eldiariodelarepublica.com
El recorte llegó a Senasa con un despido en Villa Mercedes

Escuchanos EN VIVO!
X

El recorte llegó a Senasa con un despido en Villa Mercedes

No le alcanzó ni con la inmunidad sindical. Habría 60 cesantías en todo el Ministerio de Agroindustria.

Despacito y con cierto sigilo, el Gobierno Nacional sigue despidiendo gente de los organismos descentralizados del Ministerio de Agroindustria. Esta semana le tocó a María Eugenia González, quien cumplía tareas administrativas en el área de Sanidad Animal de la oficina de Senasa en Villa Mercedes. A pesar de tener inmunidad sindical por ser vocal de la comisión interna, el lunes recibió un correo electrónico en el que se le informaba que dejaba de pertenecer al organismo. Hoy al mediodía sus compañeros cortarán la calle frente a la sede para decir basta al achicamiento del Estado. Además denuncian que es un alto mando de la regional La Pampa-San Luis de Senasa quien "marca" quiénes deben conservar su puesto y quiénes no.

González tiene 38 años y hace 15 que presta servicios en Senasa. Según destacaron los integrantes de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), tiene un legajo intachable. "Desde el primer día estoy contratada bajo el artículo 9. Mientras trabajé para el organismo, gocé de los mismos beneficios que aquellos que estaban en planta permanente, pero ahora que me echaron no cobraré indemnización", relató la ex empleada, que claramente estaba  angustiada por la mala noticia.

Pampeana de nacimiento, González llegó hace 21 años a San Luis para estudiar Licenciatura en Trabajo Social. Un par de días después de haber recibido su título la llamaron para trabajar en Senasa y en aquel momento aceptó, tentada por el sueldo que percibiría cada mes y por la estabilidad que le daría ser empleada pública. "Somos tres en el área y soy la que más antigüedad tengo. De hecho, ante la realidad que vive el país yo trabajaba muy tranquila. Nunca me imaginé que me iba a tocar a mí. Ahora no tengo un plan. Tendré que salir a buscar un nuevo trabajo", expresó.

Ella creyó en el "cambio" que propuso este Gobierno en diciembre de 2015. "Hace dos años que no me tomo vacaciones. Fue una decisión personal, pero lo hice porque la oficina necesitaba de mis servicios. Mis tareas específicas eran asesorar a los productores en los diferentes trámites que deben hacer en Senasa", recordó María Eugenia, mamá de una nena, único sostén de su familia y quien además no tiene casa propia. Ante la pregunta sobre por qué creía que le había tocado a ella dijo abiertamente que esa respuesta “podría darla algún jefe de la regional La Pampa-San Luis".

El viernes pasado a la noche, el secretario general de ATE, José Quiroga, se comunicó con González para informarle que había una lista de 60 cesanteados y que allí estaba su nombre. El lunes de todas formas se presentó a trabajar ya que no había recibido ninguna notificación legal. De hecho hasta el cierre de esta edición sólo tenía un mail informativo que no explicaba los motivos del despido. "Haremos las presentaciones legales y a nivel sindical que correspondan. A las 10 cortaremos la calle en la esquina de Mitre y Justo Daract, donde está ubicada la sede de Senasa en Villa Mercedes. Nos van a acompañar compañeros de toda la provincia  y miembros del sindicato", dijo el sindicalista, quien aseguró que es el primer despido en la localidad.

"No entendemos la medida. Es una compañera de muchos años de trabajo, no tiene sumarios administrativos, por lo que desde el gremio lo consideramos muy injusto. De la regional ya sumamos ocho despidos en Senasa, pero a nivel nacional encontramos por todo el país, por lo que seguramente tomaremos medidas, incluso podríamos decidir hacer un paro general", dijo Quiroga, antes de asegurar que “acá no hay ningún secreto, el gobierno de Macri dice abiertamente que hay que hacer ajustes y que esos recortes llagarán a través de los trabajadores del Estado".

"Los casos que yo conozco son todos despidos sin causas justificadas ni explicitadas en ningún documento. Evidentemente hay algún funcionario cercano, yo creo que de las regionales, que 'marca' a los compañeros que finalmente se quedan sin trabajo", denunció el sindicalista.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

El recorte llegó a Senasa con un despido en Villa Mercedes

No le alcanzó ni con la inmunidad sindical. Habría 60 cesantías en todo el Ministerio de Agroindustria.

