eldiariodelarepublica.com
Senasa postergó otra vez la Resolución Nº 38

Escuchanos EN VIVO!
X

Senasa postergó otra vez la Resolución Nº 38

Por un nuevo pedido de San Luis, la Resolución Nº 38 que el Senasa aprobó en febrero de este año y pretende regular el movimiento de ganado en pie e imponer nuevas normas de control sanitario en la provincia, Córdoba, Entre Ríos, Buenos Aires, La Pampa y Santa Fe, fue postergada por otros 180 días por segunda vez.  
La nueva prórroga corre a partir de hoy, por lo que siguen sin entrar en vigencia los requisitos sanitarios que el ente establece en brucelosis y tuberculosis para autorizar los movimientos de bovinos y bubalinos. La primera postergación había sido aceptada el 15 de marzo por “cuestiones climáticas” (según la comunicación oficial de Senasa) por un lapso de 180 días, que vencieron ayer.
Según el análisis que realiza el ente nacional, las condiciones climáticas no han mejorado en estos seis meses sino que, por el contrario, han sido desfavorables; principalmente en la provincia de Buenos Aires, que se declaró en emergencia por las inundaciones.
Por eso el Senasa, que la semana pasada recibió a representantes de todas las provincias involucradas, considera que “dichas circunstancias climáticas desfavorables, alteran las condiciones necesarias para el adecuado movimiento de animales en las zonas afectadas, y entre esas regiones y el resto del territorio nacional”. De esta manera, la Resolución Nº 38 seguirá pendiente y se utilizará este lapso de seis meses para monitorear los sistemas productivos de las zonas afectadas.
San Luis fue desde el primer momento quien lideró la movida contra la resolución al observar que muchos productores, sobre todo los de pequeña escala, no estaban en condiciones de afrontar los gastos para cumplir con la normativa. Y además la infraestructura con la que cuentan la mayoría de las regiones del país no es la mejor. Por eso a través de Martín Rodríguez, el jefe del Programa Tecnificación y Producción Agropecuaria, fue quien llevó adelante las negociaciones, había propuesto una alternativa superadora que fue consensuada por todos los órganos que componen la Comisión Provincial de Sanidad Animal (Coprosa).
Se trata del Plan de Acción Sanitaria en Brucelosis y Tuberculosis que resulta más viable de aplicar por las condiciones que presenta San Luis. Este proyecto fue presentado el 13 de julio ante el Senasa para su evaluación. Luego, el 1º de setiembre, también lo conocieron las restantes provincias alcanzadas por la normativa.
Rodríguez afirmó que la provincia iniciará de manera particular el abordaje de brucelosis y tuberculosis a partir de la propuesta de la Coprosa.  San Luis propone las siguientes líneas de acción:
Para tuberculosis, la creación de un sistema de vigilancia epidemiológica para la determinación de prevalencia de la enfermedad con posteriores estrategias de control utilizando las plantas faenadoras. Estas tareas permiten determinar lesiones compatibles con la enfermedad y realizar abordajes en los establecimientos de origen de los animales afectados
En tanto que para combatir la brucelosis solicita que se convalide el Decreto Provincial Nº 4804/12 que controla el movimiento interno y externo de animales. Esa norma solicita certificación negativa a brucelosis para bovinos machos enteros, hembras mayores de 18 meses (con distintas exigencias para diferentes destinos propuestos por Coprosa), y caprinos machos y hembras mayores de seis meses. Además propone establecer un sistema de vigilancia epidemiológica en establecimientos con animales positivos a brucelosis.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Senasa postergó otra vez la Resolución Nº 38

Coprosa, el organismo sanitario analiza el pedido de San Luis. (ANSL)

Por un nuevo pedido de San Luis, la Resolución Nº 38 que el Senasa aprobó en febrero de este año y pretende regular el movimiento de ganado en pie e imponer nuevas normas de control sanitario en la provincia, Córdoba, Entre Ríos, Buenos Aires, La Pampa y Santa Fe, fue postergada por otros 180 días por segunda vez.  
La nueva prórroga corre a partir de hoy, por lo que siguen sin entrar en vigencia los requisitos sanitarios que el ente establece en brucelosis y tuberculosis para autorizar los movimientos de bovinos y bubalinos. La primera postergación había sido aceptada el 15 de marzo por “cuestiones climáticas” (según la comunicación oficial de Senasa) por un lapso de 180 días, que vencieron ayer.
Según el análisis que realiza el ente nacional, las condiciones climáticas no han mejorado en estos seis meses sino que, por el contrario, han sido desfavorables; principalmente en la provincia de Buenos Aires, que se declaró en emergencia por las inundaciones.
Por eso el Senasa, que la semana pasada recibió a representantes de todas las provincias involucradas, considera que “dichas circunstancias climáticas desfavorables, alteran las condiciones necesarias para el adecuado movimiento de animales en las zonas afectadas, y entre esas regiones y el resto del territorio nacional”. De esta manera, la Resolución Nº 38 seguirá pendiente y se utilizará este lapso de seis meses para monitorear los sistemas productivos de las zonas afectadas.
San Luis fue desde el primer momento quien lideró la movida contra la resolución al observar que muchos productores, sobre todo los de pequeña escala, no estaban en condiciones de afrontar los gastos para cumplir con la normativa. Y además la infraestructura con la que cuentan la mayoría de las regiones del país no es la mejor. Por eso a través de Martín Rodríguez, el jefe del Programa Tecnificación y Producción Agropecuaria, fue quien llevó adelante las negociaciones, había propuesto una alternativa superadora que fue consensuada por todos los órganos que componen la Comisión Provincial de Sanidad Animal (Coprosa).
Se trata del Plan de Acción Sanitaria en Brucelosis y Tuberculosis que resulta más viable de aplicar por las condiciones que presenta San Luis. Este proyecto fue presentado el 13 de julio ante el Senasa para su evaluación. Luego, el 1º de setiembre, también lo conocieron las restantes provincias alcanzadas por la normativa.
Rodríguez afirmó que la provincia iniciará de manera particular el abordaje de brucelosis y tuberculosis a partir de la propuesta de la Coprosa.  San Luis propone las siguientes líneas de acción:
Para tuberculosis, la creación de un sistema de vigilancia epidemiológica para la determinación de prevalencia de la enfermedad con posteriores estrategias de control utilizando las plantas faenadoras. Estas tareas permiten determinar lesiones compatibles con la enfermedad y realizar abordajes en los establecimientos de origen de los animales afectados
En tanto que para combatir la brucelosis solicita que se convalide el Decreto Provincial Nº 4804/12 que controla el movimiento interno y externo de animales. Esa norma solicita certificación negativa a brucelosis para bovinos machos enteros, hembras mayores de 18 meses (con distintas exigencias para diferentes destinos propuestos por Coprosa), y caprinos machos y hembras mayores de seis meses. Además propone establecer un sistema de vigilancia epidemiológica en establecimientos con animales positivos a brucelosis.

Logín