eldiariodelarepublica.com
El paquete económico es ley tras diez horas de debate

Escuchanos EN VIVO!
X

El paquete económico es ley tras diez horas de debate

foto
video

Adolfo Rodríguez Saá criticó el trámite exprés y Eugenia Catalfamo dijo que "el presupuesto de federal no tiene nada".

El interbloque Argentina Federal, que encabeza Miguel Pichetto, le garantizó a Cambiemos un triunfo por amplia mayoría, frente al rechazo del interbloque Federal, que lidera Adolfo Rodríguez Saá, y del Frente para la Victoria-PJ, referenciado por Cristina Kirchner. Con ese panorama y en paralelo al Presupuesto 2018, el oficialismo consiguió sancionar el miércoles por la noche en el Senado la ley de reforma tributaria, con la que el Gobierno pretende reducir la presión impositiva en 1,5 puntos del PBI en un plazo de cinco años.

El proyecto obtuvo 52 votos a favor, 15 en contra y sólo una abstención, de Lucila Crexell (Movimiento Popular Neuquino).

El paquete sancionado promueve la prórroga del Impuesto al Cheque, una rebaja de impuestos distorsivos, como Ingresos Brutos; grava por primera vez la renta financiera; y modifica gravámenes internos, como los que alcanzan al tabaco —se fija una alícuota del 73%— y los combustibles, remarca el parlamentario.com.

No habrá cambios en el impuesto interno al vino, pero sí los habrá en las cervezas, que serán gravadas con una alícuota del 14% en el caso de las industriales, y con un 8% en el caso de las artesanales, es decir, las producidas por pymes.

Se mantuvo a su vez el actual impuesto del 4% para las gaseosas con jugo de limón, y del 8% para las analcohólicas, con o sin azúcar.

El Gobierno pretendía aplicar una alícuota del 17%, pero por presión del mandatario tucumano Juan Manzur dio marcha atrás.

Las empresas no pagarán aportes patronales hasta una remuneración bruta de 12 mil pesos para 2022, en una escala que comienza el año próximo con 2.400 pesos, sigue en 2019 con 4.800 pesos, en 2020 con 7.200 pesos y en 2021 con 9.600 pesos.

Otro eje de la reforma es la exención del impuesto a las Ganancias para los inversores no residentes, salvo en el caso de Lebacs.

Para incentivar la inversión, se fijan incentivos para la reinversión de utilidades —se reduce la alícuota del impuesto a las Ganancias de 35% a 25%—, y se establece la devolución anticipada de saldos de IVA por las inversiones que hagan las compañías a largo plazo.

Otro de los puntos destacados es que, por presión de la oposición en Diputados, las cooperativas y mutuales finalmente no pagarán impuesto a las Ganancias.

Adolfo cuestionó la "picardía del Gobierno"

El senador nacional Adolfo Rodríguez Saá rechazó el tratamiento “exprés”  que se dio en el Senado al paquete de leyes económicas, incluyendo el Presupuesto y la Reforma Tributaria, y criticó “la picardía” del Gobierno por “condenar a las provincias a más pobreza en medio de un gradualismo” que favorece a los ricos en medio de negociados de la “bicicleta financiera”.

Rodríguez Saá consideró que “el gradualismo es una meta,  un camino neutro, que se puede aplicar  para beneficiar a los pobres o los ricos. Y se está  ejecutando un proyecto que va favoreciendo a los ricos. Ya pasó en la Argentina, donde el sistema de pagaré  es un gran negocio para la bicicleta financiera”.

Criticó a quienes  desde el exterior “vienen, cambian los dólares y se llevan la plata. Son negocios que los hacen los poderes concentrados del mundo, no los jubilados y los trabajadores”.

El presidente del Interbloque Federal planteó si desde el gobierno “son tan generosos para pagar otras cuentas no sería más fácil sincerar y defender a los más humildes”.

El legislador puntano consideró que con la aprobación de las leyes económicas que “se condena a las  provincias a más pobreza con la coparticipación del 34 por ciento, cifra que es menor si le sacamos la afectación del impuesto al cheque”.

Rodríguez Saá afirmó que “la pobreza es un problema en Argentina, y luchar para erradicarla es luchar para que haya trabajo. Había 13.500.000 o más al que se le sumarán los jubilados que se verán afectados a partir del cambio de fórmula” para la reformulación de sus haberes.

"Restándole 100 mil millones en el año vamos a sumergir a los jubilados en la pobreza. Tienen gastos de enfermedad y farmacia superiores al resto de la población”.

El legislador  cuestionó la premura para el tratamiento de la ley de Reforma Tributaria que el 20 de diciembre fue tratada en Diputados, al lamentar que no pasó por la Comisión de Coparticipación Federal y al impacto en la “calidad institucional, por la verborragia del oficialismo en el  trámite  exprés".

Por su parte, la senadora nacional Eugenia Catalfamo, expresó que "existe una asimetría en la distribución del gasto para obras públicas, San Luis también forma parte de la Nación aunque muchas veces no se lo quiera reconocer y de Federal este presupuesto no tiene absolutamente nada”.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS

El paquete económico es ley tras diez horas de debate

Adolfo Rodríguez Saá criticó el trámite exprés y Eugenia Catalfamo dijo que "el presupuesto de federal no tiene nada".

