servicio Público de Tartagal, Miguel Parra.

Una de las mujeres que dejó Santa Victoria no perdió la fe: “Todavía queda mucha gente, están ayudando y cuidando nuestras cosas. Ojalá el río nos dé una esperanza de no perder todo”.

 Patricio, un remisero de Tartagal, trabajó para traer vecinos desde el sector afectado por el agua: “Está casi intransitable lo que demuestra lo mal que la está pasando esta gente. Hay que ayudar y solidarizarnos con ellos", dijo y dio el ejemplo.

 NA

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Salta: 10 mil evacuados por la crecida del río Pilcomayo

Son habitantes de Santa Victoria del Este y otros pueblos de la zona. Los trasladan hacia Tartagal. 

Escapan del agua. Fotos: Télam. 

El Gobierno de Salta dispuso un protocolo de emergencia para evacuar a las diez mil personas que viven en Santa Victoria Este y pueblos de la zona, por la crecida del río Pilcomayo.

 Las torrenciales lluvias que vienen azotando el norte de Salta, el sur de Bolivia, y parte de Paraguay, hicieron que el río esté por alcanzar su máximo pico histórico de caudal en las próximas horas.

Este viernes por la mañana empezaron a llegar los vecinos y por la tarde y noche esperaban a los demás en Tartajal. “Tenemos mucha experiencia en esto por el alud del 2009”, le dijo al diario El Tribuno el secretario de Servicio Público de Tartagal, Miguel Parra.

Una de las mujeres que dejó Santa Victoria no perdió la fe: “Todavía queda mucha gente, están ayudando y cuidando nuestras cosas. Ojalá el río nos dé una esperanza de no perder todo”.

 Patricio, un remisero de Tartagal, trabajó para traer vecinos desde el sector afectado por el agua: “Está casi intransitable lo que demuestra lo mal que la está pasando esta gente. Hay que ayudar y solidarizarnos con ellos", dijo y dio el ejemplo.

 NA

Logín