eldiariodelarepublica.com
La Municipalidad de Villa Mercedes destruyó 250 caños de escapes libres

Escuchanos EN VIVO!
X

La Municipalidad de Villa Mercedes destruyó 250 caños de escapes libres

Todavía quedan cientos en el depósito de la comuna que los secuestra para evitar contaminación sonora.

De aquellos escapes libres que estaban al resguardo en el Depósito Vehicular de la Municipalidad sólo quedaron restos. Los doscientos cincuenta tubos de todos los tamaños y colores fueron secuestrados entre el 2011 y el año pasado. Ayer, la Comuna dio la orden para destruirlos, tarea que estuvo a cargo de una máquina a rodillo. 

La medida, según el Ejecutivo, pretende concientizar a los vecinos sobre la contaminación sonora que generan estos accesorios. 

El lugar elegido para la compactación fue el kilómetro 698 de la colectora norte, a pocos pasos del predio de la fábrica Vial Word. Fabricio Mena, coordinador de Seguridad Vial, explicó que eligieron un sector fuera del ejido urbano, por las vibraciones que ocasiona la máquina, "ya que podría afectar alguna estructura de la ciudad".

Es la segunda vez que el Municipio toma la iniciativa. En la primera oportunidad fueron setenta y cuatro caños de escape que estaban adaptados para diferentes tipos de motocicletas, principalmente las conocidas como "cilindradas". 

"Esperamos tener los oficios que libró la juez de Faltas para poder hacerlo. Algunos de los caños están en el galpón municipal desde hace algunos años", añadió Mena.

A su vez señaló que todavía quedan muchos más por destruir. En lo que va del 2018 secuestraron cerca de ochocientas motocicletas de las cuales el noventa por ciento fueron por estar adulteradas. Mientras que el otro pequeño porcentaje es por no contar con los papeles. 

Jorge Rodríguez, subsecretario de Control Urbano, una de las áreas que encabeza los operativos de seguridad vial, señaló que los secuestros se realizan durante la semana y sobre todo los viernes, sábados y domingos.

Rodríguez explicó cómo actúan las patrullas: "Cuando los inspectores detectan que un conductor va en falta,  como por ejemplo que no lleva casco, también se controla que tenga la moto en condiciones. Una vez que se comprueba que tiene alguna de las partes adulteradas, se le retiene el rodado y se le notifica a la juez de Faltas. Al momento de ir a buscar el vehículo, tiene que cambiar sí o sí el caño por uno que esté permitido", dijo.  

A pesar de que son objetos muy costosos (suelen valer entre mil y cinco mil pesos, dependiendo del modelo), la gente los adquiere y los coloca sin problemas y cada vez son más los motociclistas que optan por este accesorio.

"Con esta actividad queremos mostrar y recalcar que está prohibido el uso  dentro de la ciudad, además que causan una gran molestia. Genera un gran impacto social", destacó el subsecretario. Por su parte, Mena recalcó que "los de tipo 'libre' sólo se pueden usar para realizar alguna actividad deportiva".

 La máquina tuvo que pasar al menos unas cuatro veces para que quedaran planos y perdieran todo rastro de vida útil. Los restos quedarán en el depósito comunal, donde van a parar las motocicletas o automóviles demorados.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

La Municipalidad de Villa Mercedes destruyó 250 caños de escapes libres

Todavía quedan cientos en el depósito de la comuna que los secuestra para evitar contaminación sonora.

Un minuto de silencio. La máquina pasó unas cuatro veces para asegurar la destrucción. Foto: Chiche Herrera. 

De aquellos escapes libres que estaban al resguardo en el Depósito Vehicular de la Municipalidad sólo quedaron restos. Los doscientos cincuenta tubos de todos los tamaños y colores fueron secuestrados entre el 2011 y el año pasado. Ayer, la Comuna dio la orden para destruirlos, tarea que estuvo a cargo de una máquina a rodillo. 

La medida, según el Ejecutivo, pretende concientizar a los vecinos sobre la contaminación sonora que generan estos accesorios. 

El lugar elegido para la compactación fue el kilómetro 698 de la colectora norte, a pocos pasos del predio de la fábrica Vial Word. Fabricio Mena, coordinador de Seguridad Vial, explicó que eligieron un sector fuera del ejido urbano, por las vibraciones que ocasiona la máquina, "ya que podría afectar alguna estructura de la ciudad".

Es la segunda vez que el Municipio toma la iniciativa. En la primera oportunidad fueron setenta y cuatro caños de escape que estaban adaptados para diferentes tipos de motocicletas, principalmente las conocidas como "cilindradas". 

"Esperamos tener los oficios que libró la juez de Faltas para poder hacerlo. Algunos de los caños están en el galpón municipal desde hace algunos años", añadió Mena.

A su vez señaló que todavía quedan muchos más por destruir. En lo que va del 2018 secuestraron cerca de ochocientas motocicletas de las cuales el noventa por ciento fueron por estar adulteradas. Mientras que el otro pequeño porcentaje es por no contar con los papeles. 

Jorge Rodríguez, subsecretario de Control Urbano, una de las áreas que encabeza los operativos de seguridad vial, señaló que los secuestros se realizan durante la semana y sobre todo los viernes, sábados y domingos.

Rodríguez explicó cómo actúan las patrullas: "Cuando los inspectores detectan que un conductor va en falta,  como por ejemplo que no lleva casco, también se controla que tenga la moto en condiciones. Una vez que se comprueba que tiene alguna de las partes adulteradas, se le retiene el rodado y se le notifica a la juez de Faltas. Al momento de ir a buscar el vehículo, tiene que cambiar sí o sí el caño por uno que esté permitido", dijo.  

A pesar de que son objetos muy costosos (suelen valer entre mil y cinco mil pesos, dependiendo del modelo), la gente los adquiere y los coloca sin problemas y cada vez son más los motociclistas que optan por este accesorio.

"Con esta actividad queremos mostrar y recalcar que está prohibido el uso  dentro de la ciudad, además que causan una gran molestia. Genera un gran impacto social", destacó el subsecretario. Por su parte, Mena recalcó que "los de tipo 'libre' sólo se pueden usar para realizar alguna actividad deportiva".

 La máquina tuvo que pasar al menos unas cuatro veces para que quedaran planos y perdieran todo rastro de vida útil. Los restos quedarán en el depósito comunal, donde van a parar las motocicletas o automóviles demorados.

Logín