eldiariodelarepublica.com
Conferencia de prensa de José Riccardo en la Casa Radical

Escuchá acá la 90.9
X

Conferencia de prensa de José Riccardo en la Casa Radical


José Riccardo: Buenos días a todos. Muchas gracias por estar presentes aquí. Disculpen los minutitos de demora, pero estaba llegando recién de Buenos Aires.  Estoy agradecido a Claudia Rocha, la presidente del partido, a todos los miembros que están aquí, a José Picco,  y a la solidaridad de los demás miembros de nuestro frente político. Estamos aquí para denunciar una maniobra política, orquestada desde los círculos íntimos del gobierno provincial y del candidato a gobernador de la provincia por Compromiso Federal, difundiendo información con el objetivo de desprestigiar de forma maliciosa y desconocida a mí, que desconozco, sobre una supuesta condena en mi contra que no ha existido ni he cumplido ni tiene entidad porque es desconocida para mí, si es que existe. Alrededor de este uso malicioso de la información que dispone el Gobierno y que no dispongo yo como ciudadano y los demás ciudadanos de esta provincia, violando los derechos políticos y ciudadanos. Venimos a denunciar esta operación política en primer lugar, a decir que reivindico mis derechos políticos y mi libertad. He gozado de mi libertad en todos estos años. He sufrido en esta provincia la detención ilegal bajo apremios ilegales en el año 1984. Denuncié esa situación en la causa penal,  una causa con  el objetivo de imputarme e imputarnos un hecho del cual no he sido responsable,  nunca, y aparece ahora una supuesta resolución, que voy a ver si es cierta o no, de esa causa judicial que es absolutamente nula porque es de mi desconocimiento total. Nunca en mi vida he cumplido ninguna condena en la Provincia de San Luis ni he asistido a dependencia judicial. Desafío a los funcionarios policiales y de la provincia en  la plaza pública, frente a todos los medios de prensa, que registren si yo he cumplido los procedimientos de una condena. 


Periodista: —¿Supuestamente de qué se lo denuncia?
José Riccardo: Perdón, perdón, perdón, déjeme terminar.  Vengo a denunciar esa inescrupulosa operación política y a decirles además que termina esta conferencia de prensa y con Claudia Rocha, que me acompaña, me voy a hacer presente en la Fiscalía Nº 3, creo que corresponde, para denunciar la comisión de los delitos de utilización de información desconocida para mí, obrante en dependencias del Gobierno de la Provincia para fines políticos, especialmente penado por el Código Penal Nacional, artículo 157. Voy a denunciar a los autores materiales e intelectuales, pidiendo absolutamente el registro de todas las llamadas telefónicas, cruce de medios electrónicos de esa información por la comisión del delito que se ha cometido…


Periodista: —¿A quiénes va a acusar?
José Riccardo: Voy a hacer la denuncia, que se investigue…


Periodista: —¿Pero a quién va a acusar?
José Riccardo: Voy a llevar pruebas materiales que tengo. Al primero que voy a acusar va a ser el jefe de la Policía para abajo. Y a los autores intelectuales también de esto, porque se ha cometido una violación. Pero además, quiero desmentir el cumplimiento de cualquier condena en la Provincia de San Luis. Al contrario, he denunciado los apremios ilegales. Quisiera ver, si existe alguna sentencia, qué dice esa sentencia, que no tiene entidad alguna porque nunca se me ha comunicado  fehacientemente, y por lo tanto es una nulidad absoluta insanable, si así fuera. Entonces, lo que quiero decir es que voy a denunciar la violación de la información pública para fines políticos, y denunciar penalmente a sus responsables. Pero esto habla de cómo funciona este Estado, con un Estado paralelo en donde los ciudadanos son sometidos a la violación de sus derechos sin saberlo. Además, cumplido eso voy a apersonarme al Gobernador de la Provincia y pedirle la remoción de todos los funcionarios públicos intervinientes en esta operación, sobre la base de la denuncia que voy a  realizar, denuncia que será penal y denuncia que será civil. 


