eldiariodelarepublica.com
Roque Gómez: "Ahora estoy más atento a la hora de comprar"

Escuchanos EN VIVO!

Escuchanos EN VIVO!
X

Roque Gómez: "Ahora estoy más atento a la hora de comprar"


Afilar la atención, abrir bien los ojos "y no dejarse engañar". Es lo que recomendó Roque Gómez a los vecinos, a la hora de comprar algo o solicitar un servicio. Y es que después de esperar cuatro años para que la empresa deportiva que le vendió un par de patines truchos, le devolviera su dinero, asegura que cada vez que adquiere algo nuevo, se encarga de tomar los recaudos necesarios para evitar inconvenientes. "La gente tiene que conocer más sus derechos", expresó.


En abril, la Cámara en lo Civil Comercial, Minas y Laboral Nº 1,  resolvió que "Dash" (la casa deportiva) debía pagarle una indemnización de casi cuatro mil pesos. Aunque fue una muy buena noticia para los Gómez, el resultado fue gracias a que ni Roque ni su familia, bajaron los brazos. Antes de llegar a la Justicia, pasó por Defensa del Consumidor, pero la respuesta que le dio organismo, no fue “tan buena como esperábamos. Es más, me dolió el accionar que tuvieron porque hasta casi que nos obligaban a aceptar el trato que nos ofrecía la empresa, trato que no era lo que buscábamos”, manifestó. “Para mí, Defensa del Consumidor es igual a la nada misma”, añadió ofuscado.


De hecho, luego de que la Cámara afirmara la sentencia, la espera continuó ya que el comercio, se tomó seis meses más para pagarle. "En este tipo de casos podés esperar hasta quince días o más para que actúe la otra parte. Pero si no fuese porque mi abogado (Gustavo Correa) intimó a la gente de la casa de deportes, capaz hasta pasaba más tiempo".


El mal trago que pasaron los Gómez sirvió para mantenerlos atentos ante las próximas compras. Sin embargo, el hombre contó, entre risas y un dejo de indignación, que le pasó algo similar hace algunos  meses, pero que sin embargo, recibió tratos muy distintos. “Fui a un supermercado a comprar una tablet. Los empleados me dijeron que tenía hasta quince días para devolverla por las dudas. A los dos días se me rompió, la llevé y me devolvieron el dinero, así de fácil. Después me pasó con una casa de electrodomésticos, compré un televisor y cuando lo estaba por usar, empezó a funcionar mal. Lo devolví, me dijeron que le iban a hacer el service, pero no me lo entregaron hasta treinta días después”, relató. A diferencia de lo que le ocurrió con los patines, esta vez no fue necesario llegar a la Justicia.


 Gómez sostuvo que la comunidad debe conocer más sus derechos como consumidores activos. "Creo que es necesario que haya un lugar, una organización o asociación más efectiva para la gente que tiene este tipo de problemas. Sobre todo para que la gente se quede tranquila. Muchas veces, porque me lo han dicho, van a Defensa del Consumidor y se van con las manos vacías. Además creo que tanto el organismo como los vendedores, deben tener mejor actitud. Cuando hay voluntad, te atienden bien y te brindan el servicio o el objeto que vos pagaste", concluyó.


Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Roque Gómez: "Ahora estoy más atento a la hora de comprar"


Afilar la atención, abrir bien los ojos "y no dejarse engañar". Es lo que recomendó Roque Gómez a los vecinos, a la hora de comprar algo o solicitar un servicio. Y es que después de esperar cuatro años para que la empresa deportiva que le vendió un par de patines truchos, le devolviera su dinero, asegura que cada vez que adquiere algo nuevo, se encarga de tomar los recaudos necesarios para evitar inconvenientes. "La gente tiene que conocer más sus derechos", expresó.


En abril, la Cámara en lo Civil Comercial, Minas y Laboral Nº 1,  resolvió que "Dash" (la casa deportiva) debía pagarle una indemnización de casi cuatro mil pesos. Aunque fue una muy buena noticia para los Gómez, el resultado fue gracias a que ni Roque ni su familia, bajaron los brazos. Antes de llegar a la Justicia, pasó por Defensa del Consumidor, pero la respuesta que le dio organismo, no fue “tan buena como esperábamos. Es más, me dolió el accionar que tuvieron porque hasta casi que nos obligaban a aceptar el trato que nos ofrecía la empresa, trato que no era lo que buscábamos”, manifestó. “Para mí, Defensa del Consumidor es igual a la nada misma”, añadió ofuscado.


De hecho, luego de que la Cámara afirmara la sentencia, la espera continuó ya que el comercio, se tomó seis meses más para pagarle. "En este tipo de casos podés esperar hasta quince días o más para que actúe la otra parte. Pero si no fuese porque mi abogado (Gustavo Correa) intimó a la gente de la casa de deportes, capaz hasta pasaba más tiempo".


El mal trago que pasaron los Gómez sirvió para mantenerlos atentos ante las próximas compras. Sin embargo, el hombre contó, entre risas y un dejo de indignación, que le pasó algo similar hace algunos  meses, pero que sin embargo, recibió tratos muy distintos. “Fui a un supermercado a comprar una tablet. Los empleados me dijeron que tenía hasta quince días para devolverla por las dudas. A los dos días se me rompió, la llevé y me devolvieron el dinero, así de fácil. Después me pasó con una casa de electrodomésticos, compré un televisor y cuando lo estaba por usar, empezó a funcionar mal. Lo devolví, me dijeron que le iban a hacer el service, pero no me lo entregaron hasta treinta días después”, relató. A diferencia de lo que le ocurrió con los patines, esta vez no fue necesario llegar a la Justicia.


 Gómez sostuvo que la comunidad debe conocer más sus derechos como consumidores activos. "Creo que es necesario que haya un lugar, una organización o asociación más efectiva para la gente que tiene este tipo de problemas. Sobre todo para que la gente se quede tranquila. Muchas veces, porque me lo han dicho, van a Defensa del Consumidor y se van con las manos vacías. Además creo que tanto el organismo como los vendedores, deben tener mejor actitud. Cuando hay voluntad, te atienden bien y te brindan el servicio o el objeto que vos pagaste", concluyó.


Logín