eldiariodelarepublica.com
Quines: fue a vender ollas y "saltó" que tenía pedido de captura

Escuchanos EN VIVO!
X

Quines: fue a vender ollas y "saltó" que tenía pedido de captura

Estiman que vendrán a buscarlo policías de Tucumán, en esa provincia lo investigan por tenencia y uso de arma de fuego.

En las localidades pequeñas como Quines –donde casi todos se conocen entre sí–, los rostros de tres hombres que ofertaban ollas Tramontina en la plaza no pasaron desapercibidos ni para los vecinos ni para los policías. Los efectivos decidieron llevarlos hasta la seccional del pueblo, para averiguarles los antecedentes y medios de vida. Y resultó que uno de los comerciantes de baterías de cocina tenía un pedido de captura activo emitido en Tucumán, por tenencia y uso de arma de fuego, confirmó ayer el jefe de la Unidad Regional V, comisario inspector Gustavo Ríos. Dijo que los investigadores de esa provincia les han informado que el arrestado, además, podría guardar vinculación con asaltos cometidos allá.

El procedimiento en cuestión fue realizado el miércoles, cerca de las 17, en la llamada Plaza Vieja de Quines. Se movilizaban y cargaban la mercadería en una Renault Kangoo blanca registrada con la patente AB 764 JT. El conductor del utilitario es Raúl Héctor Gramajo, de 66 años, dijo Ríos. Lo acompañaban Alexis Ariel Pérez, de 21 años, y Luis Alberto Collante, de 26. El jefe de la URI V indicó que los tres son de Tucumán. Ese fue uno de los datos personales que la Policía local pudo constatar al chequear su identidad y averiguarles los antecedentes. 

“Lo que hizo el personal fue solicitar a Convenio Policial que nos informara si sobre alguno de ellos había alguna medida judicial pendiente. Y respondieron que Collante tenía un pedido de captura vigente por uso de arma de fuego de uso civil”, refirió el jefe policial.

Explicó que cerca de las 22 el utilitario en el que andaban los tucumanos fue secuestrado y llevado a la dependencia, para indagar también sobre su origen. Su propietario sería un joven de apellido Gramajo, de 23 años, con domicilio en el pasaje Esperanza a la altura del 1.200, en el barrio Lincoln de San Miguel de Tucumán.

Según la pesquisa de los agentes de San Luis, los hombres habrían estado antes en Santa Rosa del Conlara y habrían llegado a Quines el mismo miércoles. Por las comunicaciones mantenidas con sus pares tucumanos, saben que las autoridades judiciales de esa provincia “tienen toda la intención de librar el exhorto al juzgado Correccional y Contravencional de acá, para que se concrete el traslado del detenido”, más aún porque “aparentemente tendría vinculación con otros delitos”, aseveró. Viajarían policías de Tucumán a buscarlo, para concretar la extradición.

Ayer (jueves), durante la comunicación que mantuvo con El Diario, Ríos contó que todavía no habían cerrado la consulta en las bases de datos nacionales. Y aclaró que, en el eventual caso de que tenga algún otro pedido de captura vigente de otra provincia, habrá que ver, de acuerdo al tipo de delito y su pena, si el trámite continúa en el Juzgado Correccional y Contravencional de turno. Si fuera más grave, pasaría a un Juzgado Penal.

Cuando se cumpliera el plazo que la Policía tiene para averiguar los antecedentes y si no surgía que tuvieran una medida pendiente, los dos acompañantes de Collante iban a poder retirarse de la dependencia. El rodado aparentemente tiene todo en regla.  

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Quines: fue a vender ollas y "saltó" que tenía pedido de captura

Estiman que vendrán a buscarlo policías de Tucumán, en esa provincia lo investigan por tenencia y uso de arma de fuego.

Buscado. Collante tiene 26 años. Foto: Unidad Regional V.

En las localidades pequeñas como Quines –donde casi todos se conocen entre sí–, los rostros de tres hombres que ofertaban ollas Tramontina en la plaza no pasaron desapercibidos ni para los vecinos ni para los policías. Los efectivos decidieron llevarlos hasta la seccional del pueblo, para averiguarles los antecedentes y medios de vida. Y resultó que uno de los comerciantes de baterías de cocina tenía un pedido de captura activo emitido en Tucumán, por tenencia y uso de arma de fuego, confirmó ayer el jefe de la Unidad Regional V, comisario inspector Gustavo Ríos. Dijo que los investigadores de esa provincia les han informado que el arrestado, además, podría guardar vinculación con asaltos cometidos allá.

El procedimiento en cuestión fue realizado el miércoles, cerca de las 17, en la llamada Plaza Vieja de Quines. Se movilizaban y cargaban la mercadería en una Renault Kangoo blanca registrada con la patente AB 764 JT. El conductor del utilitario es Raúl Héctor Gramajo, de 66 años, dijo Ríos. Lo acompañaban Alexis Ariel Pérez, de 21 años, y Luis Alberto Collante, de 26. El jefe de la URI V indicó que los tres son de Tucumán. Ese fue uno de los datos personales que la Policía local pudo constatar al chequear su identidad y averiguarles los antecedentes. 

“Lo que hizo el personal fue solicitar a Convenio Policial que nos informara si sobre alguno de ellos había alguna medida judicial pendiente. Y respondieron que Collante tenía un pedido de captura vigente por uso de arma de fuego de uso civil”, refirió el jefe policial.

Explicó que cerca de las 22 el utilitario en el que andaban los tucumanos fue secuestrado y llevado a la dependencia, para indagar también sobre su origen. Su propietario sería un joven de apellido Gramajo, de 23 años, con domicilio en el pasaje Esperanza a la altura del 1.200, en el barrio Lincoln de San Miguel de Tucumán.

Según la pesquisa de los agentes de San Luis, los hombres habrían estado antes en Santa Rosa del Conlara y habrían llegado a Quines el mismo miércoles. Por las comunicaciones mantenidas con sus pares tucumanos, saben que las autoridades judiciales de esa provincia “tienen toda la intención de librar el exhorto al juzgado Correccional y Contravencional de acá, para que se concrete el traslado del detenido”, más aún porque “aparentemente tendría vinculación con otros delitos”, aseveró. Viajarían policías de Tucumán a buscarlo, para concretar la extradición.

Ayer (jueves), durante la comunicación que mantuvo con El Diario, Ríos contó que todavía no habían cerrado la consulta en las bases de datos nacionales. Y aclaró que, en el eventual caso de que tenga algún otro pedido de captura vigente de otra provincia, habrá que ver, de acuerdo al tipo de delito y su pena, si el trámite continúa en el Juzgado Correccional y Contravencional de turno. Si fuera más grave, pasaría a un Juzgado Penal.

Cuando se cumpliera el plazo que la Policía tiene para averiguar los antecedentes y si no surgía que tuvieran una medida pendiente, los dos acompañantes de Collante iban a poder retirarse de la dependencia. El rodado aparentemente tiene todo en regla.  

Logín