eldiariodelarepublica.com
Violencia: en casi dos años atendieron dos mil mujeres

Escuchá acá la 90.9
X

Violencia: en casi dos años atendieron dos mil mujeres

En su mayoría son de violencia física y psicológica. Asesoran con terapeutas, abogados y trabajadores sociales.

Algunas llegan golpeadas. Otras escapando de su hogar. A veces hasta de paso en la provincia. Cerca de 2 mil mujeres fueron recibidas por distintos casos de violencia de género en la Secretaría de la Mujer # Ni Una Menos, desde su creación, el 10 de diciembre de 2015.  Grisel Pollacchi, jefa de Programa de Seguimiento y Control Interdisciplinario de la cartera, indicó que se llega a tratar un promedio de 120 casos por mes y que en su mayoría son por violencia física y psicológica, seguidos de violencia psicológica por sí sola en el segundo puesto. Luego está en un tercer lugar las dos formas anteriores de violencia sumadas a la económica; una combinación de abuso económico y psicológico en el cuarto  y  violaciones y abusos en la última posición de las denuncias.

Tomando como referencia el último mes registrado, de setiembre, un 40% de las denuncias eran por mujeres que eran golpeadas y abusadas verbalmente. Sobre el porcentaje de resolución de casos, la jefa de programa indico que “es difícil tener ese tipo de números, porque hay casos que se pueden resolver en un corto período, pero hay otros que pueden llegar a demorar de seis meses a un año y medio de seguimiento y otros donde se retrocede”. De todas maneras, la funcionaria afirmó que calculan que de los 2 mil casos registrados dieron por concluidos o resueltos cerca del 20% y que muchos continúan en vías de resolución o seguimiento.

Hay distintos pasos y mecanismos para tratar los casos, detalló Pollacchi. Pero uno de los fundamentales es que las mujeres hagan las denuncias judiciales correspondientes. La funcionaria aclaró que la secretaría no genera denuncias por si sola, sino que asesora y acompaña para que estas denuncias se concreten y se brinden todas las medidas de protección correspondientes. “Lo que necesitamos es que los casos queden judicialmente denunciados, porque es donde logramos que se apliquen las medidas de protección. Nosotros instamos a que las mujeres realicen las denuncias y las acompañamos al juzgado a que la realicen, porque es la única forma de que la mujer va a poder tener medidas”, agregó. Algunas de ellas son restricciones de acercamiento para la víctima y para sus hijos, exclusión del hogar de la pareja violenta y hasta la entrega del botón antipánico.

Luego se evalúa la gravedad del caso para activar esas medidas de protección. Lo antes posible, con la colaboración y autorización de los juzgados correspondientes, la secretaría puede acercar las alarmas antipánico y hasta restricciones de acercamiento. “Nosotros hacemos una evaluación de riesgo. Hay mujeres que llegan acá, corren real peligro y no podemos esperar que el juez dentro de veinticuatro horas disponga medidas de protección. Acompañamos a esas mujeres al juzgado”, aclaró. “Cuando son casos urgentes, en el día se hace todo. Se acompaña, se hace la denuncia, se ratifica, se dan las medidas de protección y  el botón”, remarcó.

El próximo paso es un trabajo interdisciplinario, entre psicólogos, abogados, trabajadores sociales y acompañantes. Los especialistas deciden allí cómo se asistirá a la mujer. Si tiene problemas legales, se le asigna un patrocinante gratuito. Si no existe la denuncia, se la insta a que la realice. En otros casos se asiste psicológicamente a la víctima  de manera individual. También hay reuniones grupales donde se comparten experiencias “similares o peores”, admitió Pollacchi. A su vez, hay un grupo de acompañantes capacitados que por vía telefónica o con visitas a los hogares, siguen los casos para ver cómo continúa su dinámica familiar. Además, como sucede muchas veces, la mujer no tiene ingresos propios y también se las asesora desde ese aspecto. “Seguimos en contacto permanente con estas mujeres”, aseguró la funcionaria.

No es nada fácil salir del círculo de violencia en las que se ven inmersas las víctimas. “Cuando una mujer atraviesa mucho tiempo violencia psicológica, ése es el momento para salir de ese círculo de violencia. Y lo más difícil es a nivel psíquico. Es muy profundo lo que se quiebra en el interior de la mujer. Se quiebra su voluntad, su amor propio, se sienten inútiles, que no van a poder solas y siempre van a depender de alguien.”, describió.

“Instamos a las mujeres, les pedimos y les decimos que no están solas, que estamos para ayudarlas, que hay muchos recursos hoy que el Estado está ofreciendo a través de la Secretaría de la Mujer que están a disposición para ayudarlas y para que puedan salir adelante, para que recuperen sus derechos, su autoestima y todo lo que han perdido. Para que recuperen el poder que han cedido”, concluyó.

La secretaría recibe casos en sus oficinas de Terrazas de Portezuelo, en el edificio Proyección al Futuro, Torre II, Piso 1. También se puede consultar la página oficial niunamenos.sanluis.gov.ar o a la línea telefónica 4452000 con tres internos para capital (3465), Merlo (8726) y Villa Mercedes (4916).

