eldiariodelarepublica.com
Caso Bolotti: la familia afirma que la investigación va lenta

Escuchanos EN VIVO!
X

Caso Bolotti: la familia afirma que la investigación va lenta

La madre del muchacho dice, además, que hay medidas que la Justicia "no ha hecho o ha hecho a medias".

En una semana se cumplirá un año de que Lucas Bolotti, un joven de 24 años con capacidades diferentes, desapareciera del loteo de Papagayos en el que su mamá Estela Vicondoa y su padrastro levantan una casa de descanso. Y, según afirman Estela y su abogada, Mariana Marraco, la investigación que lleva adelante la Justicia de Concarán avanza muy lento. Recién el mes pasado les extrajeron a los padres del muchacho las muestras para hacer cotejo de ADN con sogas encontradas durante un allanamiento y con otros hisopados tomados el año pasado, contó Marraco.

“Yo, como mamá, estoy muerta –confió Estela–. Si usted me pregunta qué quiero, quiero abrazarlo y que esté bien. Que esté vivo. Que este tiempo haya estado en una burbuja de cristal, y que ni siquiera se acuerde de que no estuvo con nosotros. Que esté intacto. No sé qué le pasó, no sé quién pudo ser tan perverso como para llevárselo de nuestro lado. La esperanza está. A veces uno no sabe si la esperanza es una tontera propia o lo único que tenemos para tratar de sobrevivir. Pero lo cierto es que pasan los días, y no sabemos nada”, dijo anteayer en un contacto telefónico con este medio.

“Por lo que hemos podido ver en el expediente, hay por lo menos veinte cosas que no se han hecho, o que quedaron a medio hacer. Esperamos, por ejemplo, que la jueza (Penal de Concarán), Patricia Besso, vuelva a hacer el pedido a Interpol para la identificación de Lucas. Los datos que la jueza dio son muy pobres. Es muy difícil encontrar a una persona de la que sólo se dijo que tiene un retraso madurativo y que tiene dos cicatrices, que no se ven si está vestido. No habló de peso, de color de pelo, de color de ojos, de características físicas”, enumeró Vicondoa.

Pidieron que identifiquen a dos personas

“Hay muchas cosas que son hasta groseras –continuó– actas firmadas por policías que dijeron ‘blanco’, y, dos días después, ‘negro’. Y la Justicia ha tomado esto como normal (…) Ojalá ahora que ha habido cambio de autoridades –en referencia al nuevo ministro de Seguridad, Diego González, y el nuevo jefe de Policía, comisario general Fabricio Portela–, pueda en la Unidad Regional Tres sumarse a la investigación alguien que aporte otra visión”. 

La abogada Marraco abundó al respecto de la contradicción referida por Vicondoa, ya que se vincula con otro de los requerimientos que en su oportunidad hicieron, pero que, por el momento, no halló eco en las autoridades judiciales. Es la identificación de dos personas a las que, a través de las filmaciones, se ve el 19 de julio entrar en una moto pequeña a “El Recuerdo”, el loteo donde los Bolotti construyen su vivienda. Fue el día de la desaparición, el 19 de julio. “Aunque en Papagayos todos se conocen, la Policía no los pudo identificar”, lamentó la abogada, que supone que es gente del pueblo.

Al respecto, hubo contradicciones entre los efectivos y el dueño del predio. Comentó que los agentes dijeron que esas dos personas trabajaban para el propietario del terreno. Y éste, por su parte, aseguró que él no tenía empleados.

Según contó Marraco, la filmación –o las capturas del video– no son de buena calidad, por lo que no se puede ver claramente si se trata de jóvenes, por ejemplo. “Pedimos copia, pero nos las negaron. Según el informe policial, no se retiraron del predio, no informaron al respecto. En ese momento, había un solo ingreso vehicular. Por supuesto que pudieron salir por los alambrados, si estaban rotos en algún lugar, pero no debería ser así”, dijo.

Según la madre de Lucas, también hay medidas pedidas por el fiscal Carlos Leloutre que no se han concretado. “Por ejemplo, que sean citadas determinadas personas. Desconozco si es por falta de tiempo, porque la Justicia está sobrecargada, o por falta de recursos. Ojalá que no sea por falta de voluntad”, expresó. “Quizás están trabajando en otras cosas y nosotros no lo sabemos y estamos malinterpretando. No sé qué decir”, agregó.

Vicondoa refirió que está en permanente contacto con gente del Ministerio de Seguridad de la Nación, más específicamente, el área Búsqueda de Personas, que ayuda a cotejar datos. “Tampoco tenemos novedades desde ahí, y sigo preguntándome cómo puede ser que a mi hijo se lo haya tragado la tierra y nadie haya visto nada. Como familia, todo lo que nos está pasando es una locura”, expresó.

Marraco dijo que, a partir de las solicitudes que han formalizado, intentan que la causa tome el ritmo que desean. “Pero no hemos logrado que la Justicia haga lugar a los pedidos, a los planteos. El tema del ADN, por ejemplo, es algo que se podría haber hecho mucho antes, ya que hablamos de muestras encontradas en el primer mes de búsqueda de Lucas. No sabemos cuánto va a demorar esa prueba, ya que se necesita el permiso del Superior Tribunal de Justicia. Es un trámite que lleva tiempo”, consideró.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Caso Bolotti: la familia afirma que la investigación va lenta

La madre del muchacho dice, además, que hay medidas que la Justicia "no ha hecho o ha hecho a medias".