Periodista: —¿Quiénes son los autores intelectuales según usted?
José Riccardo: Los autores intelectuales  los va a dar la Justicia. Pero seguramente que se podrá probar, que participa el entorno íntimo del candidato a gobernador. 


Periodista: —¿Usted está hablando sobre intervención de teléfonos, escuchas telefónicas? 
José Riccardo: No. Voy a pedir la investigación con todas las pruebas telefónicas y materiales de la violación de la información pública y de difundir información maliciosa, desconocida para mí, que afecta mi derecho político y los de mi espacio político.


Periodista: —¿De qué se lo está acusando,  para que se entienda?  
José Riccardo: A mí no se me está acusando de nada; si gozo de plena libertad, miren…


Periodista: —¿Pero cuál es la operación  maliciosa?  
José Riccardo: La operación maliciosa es la que ustedes han tenido a la vista, de que supuestamente la Policía de la Provincia difunde una información de que existe sobre mí una condena. Condena que no existe.


Periodista: —¿Esto es sobre un hecho que ocurrió en Rufino?
José Riccardo: No, señor. Fui ilegalmente detenido en San Luis en el año 1984, bajo apremios ilegales, denunciados en la causa. Nunca hubo resolución de esa causa, nunca se me notificó la resolución de esa causa. 


Periodista: —¿Lo que usted denuncia responde a eso?
José Riccardo: Claro, por supuesto. La denuncia de que se difunda una información viendo cuál es el origen de esa información de una condena que nunca cumplí porque fui siempre titular de mi plena libertad, como lo acredita mi trayectoria. Fui y vine por el mundo. Nunca oculté nada sobre mis movimientos. Tengo una colección de pasaportes a todo el mundo. Gocé de mi libertad absolutamente. Nunca fui a ninguna dependencia a cumplir  absolutamente alguna condena. Yo desafío a los funcionarios públicos, al jefe de Policía y a los funcionarios judiciales   que se presenten aquí, los penitenciarios, a probar eso en la plaza pública.


Periodista: —¿Cómo tomó conocimiento de esta supuesta información maliciosa?
José Riccardo: Está publicada en  medios de prensa.  Para mí una cosa que se publica en la prensa, y que yo desconozco de mí, la denuncio. Porque aparte evidentemente obedece a una operación política porque está orquestada de los círculos del poder provincial, un poder que debería garantizar los derechos de los ciudadanos y no la violación de los derechos.


Periodista: —¿En qué circunstancia fue aquella detención…?
José Riccardo: Está registrada en la causa, vayan y busquen el expediente. Está la denuncia de los apremios ilegales en las circunstancias de estar en la vía publica sin la comisión de ningún delito. Está denunciado. ¿Y ahora, supuestamente, el Gobierno tiene una sentencia de una causa de hace treinta años que yo desconozco? Ustedes saben que el primer elemento para garantizar los derechos es comunicarle al interesado en defensa de los derechos si hubiese una sentencia.  Si llegase a haber una sentencia, que no me fue notificada es  insanablemente nula  y además, una grave violación al debido proceso de los derechos de la defensa. Pero aun así, el hecho de la manipulación de la información desconocida para los interesados por los organismos del Estado, sea Policía y otros organismos,  para fines políticos está expresamente vedada; además de no responder a la realidad, está expresamente vedada.  Yo fui y me apersoné personalmente a la Policía  de la Provincia para sacar mi certificado de buena conducta, y acá está mi certificado de buena conducta (muestra los documentos a los periodistas), acá está. Les pido que lo registren. Y por si fuera poco, también tengo el mismo certificado de la Policía Federal Argentina, y por si fuera poco, también tengo las visas a todos los países del mundo. Cuatro visas, cinco, diez, en diez años. Me moví con toda libertad. Nunca cumplí una condena y nunca se me notificó una violación grave que hubiera ocurrido eso. 


