eldiariodelarepublica.com
Puntanas por adopción

Escuchanos EN VIVO!
X

Puntanas por adopción

Por Nicolás Morente


San Luis las acompaña como madres, esposas, emprendedoras y hasta en la pasión de seguir ligadas al hockey. Así son las vidas de Soledad García y Mariana Camilloni en tierra puntana. Disfrutan de la gloria conseguida el fin de semana. Las “Lobitas” de GEPU vencieron por 4 a 3 a Andino de Mendoza y lograron el Campeonato Regional Centro Cuyo D de Hockey y el ansiado ascenso a la C. "Sole" fue elegida como la mejor jugadora del torneo, además de ser la goleadora. En tanto, Camilloni se destacó en su función de arquera. Ambas jugadoras se hicieron un lugar en su agenda personal y laboral, para realizar una producción especial para El Diario.



La vida en San Luis


“Este presente me encuentra relacionada al deporte. Llegué hace tres años a San Luis y a la semana tenía trabajo. Fui una afortunada. Elegimos con mi pareja (Nicolás “Tata” Aostri, entrenador del equipo) estar acá para desarrollar la parte profesional. Tomamos el torneo de una manera especial, por todo lo que se juega de la mano de un gran equipo de chicas. El hecho de ser mamá, involucrar a mi hija (Robertina) me encanta porque logro que disfrute de lo que hago”, destacó Soledad García. “Desde que llegué a la provincia la vida es tranquila. Me reconocen pero la gente no invade. Es lindo y muy educado el ciudadano”, agregó.


En tanto, Mariana Camilloni cuenta su historia personal: “Casi sin querer retomé el hockey. Estoy feliz de volver a practicar y disfrutar de mi pasión. No todos la tenemos y es lindo. Me volví a acercar gracias a un proveedor que tenía a su hija jugando en la B. Fue un incentivo llegar a GEPU. En lo personal, ser madre a los 35 años de dos niñas, es un sacrificio mayor pero el físico me aguantó. No quita que tenga que ir al kinesiólogo, pero se disfruta (risas)".



Emoción y desahogo


Una vez que finalizó el campeonato regional, “Sole” se emocionó como nunca. Pocas veces se la vio así desde que está en San Luis. “Veo fotos y no lo puedo creer. Somos un equipo súper joven. Hacía tiempo que no me emocionaba con algo relacionado al hockey. Luchamos contra muchas cosas. El grupo reaccionó bien y estoy orgullosa. Por suerte se pudo lograr el objetivo”. Mariana reencontró en GEPU sus raíces. “Me pasó algo loco. Porque este club me recuerda a Regatas de Bella Vista, donde comencé mi carrera. Hacíamos mucho esfuerzo para conseguir elementos y el dinero para los viajes. Todavía nos faltaría contagiar más aspectos que hay que seguir trabajando. Pero la humildad de empezar de abajo me hace compararlo con mis inicios”, agregó la arquera.



La función de coordinadora


"Sole" tiene la función de coordinadora general del hockey de GEPU y lo lleva adelante con mucho profesionalismo y pasión. “Es parte de mi trabajo ser la coordinadora del hockey. Con el paso del tiempo se han logrado muchos pasos. El club está jugando un hockey distinto al de hace cuatro años. Más chicas nos eligieron para ser parte de esto. Me gustaría trasladar muchos aspectos más. Transmitirlo dentro de la cancha, como jugadora, también es especial. Es un privilegio poder hacerlo. Nos escuchan y eso nos reconforta”. El esfuerzo de ambas jugadoras es clave para elevar el nivel de un grupo joven de chicas que tiene talento y que apuesta a mejorar cada día. “La coordinación lleva muchos aspectos diferentes, más allá de la de deportista. Tenemos que poner nuestros autos, plata para la comida, y ese esfuerzo lo inculcamos. La provincia tiene la suerte de que se logran las cosas un poco más fácil que en otros lados. Entonces tratamos de mejorar el hecho de movilizar más el esfuerzo para juntar  dinero a través de rifas. Estaría bueno valorar eso y ejercitar más esas formas para juntar ese dinero. Eso lo vivimos en otra etapa y lo podemos transmitir a este grupo de mujeres que tienen buenos valores y una gran formación. La familia ha vuelto al hockey y eso lo estamos logrando”, agregó la cordobesa. 

