eldiariodelarepublica.com
Violencia de género: crearán una oficina para analizar denuncias

Escuchá acá la 90.9

Escuchá acá la 90.9
X

Violencia de género: crearán una oficina para analizar denuncias

Un grupo de profesionales del Poder Judicial evaluará si es necesario que se dicte una orden de restricción. Buscan poner en marcha el nuevo departamento a partir del mes que viene.

El Poder Judicial formalizará un nuevo departamento con distintos profesionales que se encargarán de analizar cada una de las denuncias por violencia de género y familiar que se reciben a diario para valorar si en todos los casos en necesario dictar un medida cautelar de restricción del hogar. Lilia Novillo, presidenta del Superior Tribunal, mantuvo ayer una nueva reunión con funcionarios del Poder Ejecutivo (Seguridad y Secretaría de la Mujer), jueces de Familia y Contravencionales; además de secretarios de Juzgados y defensores oficiales para delinear cuáles serán las funciones que tendrá esta nueva estructura. El gobierno provincial anunció que trabaja en un proyecto para encarcelar a los que incumplan las órdenes de restricción en casos de violencia de género. 
Novillo destacó que el objetivo de la Justicia es “contar con un cuerpo especializado que realice una evaluación de riesgos y le brinde al juez interviniente un diagnóstico sobre la situación de la víctima, como así también hacer un seguimiento personal de cada caso”. Además, informó que en el Juzgado de turno que trabajó durante los primeros 15 días de febrero, “se dictaron 30 órdenes de restricción. Pero ese número no es seguro el definitivo porque algunas de estas medidas se toman en audiencias de conciliación pero en el sistema figuran como audiencia”. 
La presidenta del máximo Tribunal dijo que “existe una preocupación por la cantidad de órdenes de restricción que se incumplen porque no se controlan. Tenemos que ser realistas, cuando un juez recibe una denuncia por violencia familiar o de género no se pone a analizar si existe la posibilidad que vuelva a suceder; la emite en el acto. Y una vez que se dictó y notificó se no se hace un seguimiento. No hay un organismo de control”.
En esta segunda reunión se analizaron distintas posibilidades “y todos coincidimos en que hay una oficina dentro del Poder Judicial que toma las denuncias por violencia, con personal especializado, que además hace un examen previo. Ellos pueden evaluar si existe un verdadero peligro para esas víctimas y así informarle al juez que interviene. Porque incluso hay otras medidas cautelares que el magistrado puede dictar antes de una extrema como es la exclusión del hogar”.
Esta nueva oficina permitiría que no sean tantas las órdenes de restricción y las que se dicten, según explicó Novillo, “se podrían controlar”. También destacó que el procurador de la provincia, Fernando Estrada, fue quien propuso la Oficina de Recepción de Denuncias del Ministerio Público Fiscal el año pasado y que a partir de este mes empezaron a funcionar una en San Luis y otra en Villa Mercedes con sus respectivas secretarias: María Belén Suárez y María Luján Allende.
También anticipó que la idea es que el nuevo departamento comience a funcionar en la semana en que se celebra el Día Internacional de la Mujer (8 de marzo). “El intendente y el juez de Paz de la localidad de Quines nos han pedido, atentos a que han detectado un elevado índice de violencia familiar, que hagamos una intervención con el equipo interdisciplinario que el año pasado empezó a trabajar en las escuelas con el Programa 'Aprendiendo a escuchar y a comunicarnos' y a lo mejor en esa semana vayamos y aprovechemos para anunciar públicamente la reglamentación de esta nueva oficina”.   
A partir de la puesta en marcha de la nueva estructura, el primer paso sería el análisis de las denuncias por parte de los profesionales, el segundo será la orden del juez, el tercer paso será que la Policía haga las notificaciones que ahora serían menos, pero las necesarias.  Y los funcionarios de la Secretaría de la Mujer #NiUnaMenos podrán hacer un segundo control con una nueva evaluación socio ambiental una vez dictada la medida judicial.
Sobre el crecimiento de más de un 35% en las denuncias por violencia de género durante el 2017, Novillo opinó que “lo que aumentó es el conocimiento de los casos, porque ahora existe un lugar donde las víctimas pueden denunciar. Pero también hay más trabajo de prevención en los tres poderes del Estado”. Y señaló que “hay otras cosas que debemos articular, porque algunas mujeres que denuncian violencia, a la semana siguiente vuelven al Juzgado con el propio denunciado a pedir que se levante la medida judicial". 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Violencia de género: crearán una oficina para analizar denuncias

Un grupo de profesionales del Poder Judicial evaluará si es necesario que se dicte una orden de restricción. Buscan poner en marcha el nuevo departamento a partir del mes que viene.