Periodista: —¿Usted está responsabilizando de esta maniobra mediática al candidato a gobernador Rodríguez Saá?
José Riccardo: No, no, no. Yo lo que digo es que voy a ir a denunciar  con pruebas materiales la violación de los derechos políticos a través del manejo de la información y la Justicia determinará la cadena de responsabilidades, que van a ser muchas. Por supuesto,  involucrada la cúpula de la Policía y toda la cadena de responsabilidad para abajo, sin duda, porque si es que esa información surgió maliciosa y que no responde a la realidad, porque como les digo, nunca cumplí una condena y nunca fui consciente de que hubiera semejante documento en la Policía, lo puedo probar. Jamás entre a la Policía a cumplir los procedimientos de condena de ningún tipo. ¿Hay responsables penalmente de esto?, seguro que los habrá y civilmente también. Pero además, políticamente,  esto es una operación política de un Gobierno que ha manejado a su antojo la Justicia y los derechos de la gente y que nosotros estamos determinados, con una determinación mucho más fuerte de la que el propio gobierno se imagina, a terminar democráticamente con este siniestro sistema de manipulación de la vida y los derechos de los ciudadanos de San Luis. Estamos tranquilos, salimos con los derechos políticos intactos. El 25 de octubre estaremos, cambiemos las urnas,  y José Riccardo como candidato a gobernador en la boleta para dar la lucha democrática con mis derechos políticos, ciudadanos y constitucionales intactos.


Periodista: —¿Alguna vez lo llamaron a declarar? En la indagatoria se dice es el primer hecho de defensa...
José Riccardo: Pero por supuesto. Mi derecho a defensa,  y vayan y busquen el expediente. Por supuesto.


Periodista: —¿Lo que se ha ventilado es un documento policial?
José Riccardo: Lo que se ha ventilado es un cosa que dice que José Riccardo fue condenado… un oficio que es de mi desconocimiento…


Periodista: —¿Por quién está firmado ese oficio?
José Riccardo: No sé, no sé quién lo firma. Lo voy a investigar. Primero la veracidad... y lo vengo a desmentir.


Periodista: —¿Para usted comienza una campaña electoral sucia?
José Riccardo: Campaña sucia la tuvimos durante treinta años. Obviamente que es una campaña sucia. Pero va a quedar claro que acá hay un poder provincial, una estructura de poder que maneja a su antojo, casi un poder paralelo al poder de la República, que pretende manejar a su antojo la libertad y el buen honor de las personas, sin garantizar lo que debió haber garantizado el poder, que es investigar y cumplir con los procesos eventualmente procesales. Pero al margen de eso, quiero decir que tenemos la determinación política, la tranquilidad política de dar la lucha contra este sistema perverso de Gobierno que instala un gobierno paralelo, un  Estado paralelo y que maneja la información, la deforma, para mancillar el buen nombre y honor de las personas, cuando el objetivo del Estado es garantizar  los derechos de los ciudadanos. Y decimos que estamos dispuestos a dar los debates públicos. Estamos dispuestos a pararnos en la plaza pública con los funcionarios policiales y judiciales para discutir lo que nos está pasando en la provincia de San Luis y reivindicar nuestro  buen nombre y honor. 


Periodista: — Para resumir. ¿A usted le comunican una condena que nunca existió?
José Riccardo: No, nadie me comunica nada. 


