eldiariodelarepublica.com
Freixes: "Hay que producir todo acá y generar más fuentes de trabajo"

Escuchanos EN VIVO!
X

Freixes: "Hay que producir todo acá y generar más fuentes de trabajo"

Marcelo Dettoni
foto
video

El ministro de Medio Ambiente, Campo y Producción pretende bajar el precio de la carne y la leche, y sumar el pan. Prometió pelear por la Promoción Industrial.

Vive días febriles Sergio Freixes, el flamante ministro de Medio Ambiente, Campo y Producción. Había citado a este cronista a las 17 de un viernes que se debatía entre nubes y sol, pero hubo que esperarlo en los cómodos sillones que anteceden a su despacho. No porque fuera impuntual, todo lo contrario, pasa horas allí, más de las que les gustaría a un hombre como él, que prefiere las visitas cara a cara y las recorridas al campo o la industria de San Luis. Pero tiene una audiencia detrás de la otra, todos quieren conocerlo, presentarse, plantear algún proyecto. Y él atiende a todos. Porque llegó con una premisa clara: mantener en marcha esa potente locomotora que es la provincia en lo que hace a la generación de trabajo genuino, siempre detrás de proyectos innovadores.

—Veo que tiene días agitados…
—Uff… Es así, muchas reuniones. Pero éste es un desafío muy lindo, es un ministerio grande, con muchas actividades. Estoy entusiasmado con la propuesta.

—¿Qué le pidió el gobernador Alberto Rodríguez Saá cuando lo convocó?
—Que el agua vaya a los productores, profundizar el Precio San Luis para la verdura, la carne, la leche. Quiere que todo se produzca y se comercialice acá, en San Luis. Hay que cambiar las reglas económicas y así fomentar fuentes de trabajo.

—Y se mantienen dos patas fundamentales, el Plan Lácteo y el Plan Carne…
—Sí, totalmente. Hay que fortalecer al productor lácteo, al tambero puntano, que hoy cobra dos pesos por su leche, al igual que en el resto del país. Y después vemos que en la góndola el producto vale cinco o seis veces más. Tenemos que fortalecer el convenio que ya está en marcha con los productores para bajar el precio, para eso estamos armando una planta procesadora en el Parque Industrial. Le vamos a pagar un 10% más por la leche en tranquera de lo que hoy lo hace la empresa cordobesa (NdeR: La Paulina) que se lleva todo el fluido a esa provincia y después la devuelve industrializada.

—¿Y el Plan Carne cómo seguirá?
—Tenemos los frigoríficos provinciales sin usar, hay que reactivarlos a todos. Yo soy del Departamento Dupuy, conozco bien la historia del de Unión. Hay que darle impulso a todas esas zonas donde están radicadas las plantas, acercarle el negocio al productor pecuario. Hoy se engorda en el sur de San Luis, luego los animales se van a otras provincias y vuelve la carne terminada a un costo más alto. Hay que cambiar los paradigmas de la economía del interior provincial, tenemos que lograr que el dinero quede acá y que la mano de obra sea puntana. Un frigorífico como el de Unión va a permitir la creación de 40 puestos de trabajo, ¿sabe lo que significa eso para el pueblo? Es inmenso el plan.

—¿Van a involucrar a un gigante como Marfrig?
—Estuvimos reunidos con sus directivos. El Gobernador me pidió que hagamos una prueba piloto con ellos, que exportan carne dentro de la cuota Hilton, por lo que conocen mucho del tema. Van a vendernos a precio diferencial los excedentes de exportación que tengan y van a colaborar, como el resto de la cadena, a que la carne llegue más barata a la gente. 

—¿Cómo nota el pulso de los productores?
—Hoy (por el viernes) tuvimos una reunión con los centros ganaderos. Queremos trabajar con ellos, darles un empujón a los pequeños productores. Por eso ya estamos otra vez metidos con el Plan Pasturas en todo el sudoeste provincial. Les daremos semillas megatérmicas para que cubra 15 hectáreas cada uno. Y no sólo ayudaremos con la siembra, la labranza irá incluida y también los boyeros para separar las parcelas. En otras regiones estamos pensando en implantar alfalfa, dependerá del clima, el suelo y lo que determinen los técnicos del ministerio que están haciendo los relevamientos.

