Escuchá acá la 96.3

Escuchá acá la 96.3
X

Buscan pistas de la madre del feto encontrado en la calle en Villa Mercedes

La autopsia indicó que no tenía más de cuatro meses de gestación y que había muerto hacía tres días.

El viernes, al mediodía, la forense terminó de examinar el feto hallado en una esquina del barrio Estación de Villa Mercedes. Los resultados que le adelantó al juez instructor Leandro Estrada confirmaron de cierta forma lo que ya suponían los policías de la división Homicidios cuando vieron el cuerpo. Tenía entre tres o cuatro meses de gestación y, al momento del hallazgo, hacía tres días que había muerto. Esos datos motivaron una serie de medidas para tratar de localizar a la madre y establecer el procedimiento por el cual el niño fue abortado. Una de esas disposiciones es relevar cada centro médico de la ciudad, público o privado, para saber si en los últimos días alguna mujer fue a uno de ellos con alguna complicación médica que haga pensar que abortó.

La autopsia, hecha por la forense Alba Pereira, estableció, además, que tenía una lesión en un brazo y otra en la cadera. Pero es difícil, por el momento, determinar si esas heridas fueron “producto de maniobras abortivas o si fueron golpes que se dieron por el contexto en el que lo hallaron”, aclaró el juez de instrucción Penal 2. Con eso último, el magistrado se refería a que las heridas también pudieron efectuarse cuando el cuerpo fue arrastrado en la calle por la corriente del agua.

Luego de oír las conclusiones de la forense, Estrada se contactó con el personal de Homicidios y le ordenó una batería de medidas. La primera de ellas es consultar en hospitales, en los centros de atención primaria de salud (CAPS) y clínicas si en los últimos tres o cuatro días concurrió alguna mujer, por ejemplo, con “algún tipo de hemorragia o algo por el estilo que dé presunción de que pudo tener un trabajo abortivo”, comentó el oficial principal Diego Correa, a cargo de Homicidios.

Si de ese relevamiento no surgiera algún dato relevante, los policías también harán un registro de las mujeres que hayan tenido un embarazo de tres a cuatro meses y que hayan asistido a esos centros médicos públicos y privados en ese tiempo.

A la par de esas tareas, los efectivos también hacen lo que ellos llaman averiguaciones de calle. Dado que están al tanto de que los abortos, al ser ilegales, son llevados a cabo en la clandestinidad. “Entonces vamos puerta por puerta a constatar si alguien, un vecino, tiene conocimiento de alguna mujer embarazada que haya tenido esos meses de gestación”, contó Correa.

“Eso es algo que estamos haciendo en toda la ciudad, porque el feto pudo venir de cualquier lado. Lo pueden haber depositado en un lugar, pero el trabajo abortivo, si lo hubo, pudo ser en otro sitio. La zona de búsqueda es amplia”, explicó el oficial principal. Para ello los investigadores de Homicidios cuentan con la colaboración de sus colegas de la Comisaría 9ª, quienes tienen jurisdicción donde apareció el feto.

Al mismo tiempo, revisan los videos de las cámaras de seguridad de la ciudad, sobre todo las de zona Estación, para ver si alguna registró algún movimiento que los ayude a dar con la madre.

El feto fue hallado anteayer, cerca de las 18, en Zavala Ortiz, casi esquina Mitre. Estaba a una orilla del cordón de la calle, sobre el costado izquierdo de la vía, en un cruce donde hay un local de venta y reparación de teléfonos celulares. Un vecino que, de forma circunstancial, pasó por ahí lo descubrió. 

Mide alrededor de 20 centímetros y lo rodeaba la basura que había acarreado la intensa lluvia que hubo durante la siesta, es decir, hojas y bolsas de nylon.

 

Por la ruta del ADN

Aunque la autopsia ya fue hecha, el feto continuará en la morgue judicial. Lo conservarán con formol, por si en el futuro resultara necesario hacerle otras pericias. Por lo pronto, la forense extrajo “muestras de la parte del fémur para hacerle pericias de ADN”, que den cuenta del tipo de sangre, por ejemplo, dijo Correa.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Buscan pistas de la madre del feto encontrado en la calle en Villa Mercedes

La autopsia indicó que no tenía más de cuatro meses de gestación y que había muerto hacía tres días.