Indignado. Adolfo Rodríguez Saá planteó que el gobierno nacional condena a las provincias más pobres. Foto: Departamento de Fotografía del Senado.

El interbloque Argentina Federal, que encabeza Miguel Pichetto, le garantizó a Cambiemos un triunfo por amplia mayoría, frente al rechazo del interbloque Federal, que lidera Adolfo Rodríguez Saá, y del Frente para la Victoria-PJ, referenciado por Cristina Kirchner. Con ese panorama y en paralelo al Presupuesto 2018, el oficialismo consiguió sancionar el miércoles por la noche en el Senado la ley de reforma tributaria, con la que el Gobierno pretende reducir la presión impositiva en 1,5 puntos del PBI en un plazo de cinco años.

El proyecto obtuvo 52 votos a favor, 15 en contra y sólo una abstención, de Lucila Crexell (Movimiento Popular Neuquino).

El paquete sancionado promueve la prórroga del Impuesto al Cheque, una rebaja de impuestos distorsivos, como Ingresos Brutos; grava por primera vez la renta financiera; y modifica gravámenes internos, como los que alcanzan al tabaco —se fija una alícuota del 73%— y los combustibles, remarca el parlamentario.com.

No habrá cambios en el impuesto interno al vino, pero sí los habrá en las cervezas, que serán gravadas con una alícuota del 14% en el caso de las industriales, y con un 8% en el caso de las artesanales, es decir, las producidas por pymes.

Se mantuvo a su vez el actual impuesto del 4% para las gaseosas con jugo de limón, y del 8% para las analcohólicas, con o sin azúcar.

El Gobierno pretendía aplicar una alícuota del 17%, pero por presión del mandatario tucumano Juan Manzur dio marcha atrás.

Las empresas no pagarán aportes patronales hasta una remuneración bruta de 12 mil pesos para 2022, en una escala que comienza el año próximo con 2.400 pesos, sigue en 2019 con 4.800 pesos, en 2020 con 7.200 pesos y en 2021 con 9.600 pesos.

Otro eje de la reforma es la exención del impuesto a las Ganancias para los inversores no residentes, salvo en el caso de Lebacs.

Para incentivar la inversión, se fijan incentivos para la reinversión de utilidades —se reduce la alícuota del impuesto a las Ganancias de 35% a 25%—, y se establece la devolución anticipada de saldos de IVA por las inversiones que hagan las compañías a largo plazo.

Otro de los puntos destacados es que, por presión de la oposición en Diputados, las cooperativas y mutuales finalmente no pagarán impuesto a las Ganancias.

Adolfo cuestionó la "picardía del Gobierno"

El senador nacional Adolfo Rodríguez Saá rechazó el tratamiento “exprés”  que se dio en el Senado al paquete de leyes económicas, incluyendo el Presupuesto y la Reforma Tributaria, y criticó “la picardía” del Gobierno por “condenar a las provincias a más pobreza en medio de un gradualismo” que favorece a los ricos en medio de negociados de la “bicicleta financiera”.

Rodríguez Saá consideró que “el gradualismo es una meta,  un camino neutro, que se puede aplicar  para beneficiar a los pobres o los ricos. Y se está  ejecutando un proyecto que va favoreciendo a los ricos. Ya pasó en la Argentina, donde el sistema de pagaré  es un gran negocio para la bicicleta financiera”.

Criticó a quienes  desde el exterior “vienen, cambian los dólares y se llevan la plata. Son negocios que los hacen los poderes concentrados del mundo, no los jubilados y los trabajadores”.

El presidente del Interbloque Federal planteó si desde el gobierno “son tan generosos para pagar otras cuentas no sería más fácil sincerar y defender a los más humildes”.

El legislador puntano consideró que con la aprobación de las leyes económicas que “se condena a las  provincias a más pobreza con la coparticipación del 34 por ciento, cifra que es menor si le sacamos la afectación del impuesto al cheque”.

Rodríguez Saá afirmó que “la pobreza es un problema en Argentina, y luchar para erradicarla es luchar para que haya trabajo. Había 13.500.000 o más al que se le sumarán los jubilados que se verán afectados a partir del cambio de fórmula” para la reformulación de sus haberes.

"Restándole 100 mil millones en el año vamos a sumergir a los jubilados en la pobreza. Tienen gastos de enfermedad y farmacia superiores al resto de la población”.

El legislador  cuestionó la premura para el tratamiento de la ley de Reforma Tributaria que el 20 de diciembre fue tratada en Diputados, al lamentar que no pasó por la Comisión de Coparticipación Federal y al impacto en la “calidad institucional, por la verborragia del oficialismo en el  trámite  exprés".

Por su parte, la senadora nacional Eugenia Catalfamo, expresó que "existe una asimetría en la distribución del gasto para obras públicas, San Luis también forma parte de la Nación aunque muchas veces no se lo quiera reconocer y de Federal este presupuesto no tiene absolutamente nada”.

Logín