—¿Se viene también un plan Pan San Luis?
—Quiero que la harina se haga en San Luis, que trabajen nuestros molinos, que el trigo no se vaya afuera. Hay un molino en Villa Mercedes que está funcionando, es una cooperativa que conformaron los empleados. Hay que mejorarlo y elaborar la harina acá, que por ende va a ser más barata, y así bajará el pan. El razonamiento es facilísimo.

—¿Hay algún otro plan para poner en marcha?
—El lunes (por hoy) lanzaremos un proyecto para los más pequeños productores caprinos y a las economías regionales. Vamos a fortalecerlos con un plan de ayuda inmediata. Algunos criadores de cabras no tienen forraje suficiente para darles de comer. Y están los huerteros, cada vez más gente quiere sumarse a producir verduras y hortalizas. Va a ser a través de subsidios para reactivar esas economías. El Estado les va a comprar la producción para volcarla al plan Mercado Puntano, porque el gran problema que tienen es la comercialización. También vamos a comprar dulces, aceitunas y hasta los animales si es necesario. Más adelante nos dedicaremos a los productores medianos y grandes, todos tienen lugar en el sistema.

—¿Qué le pidieron los ruralistas? ¿Hablaron de la Ley de Aplicación de Agroquímicos?
—Pidieron que acortemos las distancias de aplicación. El problema es que no hay una legislación nacional. El Gobernador quiere que se dicte una nueva norma, siempre respetando el Tratado de Paz entre Progreso y Medio Ambiente. Al menos hasta que la Nación deje en claro qué quiere hacer.

—¿Pero qué distancia pidieron?
—Buscaremos un término medio, los 1.500 metros no correrán más. Por eso me junté con técnicos del INTA. Hay que seguir estudiando la mejor ley. Puedo anticipar que los primeros mil metros serán sí o sí para aplicaciones terrestres y con el agroquímico menos contaminante. Y luego se podrá hacer fumigación área, pero siempre cuidando el ambiente y la salud. No todas las zonas son iguales, queremos aplicar una ley justa y progresista, y que los productores puedan trabajar sin dejar lotes sin sembrar. Vamos a escuchar todas las voces técnicas. Hay productores que la han usado bien a la ley y otros que pasaron con aviones por encima de los pueblos.

—Otro tema candente es la Cuenca del Morro...
—Tenemos en mente hacer un gran polo de desarrollo con la alfalfa, que es una planta que consume mucha agua. Y no sólo usaremos alfalfa para mejorar los suelos, queremos que después Sol Puntano compre la producción. Venderemos rollos o haremos mega fardos, lo que convenga. Será una especie de plan Pasto San Luis que ayudará a solucionar el problema de la cuenca. Me tengo que juntar con los dueños de campos de la zona para ver cómo seguimos.

—¿Con los ruralistas habló del mantenimiento de los caminos?
—De los caminos rurales se hace cargo Vialidad Provincial, las redes secundarias son el problema. Vamos a mantenerlas con la ayuda de los productores. En el sur había un consorcio interesado en trabajar en Arizona. Hay que ser ejecutivos, solucionar de manera rápida, producir, trabajar y generar mano de obra. No es tan difícil.

—En el sur también está la nueva escuela agrotécnica. ¿Cuándo comenzará el dictado de clases?
—En el arranque del ciclo lectivo 2018. Va a ser un establecimiento autogestionado y el director será Víctor Iglesias. Ya estamos comprando insumos. Hay que modificar una parte del edificio, porque es muy chico. Mi objetivo es que la agrotécnica produzca la mano de obra que necesita el productor,  ahí hay mucha ganadería. Pero los chicos tienen que saber de tecnología. Hoy los tractores se manejan solos, hay datos que son georreferenciados, mapeos de terreno. Varios productores ofertaron sus campos para hacer las prácticas. Hay buena predisposición y para mí es un orgullo esa escuela, porque yo presenté el proyecto en la Legislatura cuando estaban Tomasevich en Campo y Sosa en Educación. Ellos empujaron mucho para concretar el proyecto.

—¿Avanza la creación de una vacuna propia contra la aftosa? 
—Sí, la queremos producir en San Luis, para bajar el costo que paga el productor. A mí me encanta todo lo que tiene que ver con el campo.