Periodista: —¿Es  entonces sobre esta situación ocurrida en 1984 por apremios ilegales y por los que  estuvo detenido? 
José Riccardo: Sí, exactamente… (duda y se corrige). No, se me quiso imputar un delito que no cometí. Los apremios ilegales los sufrí yo.  
Claudia Rocha: Él sufrió apremios ilegales en el momento de ser detenido, en el año 1984. Ahí se le quiso imputar la comisión de un delito…
José Riccardo: El delito es el   hurto de un tubo fluorescente en la calle.  Y treinta años después me vengo a enterar por una cosa…
Claudia Rocha:  Puedo aclarar, chicos, esto en términos más técnicos. El estudiante José Luis Riccardo en 1984 fue detenido en la vía pública por un policía en estado de ebriedad. Esto fue lo que él declaró en su momento y se le quiso imputar la comisión de un delito: tener un tubo fluorescente en la mano. Él hasta el día de hoy nunca se enteró de que hubiera sobre eso  una condena. Ha  circulado por medios periodísticos y por vías privadas un informe entre el juzgado del Crimen y la Policía de la Provincia donde se informaría  la condena a un año de prisión en suspenso, por  hurto, en contra de José Luis Riccardo en 1986, hace treinta años…
José Riccardo: ¿Dónde estuve yo en todo este tiempo...?
Claudia Rocha: Condena que él nunca conoció y queda acreditado con las visas y con su estudio como doctor en Física en Estados Unidos, jamás el hubiera podido entrar a ese país con un antecedente de esas características…
José Riccardo: Yo gocé de mi plena libertad…
Claudia Rocha: Queremos dejar en claro lo que estamos diciendo; cuál es la situación, y qué es lo que ha circulado. Y esa circulación es ilegal según el artículo 157 bis del Código Penal.


Periodista: —¿Pero esto no ha prescripto?
José Riccardo: No prescribe lo que yo desconozco. Así manejaron siempre la Justicia. Les pido que averigüen quiénes eran los funcionarios policiales de aquella época donde ocurría esto, y quién era el jefe de Policía al que fue dirigido ese oficio.  Fue el mismo jefe de Policía que reprimió a los diputados y los sacó a los palos dentro de la Legislatura en 1985, padre de la ahora candidata, o ya no es más candidata, Lilia Novillo, y cuáles son los funcionarios que han actuado. Yo voy a ejercer mi derecho de denunciar estos hechos y pedir la investigación de toda la cadena de responsabilidades, intelectuales y materiales.


Periodista: —¿Qué medio lo publicó?: 
José Riccardo: No sé. Esto lo va a determinar la Justicia. Para mí los medios de prensa merecen mucho respeto. Y si un medio publica algo, lo tomo en serio; no digo 'es una pavada'. A partir de eso voy a iniciar una acción. Que se investigue si eso es cierto, de dónde salió, por qué y la comisión de los hechos. 


Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Conferencia de prensa de José Riccardo en la Casa Radical

Enojado. Riccardo señaló que la difusión de la condena por el robo del tubo fluorescente responde a una "manipulación política".

José Riccardo: Buenos días a todos. Muchas gracias por estar presentes aquí. Disculpen los minutitos de demora, pero estaba llegando recién de Buenos Aires.  Estoy agradecido a Claudia Rocha, la presidente del partido, a todos los miembros que están aquí, a José Picco,  y a la solidaridad de los demás miembros de nuestro frente político. Estamos aquí para denunciar una maniobra política, orquestada desde los círculos íntimos del gobierno provincial y del candidato a gobernador de la provincia por Compromiso Federal, difundiendo información con el objetivo de desprestigiar de forma maliciosa y desconocida a mí, que desconozco, sobre una supuesta condena en mi contra que no ha existido ni he cumplido ni tiene entidad porque es desconocida para mí, si es que existe. Alrededor de este uso malicioso de la información que dispone el Gobierno y que no dispongo yo como ciudadano y los demás ciudadanos de esta provincia, violando los derechos políticos y ciudadanos. Venimos a denunciar esta operación política en primer lugar, a decir que reivindico mis derechos políticos y mi libertad. He gozado de mi libertad en todos estos años. He sufrido en esta provincia la detención ilegal bajo apremios ilegales en el año 1984. Denuncié esa situación en la causa penal,  una causa con  el objetivo de imputarme e imputarnos un hecho del cual no he sido responsable,  nunca, y aparece ahora una supuesta resolución, que voy a ver si es cierta o no, de esa causa judicial que es absolutamente nula porque es de mi desconocimiento total. Nunca en mi vida he cumplido ninguna condena en la Provincia de San Luis ni he asistido a dependencia judicial. Desafío a los funcionarios policiales y de la provincia en  la plaza pública, frente a todos los medios de prensa, que registren si yo he cumplido los procedimientos de una condena. 


