eldiariodelarepublica.com
Se ató a una soga y rescató a una familia que era arrastrada por un río

Escuchanos EN VIVO!
X

Se ató a una soga y rescató a una familia que era arrastrada por un río

El hombre de 32 años se arrojó al agua y puso en riesgo su vida para salvar a siete personas, entre ellas un bebe.

Siete personas fueron rescatadas tras caer al río Colorado, a unos pocos kilómetros al norte de la ciudad de Famaillá, en Tucumán. Habían caído al agua por la crecida que los sorprendió cuando estaban pescando. Ocurrió el miércoles.

Miguel Ángel Giménez decidió salir en su auto junto a su familia a comprar el cotillón para la fiesta de cumpleaños de su hijo cuando la tormenta de ayer lo sorprendió y obligó a detener su marcha.

Según publicó La Gaceta en su página web, el hombre de 32 años, oriundo de Famaillá, no lo dudó y con las sogas que consiguió en cada uno de los autos que pararon en el lugar, decidió amarrarse para bajar y sacar a las siete personas (entre ellas un bebé) que pedían auxilio luego de que el agua los arrastrara hasta allí.

"Mientras bajaba sentí mucho miedo porque el río venía muy fuerte. Hasta que vi a ese 'angelito' (por el bebé) sufriendo. Allí se me fue el miedo y sentí que iba a estar todo bien. Así comencé a sacar a los chicos", contó Miguel sobre el momento exacto en el que se convirtió en un verdadero héroe.

Con la camiseta de San Martín llena de barro, el hincha del “Santo” regresó a su casa a cambiarse para volver a salir en busca del cotillón. "Un chico que me filmó me regaló la torta de cumpleaños para mi hijo. Pero ahora la vida sigue", contó este héroe sin capa pero que para mantener a toda su familia trabaja todos los días "haciendo lo que puede".

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Se ató a una soga y rescató a una familia que era arrastrada por un río

El hombre de 32 años se arrojó al agua y puso en riesgo su vida para salvar a siete personas, entre ellas un bebe.

Siete personas fueron rescatadas tras caer al río Colorado, a unos pocos kilómetros al norte de la ciudad de Famaillá, en Tucumán. Habían caído al agua por la crecida que los sorprendió cuando estaban pescando. Ocurrió el miércoles.

Miguel Ángel Giménez decidió salir en su auto junto a su familia a comprar el cotillón para la fiesta de cumpleaños de su hijo cuando la tormenta de ayer lo sorprendió y obligó a detener su marcha.

Según publicó La Gaceta en su página web, el hombre de 32 años, oriundo de Famaillá, no lo dudó y con las sogas que consiguió en cada uno de los autos que pararon en el lugar, decidió amarrarse para bajar y sacar a las siete personas (entre ellas un bebé) que pedían auxilio luego de que el agua los arrastrara hasta allí.

"Mientras bajaba sentí mucho miedo porque el río venía muy fuerte. Hasta que vi a ese 'angelito' (por el bebé) sufriendo. Allí se me fue el miedo y sentí que iba a estar todo bien. Así comencé a sacar a los chicos", contó Miguel sobre el momento exacto en el que se convirtió en un verdadero héroe.

Con la camiseta de San Martín llena de barro, el hincha del “Santo” regresó a su casa a cambiarse para volver a salir en busca del cotillón. "Un chico que me filmó me regaló la torta de cumpleaños para mi hijo. Pero ahora la vida sigue", contó este héroe sin capa pero que para mantener a toda su familia trabaja todos los días "haciendo lo que puede".

Logín