—¿Ve chances de que vuelva la promoción con el Decreto Nº 699?
—Ya hablamos con las cámaras industriales. Pero me plantearon temas más urgentes, trabajan en parques sucios, con las calles rotas a pesar de que la Municipalidad de San Luis les cobra religiosamente los impuestos. Nos van a ayudar a empujar por el decreto, pero también hablamos de trenes y bitrenes. El discurso es en criollito, lo entienden todos: que produzcan y ganen plata, pero den trabajo a los puntanos. Tenemos que reclamar juntos para que vuelva la promoción industrial, porque es un derecho adquirido por San Luis, también deben ayudar San Juan y La Rioja. Apunto a que Adolfo Rodríguez Saá nos ayude, es la persona indicada. Los industriales están entusiasmados, yo también. Pero quiero soluciones rápidas, sin trabas burocráticas.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
¿TE GUSTÓ LA NOTA?
TAGS
COMENTARIOS

La intimidad de la charla

Freixes recibió a El Diario acompañado en todo momento un hoja en la que había punteado varios temas que no quería olvidarse de nombrar. Aunque rápidamente la olvidó  cuando la charla fue desplegándose sola.

—¿Es de los que si puede, le escapa al escritorio?
—Me encanta salir, ir a donde está la producción. Ver en persona qué pasa con la gente de San Luis. Siempre pensando en los que menos tienen. Es lo que nos pide el Gobernador: cuando hay lomo que podamos comerlo todos. Y cuando hay osobuco, todos le entramos al osobuco. Eso es justicia social.
—Usted fue senador. ¿Cómo puede ayudar la Legislatura a plasmar tantos proyectos que hay en danza?
—El legislador tiene que plantear los temas de su departamento, escuchar a la gente y trabajarlos con el Ejecutivo. Es un trabajo en equipo. Ellos traen las inquietudes y nosotros las solucionamos.

—¿Cómo se maneja un ministerio tan grande?
—A mí me gusta estar en todo. Todavía no completé el organigrama, pero no porque no quiera, debo pensarlo bien y traer a los mejores. Después delego, pero primero me meto en todo. Trato de entender el tema y lo que no sé lo pregunto. Pero que se resuelva, en eso soy inflexible.
—¿Cuáles serán los primeros objetivos a cumplir?
—Todos los que tengan que ver con la producción. Quiero a la provincia produciendo a full, que todos tengan trabajo. Del tipo que sea. Si arranca la maquinaria puntana, hay bienestar para todos. Estos días, en realidad desde que asumí el cargo, la verdad es que salí poco, estuve adentro, atareado, pero voy a recorrer todos los rincones. Yo tengo la universidad de la calle, hablo, escucho. 

—Decía que este cargo es un desafío. ¿Es el mayor de su carrera?
— Fui intendente, que es algo muy lindo, porque nada es mejor que resolver las cosas de tu pueblo. Después fui ministro de la Legalidad, una experiencia riquísima entre 2004 y 2005. Y éste es un desafío enorme, que lo tomo con muchas ganas de trabajar. Quiero formar buenos equipos para llegar a los rincones más alejados de la provincia. San Luis creció mucho, es un modelo admirado por el país, pero no hay que quedarse. Estoy entusiasmado y sé la responsabilidad que tengo.

Freixes: "Hay que producir todo acá y generar más fuentes de trabajo"

El ministro de Medio Ambiente, Campo y Producción pretende bajar el precio de la carne y la leche, y sumar el pan. Prometió pelear por la Promoción Industrial.

Experiencia. Sergio Freixes mano a mano con El Diario. fue ministro de la legalidad, senador por Dupuy e intendente de Nueva Galia. Fotos: Luciana Gismondi.

Vive días febriles Sergio Freixes, el flamante ministro de Medio Ambiente, Campo y Producción. Había citado a este cronista a las 17 de un viernes que se debatía entre nubes y sol, pero hubo que esperarlo en los cómodos sillones que anteceden a su despacho. No porque fuera impuntual, todo lo contrario, pasa horas allí, más de las que les gustaría a un hombre como él, que prefiere las visitas cara a cara y las recorridas al campo o la industria de San Luis. Pero tiene una audiencia detrás de la otra, todos quieren conocerlo, presentarse, plantear algún proyecto. Y él atiende a todos. Porque llegó con una premisa clara: mantener en marcha esa potente locomotora que es la provincia en lo que hace a la generación de trabajo genuino, siempre detrás de proyectos innovadores.

