12°SAN LUIS - Sabado 26 de Septiembre de 2020

12°SAN LUIS - Sabado 26 de Septiembre de 2020

EN VIVO

Cambio climático: el enemigo de la humanidad

Por redacción
| 04 de junio de 2017
Foto comparativa del Parque nacional Los Glaciares. La imagen superior es de 1928 y la de abajo de 2004. Foto: Greenpeace/NA

Desde la revolución industrial (1760-1840) hasta hoy, en el planeta la quema de combustibles fósiles como petróleo, carbón y gas que se usan para producir energía, generó la liberación de gases de efecto invernadero (CO2) a la atmósfera; lo que hizo aumentar la temperatura de la Tierra y provocó una distorsión en el sistema climático global. La situación es tan grave que el año pasado fue el más caluroso desde que se tienen registros, según lo reveló el informe presentado por la Agencia Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos.

 


La temperatura promedio en 2016 fue de 13°C, es decir unos 4 centígrados más que durante 2015, que a su vez había batido el récord de 2014. Ése fue el máximo nivel desde que comenzaron los registros en 1880 y este fenómeno se detectó particularmente en el este de Rusia, el extremo oeste de Canadá, la costa atlántica de Estados Unidos, en la mayoría de América Central y el norte de América del Sur. Pero también en África Occidental, el sur de Asia y varias regiones de Australia.

 


Aunque los científicos trabajan hace más de medio siglo para concientizar a la población y a sus dirigentes políticos sobre las catástrofes naturales que provoca el cambio climático, a través de organismos internacionales como Naciones Unidas, todavía no se han podido acordar políticas comunes para mitigar estos daños y mucho menos prevenir los futuros.

 


Estos cambios ya modificaron la economía mundial, la salud de la población y la organización de las comunidades que han entrado en crisis humanitarias como la de los refugiados. Los especialistas continúan con sus advertencias de que si no se le pone un freno ahora, los resultados probablemente sean más desastrosos, porque si la Tierra continúa su calentamiento, algunas de estas alteraciones se producirán indefectiblemente: el nivel del mar ascenderá debido a que los glaciares y el hielo marino se derrite con mayor velocidad, lo que provoca que las ciudades de las costas sufran más inundaciones y en los lugares en los que normalmente llueve o nieva mucho, se calienten.

 


Incluso algunos lagos y ríos podrían perder su volumen, esto provocará más sequías y eso generará dificultados para cultivar. Habrá menos agua disponible para la agricultura, la producción de comida y beber. Muchas plantas y animales se extinguirían, pero algo ya es seguro: los huracanes, tornados y tormentas que se producen por los cambios de temperatura y evaporación de agua, se dan con mayor regularidad.

 

Peligro sanitario

 


Este panorama ha provocado una situación inédita en Siberia (Rusia) donde un grupo de científicos lucha, en la región de Yamalia-Nenetsia, contra un brote de plaga de ántrax, que se extiende entre los renos (ciervos) a causa de las altas temperaturas y las autoridades rusas afirman que ya afecta a una tasa muy superior al promedio del resto del mundo. Se trata de una enfermedad grave y contagiosa generada por una bacteria que provoca infecciones con fiebre, dolor de estómago, diarreas, vómitos y, según la intensidad, hasta la muerte.

 


Las alarmas saltaron a principios de agosto del año pasado, luego que un niño de 12 años muriera en el norte de ese país por una plaga dormida durante 75 años. Para esa época otras 90 personas fueron hospitalizadas, de las cuales 53 eran niños. La catástrofe surgió a raíz de que antes de la muerte de ese niño, unos dos mil renos también fueron atacados por ántrax y terminaron muertos en distintas regiones de Siberia.

 


Malos presagios

 


A tal punto ha llegado la urgencia de cambios en el planeta que el reconocido científico Stephen Hawking cree que la especie humana “tendrá que habitar otro lugar en el cosmos en los próximos 100 años, si es que logra sobrevivir”. El anuncio se realizó a través del canal estatal de televisión BBC de Londres que emitió un documental donde el astrofísico cambió su pronóstico: "Con el cambio climático, los choques de asteroides que se esperan, las epidemias y el crecimiento de la población, nuestro planeta será cada vez más precario", sentenció.

 


Ya en noviembre del año pasado, durante una conferencia en la Universidad de Oxford, Hawking dijo que “la vida en el planeta sería imposible en un plazo que es, en términos del universo, un parpadeo. No creo que sobrevivamos otros mil años sin escapar de nuestro frágil planeta. Tenemos que seguir saliendo al espacio para darle un futuro a la humanidad".

 


Pero en los últimos días Hawking —quien padece la enfermedad de Lou Gehrig— hizo un nuevo llamado de búsqueda de otro hábitat para la especie humana. Explicó que la Luna es una posibilidad y también habló de encontrar el modo de permanecer en Marte. Pero Hawling no está sólo en esa aventura, porque según Elon Musk, el ingeniero creador del sistema de automóviles Tesla,  “eso podría comenzar a suceder a mediados de la próxima década”.

 


El proyecto que ideó el científico norteamericano se llama “Breakthrough Starshot”, y es una iniciativa millonaria patrocinada por el magnate ruso Yuri Milner y Mark Zuckerberg, el creador de Facebook. Según los planes de Hawking, es posible alcanzar la estrella más cercana al planeta Tierra en los próximos 20 años. Y el objetivo sería “Alfa Centauri”, un cuerpo celeste del espacio exterior donde muchas teorías señalan que puede existir vida extraterrestre. "La Tierra es un lugar maravilloso, pero puede que no dure para siempre, tarde o temprano debemos mirar a las estrellas", predijo Hawking.

 

El informe AR5

 


El Panel Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), la mayor red científica del mundo dedicada a estudiar este fenómeno, produjo el informe AR5 que advierte sobre los nuevos problemas que ya genera el cambio climático. Aunque el estudio se publicó en 2014, estos datos tienen total actualidad. Allí destacan conflictos entre países: “El desplazamiento de poblaciones durante este siglo incrementará el riesgo de conflictos violentos al amplificar factores instigadores como pobreza y perturbaciones económicas”.

 


También, el aumento de la pobreza: “Los peligros relacionados con el clima afectan directamente a los países con mayor nivel de pobreza al impactar en sus medios de vida y de forma indirecta, provoca el aumentar el precio de la comida y la inseguridad alimentaria”.

 


Además, destacan que “el previsible aumento del nivel del mar durante el siglo XXI provocará inundaciones y erosión del litoral. Al mismo tiempo, las proyecciones muestran que el aumento de la población, el desarrollo económico y la mayor urbanización atraerán a más personas hacia zonas costeras, con lo que el peligro será mayor y los costos de adaptación podrían ser determinantes en ciertos países”.

 


Comentá vos tambien...