El apoyo y aguante de la familia


Mariana Camilloni tiene a su marido y dos nenas. “Tengo tres trabajos, soy comerciante, y mi familia está en Buenos Aires. Uno se reparte un poco. La experiencia te organiza. Eso también me gusta transmitirlo, que todo se puede hacer con un buen orden. Hasta en la siesta (risas). La familia acompaña y ayuda. Su apoyo es fundamental”. A la par de Mariana, Soledad cuenta cómo lleva adelante su función laboral y personal. “Esta pasión se lleva adelante con mucho esfuerzo. Con Robertina (mi hija) y el 'Tata' Aostri (mi esposo y entrenador) estamos viviendo nuestra a vida a la par del hockey. Mi familia política me ayuda mucho para organizar todas las tareas. La nena me espera y me acompaña todo el tiempo. Desde chiquita viaja siempre. Nos amoldamos a ella y la nena a nosotros. Nos gusta inculcarle los mismos valores”.



El presente


El hockey en general está en auge. En los últimos años, "Las Leonas" no consiguieron los resultados que tuvo en otros tiempos. Los varones lograron la medalla de oro en Río 2016. “El que sabe y está dentro de hockey entiende lo qué está pasando. Hay muchos otros problemas con internas políticas y con quien es el actual presidente. Se está en una etapa de recambio, y ojalá que gane la lista que logre encaminar el rumbo institucional y deportivo.  Lo que han logrado los "Los Leones" es súper meritorio porque uno lo siguió desde que comenzaron y se lo merecen”, resaltó "Sole".



El recuerdo de Sergio Vigil


"Sole" también se refirió a Sergio “Cachito” Vigil, el entrenador que marcó una era, no sólo en el hockey, sino también en el deporte argentino. “Fue el mejor formador de mi carrera. Me educó, me entrenó y pulió. De él tengo sólo palabras buenas. Siempre me cuidó al igual que a todas las chicas. Si bien me hubiera gustado que me dirijan otros entrenadores, fue un orgullo que él haya sido un gran formador para mí".



Los esfuerzos en la élite


En el caso de Soledad supo vivir y disfrutar cada momento en la élite del hockey. “Gané muchas amistades y puedo contar con gente que me ayuda en todo el país. Me perdí algunas cosas pero siempre amé lo que hice. Gané más de lo que perdí. Otros deportistas pueden creer que perdieron cosas. En mi caso, no. Pasé malos momentos, lloré, pero cuando entraba a la cancha me olvidaba de todo eso”.


En cambio, Mariana refleja su punto de vista y experiencia personal y deportiva. “La mía fue otra historia. Estuve poco tiempo en la élite. Siempre aposté mucho al hockey. Viajaba mucho desde Bella Vista al Cenard. Estudiar fue difícil y lo más complicado, pero nadie te quita lo bailado y estoy feliz de lo que soy hoy”.



Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Puntanas por adopción

"Lobas" en acción. "Sole" mirá la cámara y Camilloni espera en posición el impacto de la bocha. Foto: Martín Gómez.

San Luis las acompaña como madres, esposas, emprendedoras y hasta en la pasión de seguir ligadas al hockey. Así son las vidas de Soledad García y Mariana Camilloni en tierra puntana. Disfrutan de la gloria conseguida el fin de semana. Las “Lobitas” de GEPU vencieron por 4 a 3 a Andino de Mendoza y lograron el Campeonato Regional Centro Cuyo D de Hockey y el ansiado ascenso a la C. "Sole" fue elegida como la mejor jugadora del torneo, además de ser la goleadora. En tanto, Camilloni se destacó en su función de arquera. Ambas jugadoras se hicieron un lugar en su agenda personal y laboral, para realizar una producción especial para El Diario.



La vida en San Luis


“Este presente me encuentra relacionada al deporte. Llegué hace tres años a San Luis y a la semana tenía trabajo. Fui una afortunada. Elegimos con mi pareja (Nicolás “Tata” Aostri, entrenador del equipo) estar acá para desarrollar la parte profesional. Tomamos el torneo de una manera especial, por todo lo que se juega de la mano de un gran equipo de chicas. El hecho de ser mamá, involucrar a mi hija (Robertina) me encanta porque logro que disfrute de lo que hago”, destacó Soledad García. “Desde que llegué a la provincia la vida es tranquila. Me reconocen pero la gente no invade. Es lindo y muy educado el ciudadano”, agregó.


En tanto, Mariana Camilloni cuenta su historia personal: “Casi sin querer retomé el hockey. Estoy feliz de volver a practicar y disfrutar de mi pasión. No todos la tenemos y es lindo. Me volví a acercar gracias a un proveedor que tenía a su hija jugando en la B. Fue un incentivo llegar a GEPU. En lo personal, ser madre a los 35 años de dos niñas, es un sacrificio mayor pero el físico me aguantó. No quita que tenga que ir al kinesiólogo, pero se disfruta (risas)".