—Veo que tiene días agitados…
—Uff… Es así, muchas reuniones. Pero éste es un desafío muy lindo, es un ministerio grande, con muchas actividades. Estoy entusiasmado con la propuesta.

—¿Qué le pidió el gobernador Alberto Rodríguez Saá cuando lo convocó?
—Que el agua vaya a los productores, profundizar el Precio San Luis para la verdura, la carne, la leche. Quiere que todo se produzca y se comercialice acá, en San Luis. Hay que cambiar las reglas económicas y así fomentar fuentes de trabajo.

—Y se mantienen dos patas fundamentales, el Plan Lácteo y el Plan Carne…
—Sí, totalmente. Hay que fortalecer al productor lácteo, al tambero puntano, que hoy cobra dos pesos por su leche, al igual que en el resto del país. Y después vemos que en la góndola el producto vale cinco o seis veces más. Tenemos que fortalecer el convenio que ya está en marcha con los productores para bajar el precio, para eso estamos armando una planta procesadora en el Parque Industrial. Le vamos a pagar un 10% más por la leche en tranquera de lo que hoy lo hace la empresa cordobesa (NdeR: La Paulina) que se lleva todo el fluido a esa provincia y después la devuelve industrializada.

—¿Y el Plan Carne cómo seguirá?
—Tenemos los frigoríficos provinciales sin usar, hay que reactivarlos a todos. Yo soy del Departamento Dupuy, conozco bien la historia del de Unión. Hay que darle impulso a todas esas zonas donde están radicadas las plantas, acercarle el negocio al productor pecuario. Hoy se engorda en el sur de San Luis, luego los animales se van a otras provincias y vuelve la carne terminada a un costo más alto. Hay que cambiar los paradigmas de la economía del interior provincial, tenemos que lograr que el dinero quede acá y que la mano de obra sea puntana. Un frigorífico como el de Unión va a permitir la creación de 40 puestos de trabajo, ¿sabe lo que significa eso para el pueblo? Es inmenso el plan.

—¿Van a involucrar a un gigante como Marfrig?
—Estuvimos reunidos con sus directivos. El Gobernador me pidió que hagamos una prueba piloto con ellos, que exportan carne dentro de la cuota Hilton, por lo que conocen mucho del tema. Van a vendernos a precio diferencial los excedentes de exportación que tengan y van a colaborar, como el resto de la cadena, a que la carne llegue más barata a la gente. 

—¿Cómo nota el pulso de los productores?
—Hoy (por el viernes) tuvimos una reunión con los centros ganaderos. Queremos trabajar con ellos, darles un empujón a los pequeños productores. Por eso ya estamos otra vez metidos con el Plan Pasturas en todo el sudoeste provincial. Les daremos semillas megatérmicas para que cubra 15 hectáreas cada uno. Y no sólo ayudaremos con la siembra, la labranza irá incluida y también los boyeros para separar las parcelas. En otras regiones estamos pensando en implantar alfalfa, dependerá del clima, el suelo y lo que determinen los técnicos del ministerio que están haciendo los relevamientos.

—¿Se viene también un plan Pan San Luis?
—Quiero que la harina se haga en San Luis, que trabajen nuestros molinos, que el trigo no se vaya afuera. Hay un molino en Villa Mercedes que está funcionando, es una cooperativa que conformaron los empleados. Hay que mejorarlo y elaborar la harina acá, que por ende va a ser más barata, y así bajará el pan. El razonamiento es facilísimo.

—¿Hay algún otro plan para poner en marcha?
—El lunes (por hoy) lanzaremos un proyecto para los más pequeños productores caprinos y a las economías regionales. Vamos a fortalecerlos con un plan de ayuda inmediata. Algunos criadores de cabras no tienen forraje suficiente para darles de comer. Y están los huerteros, cada vez más gente quiere sumarse a producir verduras y hortalizas. Va a ser a través de subsidios para reactivar esas economías. El Estado les va a comprar la producción para volcarla al plan Mercado Puntano, porque el gran problema que tienen es la comercialización. También vamos a comprar dulces, aceitunas y hasta los animales si es necesario. Más adelante nos dedicaremos a los productores medianos y grandes, todos tienen lugar en el sistema.