Periodista: —¿Supuestamente de qué se lo denuncia?
José Riccardo: Perdón, perdón, perdón, déjeme terminar.  Vengo a denunciar esa inescrupulosa operación política y a decirles además que termina esta conferencia de prensa y con Claudia Rocha, que me acompaña, me voy a hacer presente en la Fiscalía Nº 3, creo que corresponde, para denunciar la comisión de los delitos de utilización de información desconocida para mí, obrante en dependencias del Gobierno de la Provincia para fines políticos, especialmente penado por el Código Penal Nacional, artículo 157. Voy a denunciar a los autores materiales e intelectuales, pidiendo absolutamente el registro de todas las llamadas telefónicas, cruce de medios electrónicos de esa información por la comisión del delito que se ha cometido…


Periodista: —¿A quiénes va a acusar?
José Riccardo: Voy a hacer la denuncia, que se investigue…


Periodista: —¿Pero a quién va a acusar?
José Riccardo: Voy a llevar pruebas materiales que tengo. Al primero que voy a acusar va a ser el jefe de la Policía para abajo. Y a los autores intelectuales también de esto, porque se ha cometido una violación. Pero además, quiero desmentir el cumplimiento de cualquier condena en la Provincia de San Luis. Al contrario, he denunciado los apremios ilegales. Quisiera ver, si existe alguna sentencia, qué dice esa sentencia, que no tiene entidad alguna porque nunca se me ha comunicado  fehacientemente, y por lo tanto es una nulidad absoluta insanable, si así fuera. Entonces, lo que quiero decir es que voy a denunciar la violación de la información pública para fines políticos, y denunciar penalmente a sus responsables. Pero esto habla de cómo funciona este Estado, con un Estado paralelo en donde los ciudadanos son sometidos a la violación de sus derechos sin saberlo. Además, cumplido eso voy a apersonarme al Gobernador de la Provincia y pedirle la remoción de todos los funcionarios públicos intervinientes en esta operación, sobre la base de la denuncia que voy a  realizar, denuncia que será penal y denuncia que será civil. 


Periodista: —¿Quiénes son los autores intelectuales según usted?
José Riccardo: Los autores intelectuales  los va a dar la Justicia. Pero seguramente que se podrá probar, que participa el entorno íntimo del candidato a gobernador. 


Periodista: —¿Usted está hablando sobre intervención de teléfonos, escuchas telefónicas? 
José Riccardo: No. Voy a pedir la investigación con todas las pruebas telefónicas y materiales de la violación de la información pública y de difundir información maliciosa, desconocida para mí, que afecta mi derecho político y los de mi espacio político.


Periodista: —¿De qué se lo está acusando,  para que se entienda?  
José Riccardo: A mí no se me está acusando de nada; si gozo de plena libertad, miren…


Periodista: —¿Pero cuál es la operación  maliciosa?  
José Riccardo: La operación maliciosa es la que ustedes han tenido a la vista, de que supuestamente la Policía de la Provincia difunde una información de que existe sobre mí una condena. Condena que no existe.


Periodista: —¿Esto es sobre un hecho que ocurrió en Rufino?
José Riccardo: No, señor. Fui ilegalmente detenido en San Luis en el año 1984, bajo apremios ilegales, denunciados en la causa. Nunca hubo resolución de esa causa, nunca se me notificó la resolución de esa causa. 


Periodista: —¿Lo que usted denuncia responde a eso?
José Riccardo: Claro, por supuesto. La denuncia de que se difunda una información viendo cuál es el origen de esa información de una condena que nunca cumplí porque fui siempre titular de mi plena libertad, como lo acredita mi trayectoria. Fui y vine por el mundo. Nunca oculté nada sobre mis movimientos. Tengo una colección de pasaportes a todo el mundo. Gocé de mi libertad absolutamente. Nunca fui a ninguna dependencia a cumplir  absolutamente alguna condena. Yo desafío a los funcionarios públicos, al jefe de Policía y a los funcionarios judiciales   que se presenten aquí, los penitenciarios, a probar eso en la plaza pública.