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Violencia: en casi dos años atendieron dos mil mujeres

En su mayoría son de violencia física y psicológica. Asesoran con terapeutas, abogados y trabajadores sociales.

En seguimiento. La funcionaria indicó que 20% se dieron por "concluidos" pero que se siguen varios. 

Algunas llegan golpeadas. Otras escapando de su hogar. A veces hasta de paso en la provincia. Cerca de 2 mil mujeres fueron recibidas por distintos casos de violencia de género en la Secretaría de la Mujer # Ni Una Menos, desde su creación, el 10 de diciembre de 2015.  Grisel Pollacchi, jefa de Programa de Seguimiento y Control Interdisciplinario de la cartera, indicó que se llega a tratar un promedio de 120 casos por mes y que en su mayoría son por violencia física y psicológica, seguidos de violencia psicológica por sí sola en el segundo puesto. Luego está en un tercer lugar las dos formas anteriores de violencia sumadas a la económica; una combinación de abuso económico y psicológico en el cuarto  y  violaciones y abusos en la última posición de las denuncias.

Tomando como referencia el último mes registrado, de setiembre, un 40% de las denuncias eran por mujeres que eran golpeadas y abusadas verbalmente. Sobre el porcentaje de resolución de casos, la jefa de programa indico que “es difícil tener ese tipo de números, porque hay casos que se pueden resolver en un corto período, pero hay otros que pueden llegar a demorar de seis meses a un año y medio de seguimiento y otros donde se retrocede”. De todas maneras, la funcionaria afirmó que calculan que de los 2 mil casos registrados dieron por concluidos o resueltos cerca del 20% y que muchos continúan en vías de resolución o seguimiento.

Hay distintos pasos y mecanismos para tratar los casos, detalló Pollacchi. Pero uno de los fundamentales es que las mujeres hagan las denuncias judiciales correspondientes. La funcionaria aclaró que la secretaría no genera denuncias por si sola, sino que asesora y acompaña para que estas denuncias se concreten y se brinden todas las medidas de protección correspondientes. “Lo que necesitamos es que los casos queden judicialmente denunciados, porque es donde logramos que se apliquen las medidas de protección. Nosotros instamos a que las mujeres realicen las denuncias y las acompañamos al juzgado a que la realicen, porque es la única forma de que la mujer va a poder tener medidas”, agregó. Algunas de ellas son restricciones de acercamiento para la víctima y para sus hijos, exclusión del hogar de la pareja violenta y hasta la entrega del botón antipánico.

Luego se evalúa la gravedad del caso para activar esas medidas de protección. Lo antes posible, con la colaboración y autorización de los juzgados correspondientes, la secretaría puede acercar las alarmas antipánico y hasta restricciones de acercamiento. “Nosotros hacemos una evaluación de riesgo. Hay mujeres que llegan acá, corren real peligro y no podemos esperar que el juez dentro de veinticuatro horas disponga medidas de protección. Acompañamos a esas mujeres al juzgado”, aclaró. “Cuando son casos urgentes, en el día se hace todo. Se acompaña, se hace la denuncia, se ratifica, se dan las medidas de protección y  el botón”, remarcó.

El próximo paso es un trabajo interdisciplinario, entre psicólogos, abogados, trabajadores sociales y acompañantes. Los especialistas deciden allí cómo se asistirá a la mujer. Si tiene problemas legales, se le asigna un patrocinante gratuito. Si no existe la denuncia, se la insta a que la realice. En otros casos se asiste psicológicamente a la víctima  de manera individual. También hay reuniones grupales donde se comparten experiencias “similares o peores”, admitió Pollacchi. A su vez, hay un grupo de acompañantes capacitados que por vía telefónica o con visitas a los hogares, siguen los casos para ver cómo continúa su dinámica familiar. Además, como sucede muchas veces, la mujer no tiene ingresos propios y también se las asesora desde ese aspecto. “Seguimos en contacto permanente con estas mujeres”, aseguró la funcionaria.

No es nada fácil salir del círculo de violencia en las que se ven inmersas las víctimas. “Cuando una mujer atraviesa mucho tiempo violencia psicológica, ése es el momento para salir de ese círculo de violencia. Y lo más difícil es a nivel psíquico. Es muy profundo lo que se quiebra en el interior de la mujer. Se quiebra su voluntad, su amor propio, se sienten inútiles, que no van a poder solas y siempre van a depender de alguien.”, describió.

“Instamos a las mujeres, les pedimos y les decimos que no están solas, que estamos para ayudarlas, que hay muchos recursos hoy que el Estado está ofreciendo a través de la Secretaría de la Mujer que están a disposición para ayudarlas y para que puedan salir adelante, para que recuperen sus derechos, su autoestima y todo lo que han perdido. Para que recuperen el poder que han cedido”, concluyó.

La secretaría recibe casos en sus oficinas de Terrazas de Portezuelo, en el edificio Proyección al Futuro, Torre II, Piso 1. También se puede consultar la página oficial niunamenos.sanluis.gov.ar o a la línea telefónica 4452000 con tres internos para capital (3465), Merlo (8726) y Villa Mercedes (4916).

Logín