24°SAN LUIS - Lunes 06 de Febrero de 2023

24°SAN LUIS - Lunes 06 de Febrero de 2023

EN VIVO

Denunció por abuso a su primo, un ex intendente de Paso Grande

La joven de 27 años dijo que ella y su hermana eran atacadas cuando visitaban la localidad puntana.

Por redacción
| 28 de diciembre de 2018
Acusado. Luis Garro en una foto publicada por la víctima en sus redes sociales. Foto: Facebook Soledad Oliveras

Cuando le preguntaron a Soledad Oliveras qué la llevó a hablar de los abusos que sufrió en manos de un primo, el ex intendente de Paso Grande, Luis Garro, no supo responder de inmediato. Necesitó hacer una pausa: la voz se le quebró y la respuesta llegó entrecortada por las lágrimas. "Fue por este momento, este contexto –en referencia al clima social que generó la denuncia de la actriz Thelma Fardín–. Fue también porque, después de hablarlo con mi mejor amiga, pensé que debía hacer algo para no darle lugar a que siguiera cometiendo estos delitos con otras nenas, sobrinas. Ese fue el click". Al cumplirse un año de la denuncia en el Juzgado Penal 3 de San Luis, Soledad resolvió hacer público su caso, renovando así su pedido de justicia. Decidió hacer propio el "no nos callamos más".

 

Soledad vive en Rosario; tiene 27 años. Está a un paso de recibirse de la Licenciada en Musicoterapia y trabaja en un centro de día. Hace casi cuatro años, en enero de 2015, sufrió las últimas agresiones sexuales por parte de Garro, que es hijo de una hermana de su padre. Y fue en diciembre del año pasado cuando, después de un arduo trabajo interno, resolvió denunciarlo ante la Justicia. De ese proceso habló ayer, desde el corazón, en la publicación que hizo en Facebook.

 

Su revelación en el seno familiar trajo otra: su hermana mayor, Gabriela, de 32 años, le contó que ella también había sido atacada sexualmente por Garro. Por ello, ambas hicieron la presentación en el Juzgado Penal 3, a cargo de la jueza Virginia Palacios.

 

En su caso, según le contó Soledad a El Diario en una entrevista telefónica, las agresiones se dieron en dos tiempos: primero, entre los 7 y los 10 años; y después, entre los 21 y los 24.

 

En enero de 2015, cuando pudo hablarlo y significar que ciertas vivencias que había tenido durante sus vacaciones en Paso Grande correspondían a abusos, lo charló con personas de su entorno más cercano. Una de ellas fue Gabriela. Y ella le confió, entonces, que entre sus 7 y 10 años también había sido sometida por su primo.

 

Los hechos que Soledad tenía más frescos en la memoria eran aquellos ocurridos cuando ya era mayor de edad. Pero cuando, empezó a hablar del tema con Gabriela y ella le comentó lo que había sufrido en su infancia, afloraron los recuerdos de los abusos que ella misma había padecido siendo muy pequeña.

 

En consecuencia, la joven recordó ayer que Garro, que actualmente tiene unos 50 años, la manoseaba, la apoyaba y le exhibía pornografía. Lo hacía cuando la llevaba a pasear a caballo, aprovechando que sus padres u otros adultos no estaban cerca, explicó Soledad. "Hay cosas que había bloqueado en mi mente. Tenía como cabos sueltos de cosas, pero todas conducían a él", aseguró.

 

La última vez que Soledad y Gabriela tuvieron contacto con el acusado fue en 2015. Los otros parientes sí han estado en comunicación, por cuestiones familiares.

 

Según indicó ayer, la causa de su hermana no prosperó. "Declararon la prescripción, en octubre. Nuestra abogada apeló, y nos dijeron que hay un plazo de unos tres meses para saber si hacen lugar a la apelación", sintetizó.

 

La causa de Soledad, en cambio, está en curso. "Nosotras fuimos a San Luis a hacer la denuncia, a ratificar y a ampliar, a hacer las pericias. Él sigue su vida normal. No han fijado llamado a declaración indagatoria. Faltan los llamados 'testigos contextuales' para agregarlos a la investigación", refirió.

 

Garro tenía una doble imagen, afirmó. "Suele ser habitual en este tipo de casos –consideró–. Era muy querido en la familia, muy entrador. Por eso, a mí, en lo personal, me costaba mucho disociar esa imagen de la forma en que se portó conmigo. Decía 'cómo me va a estar haciendo daño'. Fue un proceso muy largo poder entender lo que sucedía".

 

LA MEJOR OPCIÓN PARA VER NUESTROS CONTENIDOS
Suscribite a El Diario de la República y tendrás acceso primero y mejor para leer online el PDF de cada edición papel del diario, a nuestros suplementos y a los clasificados web sin moverte de tu casa
Comentá vos tambien...