Periodista: —¿Cómo tomó conocimiento de esta supuesta información maliciosa?
José Riccardo: Está publicada en  medios de prensa.  Para mí una cosa que se publica en la prensa, y que yo desconozco de mí, la denuncio. Porque aparte evidentemente obedece a una operación política porque está orquestada de los círculos del poder provincial, un poder que debería garantizar los derechos de los ciudadanos y no la violación de los derechos.


Periodista: —¿En qué circunstancia fue aquella detención…?
José Riccardo: Está registrada en la causa, vayan y busquen el expediente. Está la denuncia de los apremios ilegales en las circunstancias de estar en la vía publica sin la comisión de ningún delito. Está denunciado. ¿Y ahora, supuestamente, el Gobierno tiene una sentencia de una causa de hace treinta años que yo desconozco? Ustedes saben que el primer elemento para garantizar los derechos es comunicarle al interesado en defensa de los derechos si hubiese una sentencia.  Si llegase a haber una sentencia, que no me fue notificada es  insanablemente nula  y además, una grave violación al debido proceso de los derechos de la defensa. Pero aun así, el hecho de la manipulación de la información desconocida para los interesados por los organismos del Estado, sea Policía y otros organismos,  para fines políticos está expresamente vedada; además de no responder a la realidad, está expresamente vedada.  Yo fui y me apersoné personalmente a la Policía  de la Provincia para sacar mi certificado de buena conducta, y acá está mi certificado de buena conducta (muestra los documentos a los periodistas), acá está. Les pido que lo registren. Y por si fuera poco, también tengo el mismo certificado de la Policía Federal Argentina, y por si fuera poco, también tengo las visas a todos los países del mundo. Cuatro visas, cinco, diez, en diez años. Me moví con toda libertad. Nunca cumplí una condena y nunca se me notificó una violación grave que hubiera ocurrido eso. 


Periodista: —¿Usted está responsabilizando de esta maniobra mediática al candidato a gobernador Rodríguez Saá?
José Riccardo: No, no, no. Yo lo que digo es que voy a ir a denunciar  con pruebas materiales la violación de los derechos políticos a través del manejo de la información y la Justicia determinará la cadena de responsabilidades, que van a ser muchas. Por supuesto,  involucrada la cúpula de la Policía y toda la cadena de responsabilidad para abajo, sin duda, porque si es que esa información surgió maliciosa y que no responde a la realidad, porque como les digo, nunca cumplí una condena y nunca fui consciente de que hubiera semejante documento en la Policía, lo puedo probar. Jamás entre a la Policía a cumplir los procedimientos de condena de ningún tipo. ¿Hay responsables penalmente de esto?, seguro que los habrá y civilmente también. Pero además, políticamente,  esto es una operación política de un Gobierno que ha manejado a su antojo la Justicia y los derechos de la gente y que nosotros estamos determinados, con una determinación mucho más fuerte de la que el propio gobierno se imagina, a terminar democráticamente con este siniestro sistema de manipulación de la vida y los derechos de los ciudadanos de San Luis. Estamos tranquilos, salimos con los derechos políticos intactos. El 25 de octubre estaremos, cambiemos las urnas,  y José Riccardo como candidato a gobernador en la boleta para dar la lucha democrática con mis derechos políticos, ciudadanos y constitucionales intactos.


Periodista: —¿Alguna vez lo llamaron a declarar? En la indagatoria se dice es el primer hecho de defensa...
José Riccardo: Pero por supuesto. Mi derecho a defensa,  y vayan y busquen el expediente. Por supuesto.


Periodista: —¿Lo que se ha ventilado es un documento policial?
José Riccardo: Lo que se ha ventilado es un cosa que dice que José Riccardo fue condenado… un oficio que es de mi desconocimiento…


Periodista: —¿Por quién está firmado ese oficio?
José Riccardo: No sé, no sé quién lo firma. Lo voy a investigar. Primero la veracidad... y lo vengo a desmentir.