Angustia. María Eugenia González tiene una hija a cargo y alquila. Ahora debe buscar otro trabajo. Foto: Juan Andrés Galli.

Despacito y con cierto sigilo, el Gobierno Nacional sigue despidiendo gente de los organismos descentralizados del Ministerio de Agroindustria. Esta semana le tocó a María Eugenia González, quien cumplía tareas administrativas en el área de Sanidad Animal de la oficina de Senasa en Villa Mercedes. A pesar de tener inmunidad sindical por ser vocal de la comisión interna, el lunes recibió un correo electrónico en el que se le informaba que dejaba de pertenecer al organismo. Hoy al mediodía sus compañeros cortarán la calle frente a la sede para decir basta al achicamiento del Estado. Además denuncian que es un alto mando de la regional La Pampa-San Luis de Senasa quien "marca" quiénes deben conservar su puesto y quiénes no.

González tiene 38 años y hace 15 que presta servicios en Senasa. Según destacaron los integrantes de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), tiene un legajo intachable. "Desde el primer día estoy contratada bajo el artículo 9. Mientras trabajé para el organismo, gocé de los mismos beneficios que aquellos que estaban en planta permanente, pero ahora que me echaron no cobraré indemnización", relató la ex empleada, que claramente estaba  angustiada por la mala noticia.

Pampeana de nacimiento, González llegó hace 21 años a San Luis para estudiar Licenciatura en Trabajo Social. Un par de días después de haber recibido su título la llamaron para trabajar en Senasa y en aquel momento aceptó, tentada por el sueldo que percibiría cada mes y por la estabilidad que le daría ser empleada pública. "Somos tres en el área y soy la que más antigüedad tengo. De hecho, ante la realidad que vive el país yo trabajaba muy tranquila. Nunca me imaginé que me iba a tocar a mí. Ahora no tengo un plan. Tendré que salir a buscar un nuevo trabajo", expresó.

Ella creyó en el "cambio" que propuso este Gobierno en diciembre de 2015. "Hace dos años que no me tomo vacaciones. Fue una decisión personal, pero lo hice porque la oficina necesitaba de mis servicios. Mis tareas específicas eran asesorar a los productores en los diferentes trámites que deben hacer en Senasa", recordó María Eugenia, mamá de una nena, único sostén de su familia y quien además no tiene casa propia. Ante la pregunta sobre por qué creía que le había tocado a ella dijo abiertamente que esa respuesta “podría darla algún jefe de la regional La Pampa-San Luis".

El viernes pasado a la noche, el secretario general de ATE, José Quiroga, se comunicó con González para informarle que había una lista de 60 cesanteados y que allí estaba su nombre. El lunes de todas formas se presentó a trabajar ya que no había recibido ninguna notificación legal. De hecho hasta el cierre de esta edición sólo tenía un mail informativo que no explicaba los motivos del despido. "Haremos las presentaciones legales y a nivel sindical que correspondan. A las 10 cortaremos la calle en la esquina de Mitre y Justo Daract, donde está ubicada la sede de Senasa en Villa Mercedes. Nos van a acompañar compañeros de toda la provincia  y miembros del sindicato", dijo el sindicalista, quien aseguró que es el primer despido en la localidad.

"No entendemos la medida. Es una compañera de muchos años de trabajo, no tiene sumarios administrativos, por lo que desde el gremio lo consideramos muy injusto. De la regional ya sumamos ocho despidos en Senasa, pero a nivel nacional encontramos por todo el país, por lo que seguramente tomaremos medidas, incluso podríamos decidir hacer un paro general", dijo Quiroga, antes de asegurar que “acá no hay ningún secreto, el gobierno de Macri dice abiertamente que hay que hacer ajustes y que esos recortes llagarán a través de los trabajadores del Estado".

"Los casos que yo conozco son todos despidos sin causas justificadas ni explicitadas en ningún documento. Evidentemente hay algún funcionario cercano, yo creo que de las regionales, que 'marca' a los compañeros que finalmente se quedan sin trabajo", denunció el sindicalista.

Logín