25°SAN LUIS - Miércoles 08 de Diciembre de 2021

25°SAN LUIS - Miércoles 08 de Diciembre de 2021

EN VIVO

Cada vez más motos invaden las bicisendas en Villa Mercedes

Vecinos del barrio Altos del Oeste aseguran que pasan en forma constante y no respetan a nadie. Piden controles y más seguridad.

Por redacción
| 01 de octubre de 2018
Imprudencia. Los conductores toman la ciclovía para evitar ir por la calle en contramano.

Cada día se torna más difícil utilizar los juegos y la bicisenda que atraviesa el parque ubicado sobre la calle Estado de Israel, entre Sallorenzo y Pablo Lucero, justo al costado del barrio Altos del Oeste. Ciclistas y vecinos aseguran que las motos coparon el sendero con la intención de ir más rápido y esto genera malos tratos e insultos hacia los que realmente les corresponde disfrutar del sitio. Piden que haya más controles y seguridad, ya que afirman que hubo varios asaltos en horarios nocturnos.

 

El recorrido comienza en la zona Estación, luego costea los barrios Pimpollo y Colón, hasta llegar a Altos del Oeste y Pablo Díaz, donde pasa por el camino de la dársena y llega hasta el puente Monseñor Miranda. Los vecinos expresaron su malestar y aclararon que el camino “se convirtió en una motosenda” y que se agudiza el problema.

 

“Ya no tienen respeto. Antes nos pedían permiso para poder pasar, pero ahora nos tocan bocina, como esperando que nos hagamos a un costado, y encima nos insultan”, manifestó Marcelo Nievas, un hombre que caminaba por el lugar. Carmen Fuentes, su esposa, contó que todos los días realizan ejercicios por ese tramo, pero debieron modificar el horario. “Al principio salíamos a la tarde, pero tuvimos que cambiar todo por miedo a que nos pase algo o nos quieran pegar”, explicó.

 

Mediante un recorrido que realizó El Diario por la zona, comprobó que en tan solo quince minutos pasaron diez motos, dos bicicletas y tres personas caminando. El mayor problema es que los rodados más grandes pasan a una velocidad muy elevada y no dan tiempo a los deportistas a poder correrse. “Yo me pongo los auriculares y no escucho el ruido de las motos. Cada tanto miro hacia atrás para ver si me va a pasar alguien, pero si vienen muy rápido no hago tiempo a correrme”, comentó Luis Escudero, un hombre que utiliza el sendero para entrenar. “En el verano me llevó por delante una moto y terminé en el piso. Habría que ponerle un freno a esto antes de que ocurra un accidente grave”, expresó.

 

Jorge Martínez, un comerciante de la zona, contó que debido a esta imprudencia, en los últimos meses se vieron obligados a dejar de utilizar los espacios recreativos que están sobre el pulmón verde. “Estábamos contentos cuando inauguraron la plaza y el playón de básquet, pero la alegría nos duró poco y tuvimos que dejar de ir para no pasar malos ratos por culpa de los motociclistas”, confesó. A su vez, el hombre dijo que tanto él como varios vecinos de la cuadra ya no pueden dejar que sus hijos vayan solos a los juegos.

 

“Para mí la solución sería que la Policía controle más esta zona y que les secuestren el vehículo, es la única manera que aprendan que no tienen que pasar por ese lugar”, sugirió Martínez, quien además dijo que varias veces los que pasan en las motos aprovechan para robar. “Acá ya vinieron cinco personas a pedir auxilio porque les robaron en la bicisenda cuando oscurece”, sostuvo.

 

El subcomisario de la Comisaría Nº 12, Javier Verdú, explicó que la Dirección de Respuesta Inmediata Motorizada (DRIM) interviene por toda la ciclovía para prevenir los asaltos y que las motos no circulen por la senda. "No hemos recibido quejas ni denuncias, pero hacemos el recorrido todos los días para evitar esos problemas", señaló.

 

Comentá vos tambien...