Periodista: —¿Para usted comienza una campaña electoral sucia?
José Riccardo: Campaña sucia la tuvimos durante treinta años. Obviamente que es una campaña sucia. Pero va a quedar claro que acá hay un poder provincial, una estructura de poder que maneja a su antojo, casi un poder paralelo al poder de la República, que pretende manejar a su antojo la libertad y el buen honor de las personas, sin garantizar lo que debió haber garantizado el poder, que es investigar y cumplir con los procesos eventualmente procesales. Pero al margen de eso, quiero decir que tenemos la determinación política, la tranquilidad política de dar la lucha contra este sistema perverso de Gobierno que instala un gobierno paralelo, un  Estado paralelo y que maneja la información, la deforma, para mancillar el buen nombre y honor de las personas, cuando el objetivo del Estado es garantizar  los derechos de los ciudadanos. Y decimos que estamos dispuestos a dar los debates públicos. Estamos dispuestos a pararnos en la plaza pública con los funcionarios policiales y judiciales para discutir lo que nos está pasando en la provincia de San Luis y reivindicar nuestro  buen nombre y honor. 


Periodista: — Para resumir. ¿A usted le comunican una condena que nunca existió?
José Riccardo: No, nadie me comunica nada. 


Periodista: —¿Es  entonces sobre esta situación ocurrida en 1984 por apremios ilegales y por los que  estuvo detenido? 
José Riccardo: Sí, exactamente… (duda y se corrige). No, se me quiso imputar un delito que no cometí. Los apremios ilegales los sufrí yo.  
Claudia Rocha: Él sufrió apremios ilegales en el momento de ser detenido, en el año 1984. Ahí se le quiso imputar la comisión de un delito…
José Riccardo: El delito es el   hurto de un tubo fluorescente en la calle.  Y treinta años después me vengo a enterar por una cosa…
Claudia Rocha:  Puedo aclarar, chicos, esto en términos más técnicos. El estudiante José Luis Riccardo en 1984 fue detenido en la vía pública por un policía en estado de ebriedad. Esto fue lo que él declaró en su momento y se le quiso imputar la comisión de un delito: tener un tubo fluorescente en la mano. Él hasta el día de hoy nunca se enteró de que hubiera sobre eso  una condena. Ha  circulado por medios periodísticos y por vías privadas un informe entre el juzgado del Crimen y la Policía de la Provincia donde se informaría  la condena a un año de prisión en suspenso, por  hurto, en contra de José Luis Riccardo en 1986, hace treinta años…
José Riccardo: ¿Dónde estuve yo en todo este tiempo...?
Claudia Rocha: Condena que él nunca conoció y queda acreditado con las visas y con su estudio como doctor en Física en Estados Unidos, jamás el hubiera podido entrar a ese país con un antecedente de esas características…
José Riccardo: Yo gocé de mi plena libertad…
Claudia Rocha: Queremos dejar en claro lo que estamos diciendo; cuál es la situación, y qué es lo que ha circulado. Y esa circulación es ilegal según el artículo 157 bis del Código Penal.


Periodista: —¿Pero esto no ha prescripto?
José Riccardo: No prescribe lo que yo desconozco. Así manejaron siempre la Justicia. Les pido que averigüen quiénes eran los funcionarios policiales de aquella época donde ocurría esto, y quién era el jefe de Policía al que fue dirigido ese oficio.  Fue el mismo jefe de Policía que reprimió a los diputados y los sacó a los palos dentro de la Legislatura en 1985, padre de la ahora candidata, o ya no es más candidata, Lilia Novillo, y cuáles son los funcionarios que han actuado. Yo voy a ejercer mi derecho de denunciar estos hechos y pedir la investigación de toda la cadena de responsabilidades, intelectuales y materiales.


Periodista: —¿Qué medio lo publicó?: 
José Riccardo: No sé. Esto lo va a determinar la Justicia. Para mí los medios de prensa merecen mucho respeto. Y si un medio publica algo, lo tomo en serio; no digo 'es una pavada'. A partir de eso voy a iniciar una acción. Que se investigue si eso es cierto, de dónde salió, por qué y la comisión de los hechos. 


Logín