Jueves, pasadas las 18. La Policía trabajaba en Zavala Ortiz y Mitre, donde hallaron a la criatura. Foto: Héctor Portela. 

El viernes, al mediodía, la forense terminó de examinar el feto hallado en una esquina del barrio Estación de Villa Mercedes. Los resultados que le adelantó al juez instructor Leandro Estrada confirmaron de cierta forma lo que ya suponían los policías de la división Homicidios cuando vieron el cuerpo. Tenía entre tres o cuatro meses de gestación y, al momento del hallazgo, hacía tres días que había muerto. Esos datos motivaron una serie de medidas para tratar de localizar a la madre y establecer el procedimiento por el cual el niño fue abortado. Una de esas disposiciones es relevar cada centro médico de la ciudad, público o privado, para saber si en los últimos días alguna mujer fue a uno de ellos con alguna complicación médica que haga pensar que abortó.

La autopsia, hecha por la forense Alba Pereira, estableció, además, que tenía una lesión en un brazo y otra en la cadera. Pero es difícil, por el momento, determinar si esas heridas fueron “producto de maniobras abortivas o si fueron golpes que se dieron por el contexto en el que lo hallaron”, aclaró el juez de instrucción Penal 2. Con eso último, el magistrado se refería a que las heridas también pudieron efectuarse cuando el cuerpo fue arrastrado en la calle por la corriente del agua.

Luego de oír las conclusiones de la forense, Estrada se contactó con el personal de Homicidios y le ordenó una batería de medidas. La primera de ellas es consultar en hospitales, en los centros de atención primaria de salud (CAPS) y clínicas si en los últimos tres o cuatro días concurrió alguna mujer, por ejemplo, con “algún tipo de hemorragia o algo por el estilo que dé presunción de que pudo tener un trabajo abortivo”, comentó el oficial principal Diego Correa, a cargo de Homicidios.

Si de ese relevamiento no surgiera algún dato relevante, los policías también harán un registro de las mujeres que hayan tenido un embarazo de tres a cuatro meses y que hayan asistido a esos centros médicos públicos y privados en ese tiempo.

A la par de esas tareas, los efectivos también hacen lo que ellos llaman averiguaciones de calle. Dado que están al tanto de que los abortos, al ser ilegales, son llevados a cabo en la clandestinidad. “Entonces vamos puerta por puerta a constatar si alguien, un vecino, tiene conocimiento de alguna mujer embarazada que haya tenido esos meses de gestación”, contó Correa.

“Eso es algo que estamos haciendo en toda la ciudad, porque el feto pudo venir de cualquier lado. Lo pueden haber depositado en un lugar, pero el trabajo abortivo, si lo hubo, pudo ser en otro sitio. La zona de búsqueda es amplia”, explicó el oficial principal. Para ello los investigadores de Homicidios cuentan con la colaboración de sus colegas de la Comisaría 9ª, quienes tienen jurisdicción donde apareció el feto.

Al mismo tiempo, revisan los videos de las cámaras de seguridad de la ciudad, sobre todo las de zona Estación, para ver si alguna registró algún movimiento que los ayude a dar con la madre.

El feto fue hallado anteayer, cerca de las 18, en Zavala Ortiz, casi esquina Mitre. Estaba a una orilla del cordón de la calle, sobre el costado izquierdo de la vía, en un cruce donde hay un local de venta y reparación de teléfonos celulares. Un vecino que, de forma circunstancial, pasó por ahí lo descubrió. 

Mide alrededor de 20 centímetros y lo rodeaba la basura que había acarreado la intensa lluvia que hubo durante la siesta, es decir, hojas y bolsas de nylon.

 

Por la ruta del ADN

Aunque la autopsia ya fue hecha, el feto continuará en la morgue judicial. Lo conservarán con formol, por si en el futuro resultara necesario hacerle otras pericias. Por lo pronto, la forense extrajo “muestras de la parte del fémur para hacerle pericias de ADN”, que den cuenta del tipo de sangre, por ejemplo, dijo Correa.

Logín