12°SAN LUIS - Sabado 01 de Octubre de 2022

12°SAN LUIS - Sabado 01 de Octubre de 2022

EN VIVO

Los puntanos usan cada vez más el transporte público y la bicicleta

Según un sondeo de El Diario, solo el 40% utiliza el auto como único medio para trasladarse.   

Por redacción
| 11 de noviembre de 2018
Foto: El Diario.

Como el cambio de hábito en la alimentación por el diagnóstico de una enfermedad, los automovilistas puntanos redujeron la utilización de sus vehículos por los incesantes aumentos en el precio de los combustibles (Ver Gráfico). Así lo reveló una encuesta de El Diario de la República, que arrojó que hoy solo el 42% de los puntanos utiliza el auto como único medio para transportarse en la ciudad durante la rutina semanal. En cambio, el 37% señala que decide movilizarse más en bicicleta o caminar, mientras que el 21% indica que empezó a usar el servicio de transporte público como alternativa para aliviar un poco la castigada economía diaria.

 

El giro hacia la utilización de transportes alternativos no es una decisión caprichosa, al contrario, es una tendencia cada vez más notoria. Al menos así lo refleja el incremento meteórico en la nafta y el gasoil que, a poco más de un mes y medio de finalizar el año, subieron casi un 70 por ciento (Ver Pág. 3).

 

También están los automovilistas que lejos de poder buscar otro medio de movilidad —por las características de su trabajo o porque tienen hijos pequeños que van al colegio—adaptaron sus vehículos a los equipos de GNC, que en San Luis muestra incrementos mensuales, en las instalaciones, del 20 por ciento. Al momento de recargar el tanque con este combustible, la diferencia de precio es de un 38% más barato en relación a la nafta súper, y de casi un 50% en comparación a los combustibles premium.

 

Sin embargo, según el presidente de la Cámara de Expendedores de Combustibles y Afines de San Luis, José Gianello, la conversión al Gas Natural Comprimido no es tan masiva en el ámbito local, debido a que las distancias son relativamente cortas.

 

"En ciudades más grandes, como Buenos Aires o la Capital Federal, se nota un poco más porque se recorren más kilómetros y el rendimiento es mucho mejor. Además, existe el mito de que un equipo de GNC arruina el auto, cuando en realidad no es así; a lo sumo deja una menor capacidad de carga en el baúl", explicó Gianello.

 

 

Ni en auto, ni en colectivo

 

El automóvil no fue la única víctima de la disparada de precios del combustible, que cada vez que aumenta repercute en todos los sectores de la economía y la vida cotidiana, por ejemplo, en el valor de los alimentos debido al costo del transporte. A nivel nacional, el servicio público de colectivo dejó de ser una opción para dos de cada diez argentinos. 

 

Los motivos, en este caso, fueron las reiteradas subas que sufrió el boleto, vinculadas directamente a las políticas económicas del gobierno nacional, que repercutieron de lleno en el gasto diario de los usuarios y en su capacidad de ahorro, que en la actualidad es prácticamente nula por los "tarifazos" en general.

 

Estos datos pertenecen a un estudio realizado por Adecco Argentina, que indica que el 20% de los argentinos debió cambiar su forma de viajar para cumplir con su rutina laboral.

 

Del mismo informe se desprende que el 31% de las personas consultadas en todo el país coincide en que hoy destina aproximadamente el 5% de su salario para  viajar, mientras que un 24% declaró gastar el 10% de sus ingresos para movilizarse. Sigue un 18% que debe utilizar el 20% de su sueldo en combustible, mientras que el 11% restante emplea el 25% de sus ingresos o incluso más. 

 

Además, el 60% de los consultados indicó que empezó a usar más el colectivo, el 30% camina, el 19% elige el subte, un 8% viaja en bicicleta y otro 8% se traslada en moto.
 

 

Comentá vos tambien...