Emoción y desahogo


Una vez que finalizó el campeonato regional, “Sole” se emocionó como nunca. Pocas veces se la vio así desde que está en San Luis. “Veo fotos y no lo puedo creer. Somos un equipo súper joven. Hacía tiempo que no me emocionaba con algo relacionado al hockey. Luchamos contra muchas cosas. El grupo reaccionó bien y estoy orgullosa. Por suerte se pudo lograr el objetivo”. Mariana reencontró en GEPU sus raíces. “Me pasó algo loco. Porque este club me recuerda a Regatas de Bella Vista, donde comencé mi carrera. Hacíamos mucho esfuerzo para conseguir elementos y el dinero para los viajes. Todavía nos faltaría contagiar más aspectos que hay que seguir trabajando. Pero la humildad de empezar de abajo me hace compararlo con mis inicios”, agregó la arquera.



La función de coordinadora


"Sole" tiene la función de coordinadora general del hockey de GEPU y lo lleva adelante con mucho profesionalismo y pasión. “Es parte de mi trabajo ser la coordinadora del hockey. Con el paso del tiempo se han logrado muchos pasos. El club está jugando un hockey distinto al de hace cuatro años. Más chicas nos eligieron para ser parte de esto. Me gustaría trasladar muchos aspectos más. Transmitirlo dentro de la cancha, como jugadora, también es especial. Es un privilegio poder hacerlo. Nos escuchan y eso nos reconforta”. El esfuerzo de ambas jugadoras es clave para elevar el nivel de un grupo joven de chicas que tiene talento y que apuesta a mejorar cada día. “La coordinación lleva muchos aspectos diferentes, más allá de la de deportista. Tenemos que poner nuestros autos, plata para la comida, y ese esfuerzo lo inculcamos. La provincia tiene la suerte de que se logran las cosas un poco más fácil que en otros lados. Entonces tratamos de mejorar el hecho de movilizar más el esfuerzo para juntar  dinero a través de rifas. Estaría bueno valorar eso y ejercitar más esas formas para juntar ese dinero. Eso lo vivimos en otra etapa y lo podemos transmitir a este grupo de mujeres que tienen buenos valores y una gran formación. La familia ha vuelto al hockey y eso lo estamos logrando”, agregó la cordobesa. 

El apoyo y aguante de la familia


Mariana Camilloni tiene a su marido y dos nenas. “Tengo tres trabajos, soy comerciante, y mi familia está en Buenos Aires. Uno se reparte un poco. La experiencia te organiza. Eso también me gusta transmitirlo, que todo se puede hacer con un buen orden. Hasta en la siesta (risas). La familia acompaña y ayuda. Su apoyo es fundamental”. A la par de Mariana, Soledad cuenta cómo lleva adelante su función laboral y personal. “Esta pasión se lleva adelante con mucho esfuerzo. Con Robertina (mi hija) y el 'Tata' Aostri (mi esposo y entrenador) estamos viviendo nuestra a vida a la par del hockey. Mi familia política me ayuda mucho para organizar todas las tareas. La nena me espera y me acompaña todo el tiempo. Desde chiquita viaja siempre. Nos amoldamos a ella y la nena a nosotros. Nos gusta inculcarle los mismos valores”.



El presente


El hockey en general está en auge. En los últimos años, "Las Leonas" no consiguieron los resultados que tuvo en otros tiempos. Los varones lograron la medalla de oro en Río 2016. “El que sabe y está dentro de hockey entiende lo qué está pasando. Hay muchos otros problemas con internas políticas y con quien es el actual presidente. Se está en una etapa de recambio, y ojalá que gane la lista que logre encaminar el rumbo institucional y deportivo.  Lo que han logrado los "Los Leones" es súper meritorio porque uno lo siguió desde que comenzaron y se lo merecen”, resaltó "Sole".



El recuerdo de Sergio Vigil


"Sole" también se refirió a Sergio “Cachito” Vigil, el entrenador que marcó una era, no sólo en el hockey, sino también en el deporte argentino. “Fue el mejor formador de mi carrera. Me educó, me entrenó y pulió. De él tengo sólo palabras buenas. Siempre me cuidó al igual que a todas las chicas. Si bien me hubiera gustado que me dirijan otros entrenadores, fue un orgullo que él haya sido un gran formador para mí".



Los esfuerzos en la élite


En el caso de Soledad supo vivir y disfrutar cada momento en la élite del hockey. “Gané muchas amistades y puedo contar con gente que me ayuda en todo el país. Me perdí algunas cosas pero siempre amé lo que hice. Gané más de lo que perdí. Otros deportistas pueden creer que perdieron cosas. En mi caso, no. Pasé malos momentos, lloré, pero cuando entraba a la cancha me olvidaba de todo eso”.


En cambio, Mariana refleja su punto de vista y experiencia personal y deportiva. “La mía fue otra historia. Estuve poco tiempo en la élite. Siempre aposté mucho al hockey. Viajaba mucho desde Bella Vista al Cenard. Estudiar fue difícil y lo más complicado, pero nadie te quita lo bailado y estoy feliz de lo que soy hoy”.



Logín