eldiariodelarepublica.com
Encontró 100 mil pesos en cheques y los devolvió

Escuchanos EN VIVO!
X

Encontró 100 mil pesos en cheques y los devolvió

Emilce Cortez trabaja en Transpuntano y encontró documentos perdidos en un colectivo.

“No me gusta hablar mucho”, arrancó la joven Emilce Cortez, una heroína para la puntana a quien le devolvió 100 mil pesos que había extraviado. La chica de 22 años trabaja hace tres años en Transpuntano, donde limpia los colectivos que están fuera de servicio. El martes o miércoles de la semana pasada, no recuerda bien, encontró una carpeta con todos los documentos. Y comenzó su odisea para encontrar a la víctima.

“Fui al colectivo porque sabía que no iba a salir. Eran las 14, entonces cuando empiezo a limpiar veo una carpeta en el tercer asiento individual. La reviso y encuentro documentación, certificado de discapacidad, estudios y papeles. No revise más”, explicó la trabajadora, cuyo turno es de 12 a 20. “Tengo una hermana discapacitada y sé por mi mamá que es remarla mucho para conseguir un certificado”, acotó sobre el apuro de encontrar ese material.

Cortez se dirigió a su mini oficina para encontrar el número de teléfono de esa persona. “Ahí encontré los dos cheques a nombre de la persona discapacitada. Estaban firmados y listos para cobrarlos. Uno era de 55 mil y el otro de 49 mil. Enseguida pensé que la señora se quería matar, que estaba rasguñando las paredes. Me desesperé porque capaz que le daba de baja a los cheques por la pérdida”, explicó.

Habían pasado tres horas y media, eran las 17:30 y aún no encontraba ninguna información. “Vi una billetera, la tarjeta verde del auto, un DNI y algo más. La mujer, en febrero, había hecho una denuncia porque le robaron los documentos del auto y ahora perdía todo otra vez”, comentó la joven.

Por eso, fue hasta la guardia y cotejaron datos. Buscaron en la guía la dirección de esta persona. Los datos del DNI y de libraco telefónico coincidían. Llamó a la señora y sostuvo que “a ella le volvió el alma al cuerpo”. “Mil gracias, te agradezco”, fueron la recompensa que recibió del otro lado de la línea. Emilce sintió que la señora dio todo por perdido.

La damnificada en media hora llegó a la sede de Transpuntano, en Ruta Nº 3 kilómetro 0,5. “Le dije que mirara toda la documentación, que yo no había revisado nada. Mi recompensa fue el agradecimiento, pero insistió con que me quedara 300 pesos que me ofrecía, me suplicó que me los quedara, que si tenía más en ese momento, me subía la plata. Yo no quería aceptarlo. Uno nunca sabe para qué necesita el dinero la otra persona, capaz que juntó para algo importante”, argumentó la trabajadora.

Los compañeros de trabajo de Transpuntano de la chica la felicitaron. Saben cómo se comporta Emilce a quienes conocen desde hace tres años.

“Cada día por medio encontrás cosas como teléfonos. Me quedo esperando los llamados o llamo yo mismo. Algunos tienen patrón de bloqueo y tengo que esperar. Me las rebusco para conseguir un contacto y poder devolverlo”, concluyó Emilce.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Encontró 100 mil pesos en cheques y los devolvió

Emilce Cortez trabaja en Transpuntano y encontró documentos perdidos en un colectivo.

Foto: Archivo/Facebook.

“No me gusta hablar mucho”, arrancó la joven Emilce Cortez, una heroína para la puntana a quien le devolvió 100 mil pesos que había extraviado. La chica de 22 años trabaja hace tres años en Transpuntano, donde limpia los colectivos que están fuera de servicio. El martes o miércoles de la semana pasada, no recuerda bien, encontró una carpeta con todos los documentos. Y comenzó su odisea para encontrar a la víctima.

“Fui al colectivo porque sabía que no iba a salir. Eran las 14, entonces cuando empiezo a limpiar veo una carpeta en el tercer asiento individual. La reviso y encuentro documentación, certificado de discapacidad, estudios y papeles. No revise más”, explicó la trabajadora, cuyo turno es de 12 a 20. “Tengo una hermana discapacitada y sé por mi mamá que es remarla mucho para conseguir un certificado”, acotó sobre el apuro de encontrar ese material.

Cortez se dirigió a su mini oficina para encontrar el número de teléfono de esa persona. “Ahí encontré los dos cheques a nombre de la persona discapacitada. Estaban firmados y listos para cobrarlos. Uno era de 55 mil y el otro de 49 mil. Enseguida pensé que la señora se quería matar, que estaba rasguñando las paredes. Me desesperé porque capaz que le daba de baja a los cheques por la pérdida”, explicó.

Habían pasado tres horas y media, eran las 17:30 y aún no encontraba ninguna información. “Vi una billetera, la tarjeta verde del auto, un DNI y algo más. La mujer, en febrero, había hecho una denuncia porque le robaron los documentos del auto y ahora perdía todo otra vez”, comentó la joven.

Por eso, fue hasta la guardia y cotejaron datos. Buscaron en la guía la dirección de esta persona. Los datos del DNI y de libraco telefónico coincidían. Llamó a la señora y sostuvo que “a ella le volvió el alma al cuerpo”. “Mil gracias, te agradezco”, fueron la recompensa que recibió del otro lado de la línea. Emilce sintió que la señora dio todo por perdido.

La damnificada en media hora llegó a la sede de Transpuntano, en Ruta Nº 3 kilómetro 0,5. “Le dije que mirara toda la documentación, que yo no había revisado nada. Mi recompensa fue el agradecimiento, pero insistió con que me quedara 300 pesos que me ofrecía, me suplicó que me los quedara, que si tenía más en ese momento, me subía la plata. Yo no quería aceptarlo. Uno nunca sabe para qué necesita el dinero la otra persona, capaz que juntó para algo importante”, argumentó la trabajadora.

Los compañeros de trabajo de Transpuntano de la chica la felicitaron. Saben cómo se comporta Emilce a quienes conocen desde hace tres años.

“Cada día por medio encontrás cosas como teléfonos. Me quedo esperando los llamados o llamo yo mismo. Algunos tienen patrón de bloqueo y tengo que esperar. Me las rebusco para conseguir un contacto y poder devolverlo”, concluyó Emilce.

Logín