eldiariodelarepublica.com
San Luis voló alto para celebrar el Día Mundial del Medio Ambiente

Escuchanos EN VIVO!
X

San Luis voló alto para celebrar el Día Mundial del Medio Ambiente

foto
video

En la explanada del edificio Herradura, de Terrazas del Portezuelo, liberaron cuatro cardenales de pico colorado y plantaron un quebracho blanco, un manzano de campo, un algarrobo, un espinillo y una jarilla.

Alumnos del Centro Educativo "Causay", del Instituto "San Vicente" y de la Escuela Privada Generativa "Horizonte" llegaron este martes a las 10:30 con bufandas, camperas y celulares en mano a Terrazas de Portezuelo. Se dirigieron a la explanada de "La Herradura" para liberar cuatro cardenales, un águila mora y plantar los distintivos arboles autóctonos de la provincia con la ayuda de autoridades del Gobierno en conmemoración del Día Mundial del Medio Ambiente.

En el comienzo de la celebración la mayoría de los estudiantes,  acompañados de las profesoras, se colocaron detrás del cordón de piedra.

Otros se sentaron, con miradas de atención y sacaron sus teléfonos para tener un recuerdo digital del momento. Lucrecia Pedernera Bartolucci, jefa del Programa de Medio Ambiente, dio la bienvenida a los pequeños y a las 10:45 pidió silencio para que las aves que se encontraban en la jaula se calmaran. Les comentó que se celebraba el Día Mundial del Medio Ambiente y les explicó que debían protegerlas porque el planeta es la casa donde vivimos. Un alumno levantó la mano y respondió que es la "Pachamama". "Las aves tienen que vivir en libertad. No son mascotas. Los invito a la reserva 'Las Higueritas' donde pueden verlas. Ahora vamos hacer la plantación de un bosque de especies nativas para concientizar sobre el cuidado de la flora", dijo Pedernera Bartolucci.

La funcionaria pidió que cruzaran el cordón de piedra los alumnos que liberarían a los cardenales, que estaban en dos jaulas. Luz y Camila del "Horizonte"; Manuela y Matías del "Causay"; y tres pequeños del Instituto "San Vicente" levantaron el armazón, abrieron las puertas que las mantenía dentro de esa "cárcel" y de a uno los Cardenales comenzaron a volar. Tomaron la corriente de aire que las llevo en dirección a la cuidad.  Los demás alumnos desde el fondo filmaban y sacaban fotos de ese momento. 

Los chicos del "Causay" y del "Horizonte" subieron la lomada para liberar al águila mora que se encontraba en una jaula más grande, muy parecida a la de un perro. Luz y Camila con una actitud valiente, esperaron la orden y abrieron la entrada. El águila se hizo esperar a ese "show" y tardó unos segundos para comenzar a volar; al igual que los cardenales tomó la misma dirección y luego se dirigió hacia el Hito del Bicentenario. De fondo se escuchaban los aplausos y los gritos de los pequeños, maestros y funcionarios.

La próxima actividad fue plantar árboles de especies nativas, en grupos de tres alumnos. Todos respetaron los mismos pasos: abrir en dirección recta la bolsa que contenía la planta, colocarla en el orificio -cavado por los adultos- y sin sacarle el envoltorio la llenaron de tierra.

Utilizaron las palas y las manos. Sacaron el paquete y un alumno del "Causay", que tenía experiencia en estas tareas comentó que eso se hacía para que las raíces pudieran crecer. Colocaron un tutor, con un martillo lo enterraron y ataron la planta con un cinta celeste. Por último, colocaron letreros de madera que decían: "jarilla", "algarrobo", "espinilla", "manzano de campo" y "quebracho blanco".

Los aplausos se volvieron a escuchar y los alumnos comenzaron a retirarse del lugar. Pedermera Bartolucci dijo que realizan este tipo de actividad porque los chicos son los que transmiten de mejor manera el mensaje y ayudan a los adultos a tomar conciencia sobre el cuidado del medio ambiente. Rodrigo y Luciano del "Horizonte" explicaron que en su escuela tienen una huerta. "La  intención es enseñarle a los más pequeños a producir y cuidar el suelo. También reciclamos materiales y hacemos manualidades", explico Rodrigo. 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

San Luis voló alto para celebrar el Día Mundial del Medio Ambiente

En la explanada del edificio Herradura, de Terrazas del Portezuelo, liberaron cuatro cardenales de pico colorado y plantaron un quebracho blanco, un manzano de campo, un algarrobo, un espinillo y una jarilla.