EL jueves se realizó la segunda reunión entre funcionarios judiciales y del poder ejecutivo. Foto: Martín Gómez 

El Poder Judicial formalizará un nuevo departamento con distintos profesionales que se encargarán de analizar cada una de las denuncias por violencia de género y familiar que se reciben a diario para valorar si en todos los casos en necesario dictar un medida cautelar de restricción del hogar. Lilia Novillo, presidenta del Superior Tribunal, mantuvo ayer una nueva reunión con funcionarios del Poder Ejecutivo (Seguridad y Secretaría de la Mujer), jueces de Familia y Contravencionales; además de secretarios de Juzgados y defensores oficiales para delinear cuáles serán las funciones que tendrá esta nueva estructura. El gobierno provincial anunció que trabaja en un proyecto para encarcelar a los que incumplan las órdenes de restricción en casos de violencia de género. 
Novillo destacó que el objetivo de la Justicia es “contar con un cuerpo especializado que realice una evaluación de riesgos y le brinde al juez interviniente un diagnóstico sobre la situación de la víctima, como así también hacer un seguimiento personal de cada caso”. Además, informó que en el Juzgado de turno que trabajó durante los primeros 15 días de febrero, “se dictaron 30 órdenes de restricción. Pero ese número no es seguro el definitivo porque algunas de estas medidas se toman en audiencias de conciliación pero en el sistema figuran como audiencia”. 
La presidenta del máximo Tribunal dijo que “existe una preocupación por la cantidad de órdenes de restricción que se incumplen porque no se controlan. Tenemos que ser realistas, cuando un juez recibe una denuncia por violencia familiar o de género no se pone a analizar si existe la posibilidad que vuelva a suceder; la emite en el acto. Y una vez que se dictó y notificó se no se hace un seguimiento. No hay un organismo de control”.
En esta segunda reunión se analizaron distintas posibilidades “y todos coincidimos en que hay una oficina dentro del Poder Judicial que toma las denuncias por violencia, con personal especializado, que además hace un examen previo. Ellos pueden evaluar si existe un verdadero peligro para esas víctimas y así informarle al juez que interviene. Porque incluso hay otras medidas cautelares que el magistrado puede dictar antes de una extrema como es la exclusión del hogar”.
Esta nueva oficina permitiría que no sean tantas las órdenes de restricción y las que se dicten, según explicó Novillo, “se podrían controlar”. También destacó que el procurador de la provincia, Fernando Estrada, fue quien propuso la Oficina de Recepción de Denuncias del Ministerio Público Fiscal el año pasado y que a partir de este mes empezaron a funcionar una en San Luis y otra en Villa Mercedes con sus respectivas secretarias: María Belén Suárez y María Luján Allende.
También anticipó que la idea es que el nuevo departamento comience a funcionar en la semana en que se celebra el Día Internacional de la Mujer (8 de marzo). “El intendente y el juez de Paz de la localidad de Quines nos han pedido, atentos a que han detectado un elevado índice de violencia familiar, que hagamos una intervención con el equipo interdisciplinario que el año pasado empezó a trabajar en las escuelas con el Programa 'Aprendiendo a escuchar y a comunicarnos' y a lo mejor en esa semana vayamos y aprovechemos para anunciar públicamente la reglamentación de esta nueva oficina”.   
A partir de la puesta en marcha de la nueva estructura, el primer paso sería el análisis de las denuncias por parte de los profesionales, el segundo será la orden del juez, el tercer paso será que la Policía haga las notificaciones que ahora serían menos, pero las necesarias.  Y los funcionarios de la Secretaría de la Mujer #NiUnaMenos podrán hacer un segundo control con una nueva evaluación socio ambiental una vez dictada la medida judicial.
Sobre el crecimiento de más de un 35% en las denuncias por violencia de género durante el 2017, Novillo opinó que “lo que aumentó es el conocimiento de los casos, porque ahora existe un lugar donde las víctimas pueden denunciar. Pero también hay más trabajo de prevención en los tres poderes del Estado”. Y señaló que “hay otras cosas que debemos articular, porque algunas mujeres que denuncian violencia, a la semana siguiente vuelven al Juzgado con el propio denunciado a pedir que se levante la medida judicial". 

Logín