—¿Qué le pidieron los ruralistas? ¿Hablaron de la Ley de Aplicación de Agroquímicos?
—Pidieron que acortemos las distancias de aplicación. El problema es que no hay una legislación nacional. El Gobernador quiere que se dicte una nueva norma, siempre respetando el Tratado de Paz entre Progreso y Medio Ambiente. Al menos hasta que la Nación deje en claro qué quiere hacer.

—¿Pero qué distancia pidieron?
—Buscaremos un término medio, los 1.500 metros no correrán más. Por eso me junté con técnicos del INTA. Hay que seguir estudiando la mejor ley. Puedo anticipar que los primeros mil metros serán sí o sí para aplicaciones terrestres y con el agroquímico menos contaminante. Y luego se podrá hacer fumigación área, pero siempre cuidando el ambiente y la salud. No todas las zonas son iguales, queremos aplicar una ley justa y progresista, y que los productores puedan trabajar sin dejar lotes sin sembrar. Vamos a escuchar todas las voces técnicas. Hay productores que la han usado bien a la ley y otros que pasaron con aviones por encima de los pueblos.

—Otro tema candente es la Cuenca del Morro...
—Tenemos en mente hacer un gran polo de desarrollo con la alfalfa, que es una planta que consume mucha agua. Y no sólo usaremos alfalfa para mejorar los suelos, queremos que después Sol Puntano compre la producción. Venderemos rollos o haremos mega fardos, lo que convenga. Será una especie de plan Pasto San Luis que ayudará a solucionar el problema de la cuenca. Me tengo que juntar con los dueños de campos de la zona para ver cómo seguimos.

—¿Con los ruralistas habló del mantenimiento de los caminos?
—De los caminos rurales se hace cargo Vialidad Provincial, las redes secundarias son el problema. Vamos a mantenerlas con la ayuda de los productores. En el sur había un consorcio interesado en trabajar en Arizona. Hay que ser ejecutivos, solucionar de manera rápida, producir, trabajar y generar mano de obra. No es tan difícil.

—En el sur también está la nueva escuela agrotécnica. ¿Cuándo comenzará el dictado de clases?
—En el arranque del ciclo lectivo 2018. Va a ser un establecimiento autogestionado y el director será Víctor Iglesias. Ya estamos comprando insumos. Hay que modificar una parte del edificio, porque es muy chico. Mi objetivo es que la agrotécnica produzca la mano de obra que necesita el productor,  ahí hay mucha ganadería. Pero los chicos tienen que saber de tecnología. Hoy los tractores se manejan solos, hay datos que son georreferenciados, mapeos de terreno. Varios productores ofertaron sus campos para hacer las prácticas. Hay buena predisposición y para mí es un orgullo esa escuela, porque yo presenté el proyecto en la Legislatura cuando estaban Tomasevich en Campo y Sosa en Educación. Ellos empujaron mucho para concretar el proyecto.

—¿Avanza la creación de una vacuna propia contra la aftosa? 
—Sí, la queremos producir en San Luis, para bajar el costo que paga el productor. A mí me encanta todo lo que tiene que ver con el campo.

—¿Ve chances de que vuelva la promoción con el Decreto Nº 699?
—Ya hablamos con las cámaras industriales. Pero me plantearon temas más urgentes, trabajan en parques sucios, con las calles rotas a pesar de que la Municipalidad de San Luis les cobra religiosamente los impuestos. Nos van a ayudar a empujar por el decreto, pero también hablamos de trenes y bitrenes. El discurso es en criollito, lo entienden todos: que produzcan y ganen plata, pero den trabajo a los puntanos. Tenemos que reclamar juntos para que vuelva la promoción industrial, porque es un derecho adquirido por San Luis, también deben ayudar San Juan y La Rioja. Apunto a que Adolfo Rodríguez Saá nos ayude, es la persona indicada. Los industriales están entusiasmados, yo también. Pero quiero soluciones rápidas, sin trabas burocráticas.

Logín