eldiariodelarepublica.com
Otra cara de la crueldad

Escuchá acá la 90.9
X

Otra cara de la crueldad

Hay dramas que lamentablemente no dejan de ocurrir cada día. Cuando en 1862, Víctor Hugo publica “Los Miserables”, establece un canon: es preciso conocer a los oprimidos para poder defenderlos. Ese grito aún es un grito.

Los niños y las niñas con discapacidad tienen cuatro veces más probabilidades de sufrir episodios violentos, y ellas llevan la peor parte, alertó el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).“Están entre los sectores más marginados de la sociedad. Y si la sociedad ve la discapacidad, antes que al niño, el riesgo de exclusión y de discriminación permanece”, explicaron desde el organismo.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), 15 por ciento de la población mundial tiene algún tipo de discapacidad, lo que la convierte en la mayor minoría del mundo, con un elevado número de niñas, niños y mujeres en esa situación.

En julio, más de 700 representantes de organizaciones no gubernamentales, empresas privadas y gobiernos se reunieron para hacer frente a la discriminación sistemática que existe contra ese sector de la población en la Cumbre Mundial sobre Discapacidad, realizada en Londres.

“Es responsabilidad de todos crear un mundo más igualitario, donde los niños con discapacidad tengan las mismas oportunidades que todos los otros niños”, dijo Unicef. Más de 300 organizaciones y representantes de gobiernos suscribieron un plan de acción para implementar la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, que contiene 170 compromisos de múltiples actores que buscan garantizar la inclusión.

La organización de la cumbre estuvo a cargo de Kenia y de Gran Bretaña, además de la Alianza Internacional para la Discapacidad. Entre los asuntos más importantes se destacan: aprobar leyes para proteger a los ciudadanos con discapacidad y promover su acceso a la tecnología que les facilite la vida.

Las mujeres y los niños son los que sufren mayor discriminación dentro de los discapacitados. Además, las niñas tienen muchas menos probabilidades de terminar la enseñanza primaria que los varones dentro del sector de menores discapacitados, y ellas son más vulnerables a sufrir violencia sexual.

Según el Departamento de Desarrollo Internacional de Gran Bretaña, la mortalidad infantil en niños discapacitados puede llegar a 80 por ciento en países donde ese índice disminuyó de forma significativa. Ya hay consenso respecto del riesgo elevado que sufren niños y mujeres.

“Las mujeres con discapacidad son especialmente vulnerables a la discriminación y a la violencia”, pues tienen entre tres y cinco veces más probabilidades de sufrir violencia y abuso que el promedio de la población femenina, explicó el Foro Europeo para Discapacidad.

La implementación de una estrategia para hacer frente al problema requiere de un enfoque ascendente de funcionarios, colegas y socios en el terreno, puntualizaron en el Equipo Global de Trabajo sobre Inclusión y Discapacidad de ONU Mujeres.

La estrategia de esa agencia es apoyar a su personal y a actores clave para facilitar la total inclusión y la participación significativa de mujeres y niñas con discapacidad. Eso se hará en todas las áreas prioritarias a través de nuestras respuestas operativas y de accesibilidad interna para lograr la equidad de género y el empoderamiento de todas las mujeres y niñas con discapacidad.

En los papers de trabajo y en los anuncios a la prensa, cada reunión es una llama de esperanza. Las palabras suenan firmes y convincentes, sin embargo, hay dramas que lamentablemente no dejan de ocurrir cada día.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Otra cara de la crueldad

Hay dramas que lamentablemente no dejan de ocurrir cada día. Cuando en 1862, Víctor Hugo publica “Los Miserables”, establece un canon: es preciso conocer a los oprimidos para poder defenderlos. Ese grito aún es un grito.

Los niños y las niñas con discapacidad tienen cuatro veces más probabilidades de sufrir episodios violentos, y ellas llevan la peor parte, alertó el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).“Están entre los sectores más marginados de la sociedad. Y si la sociedad ve la discapacidad, antes que al niño, el riesgo de exclusión y de discriminación permanece”, explicaron desde el organismo.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), 15 por ciento de la población mundial tiene algún tipo de discapacidad, lo que la convierte en la mayor minoría del mundo, con un elevado número de niñas, niños y mujeres en esa situación.

En julio, más de 700 representantes de organizaciones no gubernamentales, empresas privadas y gobiernos se reunieron para hacer frente a la discriminación sistemática que existe contra ese sector de la población en la Cumbre Mundial sobre Discapacidad, realizada en Londres.

“Es responsabilidad de todos crear un mundo más igualitario, donde los niños con discapacidad tengan las mismas oportunidades que todos los otros niños”, dijo Unicef. Más de 300 organizaciones y representantes de gobiernos suscribieron un plan de acción para implementar la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, que contiene 170 compromisos de múltiples actores que buscan garantizar la inclusión.

La organización de la cumbre estuvo a cargo de Kenia y de Gran Bretaña, además de la Alianza Internacional para la Discapacidad. Entre los asuntos más importantes se destacan: aprobar leyes para proteger a los ciudadanos con discapacidad y promover su acceso a la tecnología que les facilite la vida.

Las mujeres y los niños son los que sufren mayor discriminación dentro de los discapacitados. Además, las niñas tienen muchas menos probabilidades de terminar la enseñanza primaria que los varones dentro del sector de menores discapacitados, y ellas son más vulnerables a sufrir violencia sexual.

Según el Departamento de Desarrollo Internacional de Gran Bretaña, la mortalidad infantil en niños discapacitados puede llegar a 80 por ciento en países donde ese índice disminuyó de forma significativa. Ya hay consenso respecto del riesgo elevado que sufren niños y mujeres.

“Las mujeres con discapacidad son especialmente vulnerables a la discriminación y a la violencia”, pues tienen entre tres y cinco veces más probabilidades de sufrir violencia y abuso que el promedio de la población femenina, explicó el Foro Europeo para Discapacidad.

La implementación de una estrategia para hacer frente al problema requiere de un enfoque ascendente de funcionarios, colegas y socios en el terreno, puntualizaron en el Equipo Global de Trabajo sobre Inclusión y Discapacidad de ONU Mujeres.

La estrategia de esa agencia es apoyar a su personal y a actores clave para facilitar la total inclusión y la participación significativa de mujeres y niñas con discapacidad. Eso se hará en todas las áreas prioritarias a través de nuestras respuestas operativas y de accesibilidad interna para lograr la equidad de género y el empoderamiento de todas las mujeres y niñas con discapacidad.

En los papers de trabajo y en los anuncios a la prensa, cada reunión es una llama de esperanza. Las palabras suenan firmes y convincentes, sin embargo, hay dramas que lamentablemente no dejan de ocurrir cada día.

Logín