Rastrillajes. A Lucas lo han buscado por tierra y también en los espejos de agua de la zona. Foto: archivo.

En una semana se cumplirá un año de que Lucas Bolotti, un joven de 24 años con capacidades diferentes, desapareciera del loteo de Papagayos en el que su mamá Estela Vicondoa y su padrastro levantan una casa de descanso. Y, según afirman Estela y su abogada, Mariana Marraco, la investigación que lleva adelante la Justicia de Concarán avanza muy lento. Recién el mes pasado les extrajeron a los padres del muchacho las muestras para hacer cotejo de ADN con sogas encontradas durante un allanamiento y con otros hisopados tomados el año pasado, contó Marraco.

“Yo, como mamá, estoy muerta –confió Estela–. Si usted me pregunta qué quiero, quiero abrazarlo y que esté bien. Que esté vivo. Que este tiempo haya estado en una burbuja de cristal, y que ni siquiera se acuerde de que no estuvo con nosotros. Que esté intacto. No sé qué le pasó, no sé quién pudo ser tan perverso como para llevárselo de nuestro lado. La esperanza está. A veces uno no sabe si la esperanza es una tontera propia o lo único que tenemos para tratar de sobrevivir. Pero lo cierto es que pasan los días, y no sabemos nada”, dijo anteayer en un contacto telefónico con este medio.

“Por lo que hemos podido ver en el expediente, hay por lo menos veinte cosas que no se han hecho, o que quedaron a medio hacer. Esperamos, por ejemplo, que la jueza (Penal de Concarán), Patricia Besso, vuelva a hacer el pedido a Interpol para la identificación de Lucas. Los datos que la jueza dio son muy pobres. Es muy difícil encontrar a una persona de la que sólo se dijo que tiene un retraso madurativo y que tiene dos cicatrices, que no se ven si está vestido. No habló de peso, de color de pelo, de color de ojos, de características físicas”, enumeró Vicondoa.

Pidieron que identifiquen a dos personas

“Hay muchas cosas que son hasta groseras –continuó– actas firmadas por policías que dijeron ‘blanco’, y, dos días después, ‘negro’. Y la Justicia ha tomado esto como normal (…) Ojalá ahora que ha habido cambio de autoridades –en referencia al nuevo ministro de Seguridad, Diego González, y el nuevo jefe de Policía, comisario general Fabricio Portela–, pueda en la Unidad Regional Tres sumarse a la investigación alguien que aporte otra visión”. 

La abogada Marraco abundó al respecto de la contradicción referida por Vicondoa, ya que se vincula con otro de los requerimientos que en su oportunidad hicieron, pero que, por el momento, no halló eco en las autoridades judiciales. Es la identificación de dos personas a las que, a través de las filmaciones, se ve el 19 de julio entrar en una moto pequeña a “El Recuerdo”, el loteo donde los Bolotti construyen su vivienda. Fue el día de la desaparición, el 19 de julio. “Aunque en Papagayos todos se conocen, la Policía no los pudo identificar”, lamentó la abogada, que supone que es gente del pueblo.

Al respecto, hubo contradicciones entre los efectivos y el dueño del predio. Comentó que los agentes dijeron que esas dos personas trabajaban para el propietario del terreno. Y éste, por su parte, aseguró que él no tenía empleados.

Según contó Marraco, la filmación –o las capturas del video– no son de buena calidad, por lo que no se puede ver claramente si se trata de jóvenes, por ejemplo. “Pedimos copia, pero nos las negaron. Según el informe policial, no se retiraron del predio, no informaron al respecto. En ese momento, había un solo ingreso vehicular. Por supuesto que pudieron salir por los alambrados, si estaban rotos en algún lugar, pero no debería ser así”, dijo.

Según la madre de Lucas, también hay medidas pedidas por el fiscal Carlos Leloutre que no se han concretado. “Por ejemplo, que sean citadas determinadas personas. Desconozco si es por falta de tiempo, porque la Justicia está sobrecargada, o por falta de recursos. Ojalá que no sea por falta de voluntad”, expresó. “Quizás están trabajando en otras cosas y nosotros no lo sabemos y estamos malinterpretando. No sé qué decir”, agregó.

Vicondoa refirió que está en permanente contacto con gente del Ministerio de Seguridad de la Nación, más específicamente, el área Búsqueda de Personas, que ayuda a cotejar datos. “Tampoco tenemos novedades desde ahí, y sigo preguntándome cómo puede ser que a mi hijo se lo haya tragado la tierra y nadie haya visto nada. Como familia, todo lo que nos está pasando es una locura”, expresó.

Marraco dijo que, a partir de las solicitudes que han formalizado, intentan que la causa tome el ritmo que desean. “Pero no hemos logrado que la Justicia haga lugar a los pedidos, a los planteos. El tema del ADN, por ejemplo, es algo que se podría haber hecho mucho antes, ya que hablamos de muestras encontradas en el primer mes de búsqueda de Lucas. No sabemos cuánto va a demorar esa prueba, ya que se necesita el permiso del Superior Tribunal de Justicia. Es un trámite que lleva tiempo”, consideró.

Logín