Alumnos del Centro Educativo “Causay”, “San Vicente” y la Escuela Privada Generativa “Horizonte” compartieron la liberación y ayudaron en las plantaciones al Ministerio de de Medio Ambiente, Campo y Producción. Fotos: Martín Gómez. Video: Marina Balbo. 

Alumnos del Centro Educativo "Causay", del Instituto "San Vicente" y de la Escuela Privada Generativa "Horizonte" llegaron este martes a las 10:30 con bufandas, camperas y celulares en mano a Terrazas de Portezuelo. Se dirigieron a la explanada de "La Herradura" para liberar cuatro cardenales, un águila mora y plantar los distintivos arboles autóctonos de la provincia con la ayuda de autoridades del Gobierno en conmemoración del Día Mundial del Medio Ambiente.

En el comienzo de la celebración la mayoría de los estudiantes,  acompañados de las profesoras, se colocaron detrás del cordón de piedra.

Otros se sentaron, con miradas de atención y sacaron sus teléfonos para tener un recuerdo digital del momento. Lucrecia Pedernera Bartolucci, jefa del Programa de Medio Ambiente, dio la bienvenida a los pequeños y a las 10:45 pidió silencio para que las aves que se encontraban en la jaula se calmaran. Les comentó que se celebraba el Día Mundial del Medio Ambiente y les explicó que debían protegerlas porque el planeta es la casa donde vivimos. Un alumno levantó la mano y respondió que es la "Pachamama". "Las aves tienen que vivir en libertad. No son mascotas. Los invito a la reserva 'Las Higueritas' donde pueden verlas. Ahora vamos hacer la plantación de un bosque de especies nativas para concientizar sobre el cuidado de la flora", dijo Pedernera Bartolucci.

La funcionaria pidió que cruzaran el cordón de piedra los alumnos que liberarían a los cardenales, que estaban en dos jaulas. Luz y Camila del "Horizonte"; Manuela y Matías del "Causay"; y tres pequeños del Instituto "San Vicente" levantaron el armazón, abrieron las puertas que las mantenía dentro de esa "cárcel" y de a uno los Cardenales comenzaron a volar. Tomaron la corriente de aire que las llevo en dirección a la cuidad.  Los demás alumnos desde el fondo filmaban y sacaban fotos de ese momento. 

Los chicos del "Causay" y del "Horizonte" subieron la lomada para liberar al águila mora que se encontraba en una jaula más grande, muy parecida a la de un perro. Luz y Camila con una actitud valiente, esperaron la orden y abrieron la entrada. El águila se hizo esperar a ese "show" y tardó unos segundos para comenzar a volar; al igual que los cardenales tomó la misma dirección y luego se dirigió hacia el Hito del Bicentenario. De fondo se escuchaban los aplausos y los gritos de los pequeños, maestros y funcionarios.

La próxima actividad fue plantar árboles de especies nativas, en grupos de tres alumnos. Todos respetaron los mismos pasos: abrir en dirección recta la bolsa que contenía la planta, colocarla en el orificio -cavado por los adultos- y sin sacarle el envoltorio la llenaron de tierra.

Utilizaron las palas y las manos. Sacaron el paquete y un alumno del "Causay", que tenía experiencia en estas tareas comentó que eso se hacía para que las raíces pudieran crecer. Colocaron un tutor, con un martillo lo enterraron y ataron la planta con un cinta celeste. Por último, colocaron letreros de madera que decían: "jarilla", "algarrobo", "espinilla", "manzano de campo" y "quebracho blanco".

Los aplausos se volvieron a escuchar y los alumnos comenzaron a retirarse del lugar. Pedermera Bartolucci dijo que realizan este tipo de actividad porque los chicos son los que transmiten de mejor manera el mensaje y ayudan a los adultos a tomar conciencia sobre el cuidado del medio ambiente. Rodrigo y Luciano del "Horizonte" explicaron que en su escuela tienen una huerta. "La  intención es enseñarle a los más pequeños a producir y cuidar el suelo. También reciclamos materiales y hacemos manualidades", explico Rodrigo. 

Logín