eldiariodelarepublica.com
La soja sigue complicada

Escuchá acá la 90.9
X

La soja sigue complicada

En algunas regiones aún no pudieron terminar con las resiembras por los excesos hídricos. Aparecieron malezas resistentes y también hay problemas por fitotoxicidad.

Los productores todavía están pagando las fuertes lluvias de principios de diciembre. El hecho de que todavía no se haya logrado terminar con las resiembras revela los problemas de excesos y lluvias frecuentes. La situación hídrica es aún grave en el centro-sur de Santa Fe, donde el agua está escurriendo luego de los 300 milímetros caídos en noviembre, pero quedan las secuelas de los temporales. Las mayores pérdidas se concentran en soja de primera.

A Buenos Aires no le fue mejor. En los primeros diez días de diciembre tuvo acumulados por encima de los 80 milímetros en Ramallo (89,4) y Pergamino (88). La mitad de la región en realidad superó los 30 milímetros.

El este cordobés es la zona con los menores registros, incluso en el centro de los departamentos de Unión y Marcos Juárez prácticamente no llovió. Tanto es así que en el sudeste la humedad edáfica comienza a escasear.

Para colmo, la fitotoxicidad por acumulación de herbicidas, sumada al lento crecimiento por las bajas temperaturas de diciembre, hizo declinar la condición del cultivo. El menor tamaño de las plantas dificulta cerrar el entresurco. Un 15% de los lotes está en condiciones regulares y quedan por sembrar unas 320 mil hectáreas de soja de segunda por la falta de piso.

Los escapes de malezas, como rama negra, sorgo de Alepo y yuyo colorado resistentes, están afectando en distinto grado. En plagas, megascelis, trips, bolillera y medidora están presentes pero sin provocar daños que hagan necesarios controles. El 15% de los cuadros inicia el período de floración (R1), un 85% está en estados vegetativos avanzados.

En cuanto a los maíces, a pocos días de ingresar en la etapa más importante del ciclo, un 25% de los cuadros ya se encuentra floreciendo y el resto, en  pocos días transitará de lleno esta etapa, con adecuadas reservas de agua. Un 75% de los cuadros se los clasifica entre excelentes y muy buenas condiciones y un 25% como buenos.     

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

La soja sigue complicada

En algunas regiones aún no pudieron terminar con las resiembras por los excesos hídricos. Aparecieron malezas resistentes y también hay problemas por fitotoxicidad.

Implacable. La lluvia viene castigando duro y parejo a la siembra de soja en Santa Fe.

Los productores todavía están pagando las fuertes lluvias de principios de diciembre. El hecho de que todavía no se haya logrado terminar con las resiembras revela los problemas de excesos y lluvias frecuentes. La situación hídrica es aún grave en el centro-sur de Santa Fe, donde el agua está escurriendo luego de los 300 milímetros caídos en noviembre, pero quedan las secuelas de los temporales. Las mayores pérdidas se concentran en soja de primera.

A Buenos Aires no le fue mejor. En los primeros diez días de diciembre tuvo acumulados por encima de los 80 milímetros en Ramallo (89,4) y Pergamino (88). La mitad de la región en realidad superó los 30 milímetros.

El este cordobés es la zona con los menores registros, incluso en el centro de los departamentos de Unión y Marcos Juárez prácticamente no llovió. Tanto es así que en el sudeste la humedad edáfica comienza a escasear.

Para colmo, la fitotoxicidad por acumulación de herbicidas, sumada al lento crecimiento por las bajas temperaturas de diciembre, hizo declinar la condición del cultivo. El menor tamaño de las plantas dificulta cerrar el entresurco. Un 15% de los lotes está en condiciones regulares y quedan por sembrar unas 320 mil hectáreas de soja de segunda por la falta de piso.

Los escapes de malezas, como rama negra, sorgo de Alepo y yuyo colorado resistentes, están afectando en distinto grado. En plagas, megascelis, trips, bolillera y medidora están presentes pero sin provocar daños que hagan necesarios controles. El 15% de los cuadros inicia el período de floración (R1), un 85% está en estados vegetativos avanzados.

En cuanto a los maíces, a pocos días de ingresar en la etapa más importante del ciclo, un 25% de los cuadros ya se encuentra floreciendo y el resto, en  pocos días transitará de lleno esta etapa, con adecuadas reservas de agua. Un 75% de los cuadros se los clasifica entre excelentes y muy buenas condiciones y un 25% como buenos.     

Logín