Escuchá acá la 90.9

Escuchá acá la 90.9
X

Julieta Prandi denunció a su exmarido por violencia psicológica, engaños y sometimiento

La modelo, separada desde febrero de este año, contó algunos aspectos que vivió junto a su ex marido, Claudio Contardi y teme por sus hijos, Mateo, de 8 años, y Roco de 4.

Julieta Prandi es una más de las miles de mujeres que tuvo y tiene que soportar por parte de su ex pareja, Claudio Contardi, malos tratos e insultos. Como muchas, lo vive en un proceso interno con tiempos propios. Finalmente este jueves se animó a denunciarlo públicamente, porque la modelo y actriz ya había radicado la denuncia, por “violencia familiar” el  pasado 9 de octubre, porque temía por sus hijos Mateo, de 8 años y Roco de 4. “Siempre fue una persona muy celosa, muy controladora, muy posesiva”, dijo.

 

 

El jueves pasado tenía una de las audiencias en el Juzgado de Familia Nº 3 de San Isidro, pero el  agresor no se presentó. Durante una entrevista al sitio de noticias Infobae, Prandi detalló por qué decidió hacer visible el martirio, la angustia y el miedo con el que estaba viviendo.

“Hace más o menos una semana mi hijo Mateo me contó que hay una mujer viviendo en mi casa, en la casa que es mía y de mi ex, nuestra. Él se quedó ahí cuando me fui el 15 de febrero y esta mujer -Cynthia- resulta que vive ahí desde el mes de marzo. Es su pareja, pero a Mateo lo hacían decirme que era la niñera. Además, ella tiene una nena de doce años que comparte habitación con Mateo. Hay cuatro habitaciones en la casa, pueden tener un cuarto cada uno en el peor de los casos, pero los hacen compartir”, contó y agregó desolada que al más chico lo hacen dormir en la matrimonial, entre los dos mayores.

Prandi especificó que Contardi le dice “la yegua”, “la putita” o “la tilinga”, y obliga a sus hijos a llamarla de la misma manera. “Cuando yo lo llamo por teléfono a mi hijo para tener comunicación con él, el padre está supervisando las conversaciones. Le dice cuándo tiene que cortar, lo que tiene que decir, tiene prohibido decirme que me quiere o que me extraña”, dijo y añadió que el niño lo hace para complacer a su papá porque le tiene miedo.

 

"Asustada, angustiada, con miedo y siendo un títere de alguien, así viví mucho tiempo. Hoy siento que es Mateo la víctima. Cuando yo estaba en mi casa y entraba él, me faltaba el aire. Siento que eso está pasando Mateo. Ya tuve miedo por mí, pero hoy no. Hoy tengo miedo por mis hijos.

 

“Cuando mi hijo me contó todo esto, decidí hablar con el juez para suspender por lo menos,  que se quedara a dormir en lo de su papá hasta que esto se esclarezca. Y Mateo me dijo: ‘Si vos le decís al juez, mi papá se va a enterar de que yo te conté. Tengo miedo de lo que me va a hacer mi papá”, aseguró.

El juez dictó una medida perimetral, ahora Prandi y Contardi no pueden acercarse a menos de cien metros, y suspendió la pernoctada. “Le tenía que entregar a los nenes a las once de la mañana con una tercera persona y él tenía que mandar a una tercera persona a buscar a mis hijos. Mandó a Cynthia. Yo no la conocía. En marzo, abril, mayo y junio, cuando salía el nombre Cynthia, Mateo me decía que era la niñera. Pero después me contó que la conoció el año pasado, cuando nosotros todavía vivíamos juntos”, dijo.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Julieta Prandi denunció a su exmarido por violencia psicológica, engaños y sometimiento

La modelo, separada desde febrero de este año, contó algunos aspectos que vivió junto a su ex marido, Claudio Contardi y teme por sus hijos, Mateo, de 8 años, y Roco de 4.

La actriz se animó a hablar por miedo a lo que le pasara a sus hijos. Foto: Infobae.

Julieta Prandi es una más de las miles de mujeres que tuvo y tiene que soportar por parte de su ex pareja, Claudio Contardi, malos tratos e insultos. Como muchas, lo vive en un proceso interno con tiempos propios. Finalmente este jueves se animó a denunciarlo públicamente, porque la modelo y actriz ya había radicado la denuncia, por “violencia familiar” el  pasado 9 de octubre, porque temía por sus hijos Mateo, de 8 años y Roco de 4. “Siempre fue una persona muy celosa, muy controladora, muy posesiva”, dijo.

 

 

El jueves pasado tenía una de las audiencias en el Juzgado de Familia Nº 3 de San Isidro, pero el  agresor no se presentó. Durante una entrevista al sitio de noticias Infobae, Prandi detalló por qué decidió hacer visible el martirio, la angustia y el miedo con el que estaba viviendo.

“Hace más o menos una semana mi hijo Mateo me contó que hay una mujer viviendo en mi casa, en la casa que es mía y de mi ex, nuestra. Él se quedó ahí cuando me fui el 15 de febrero y esta mujer -Cynthia- resulta que vive ahí desde el mes de marzo. Es su pareja, pero a Mateo lo hacían decirme que era la niñera. Además, ella tiene una nena de doce años que comparte habitación con Mateo. Hay cuatro habitaciones en la casa, pueden tener un cuarto cada uno en el peor de los casos, pero los hacen compartir”, contó y agregó desolada que al más chico lo hacen dormir en la matrimonial, entre los dos mayores.

Prandi especificó que Contardi le dice “la yegua”, “la putita” o “la tilinga”, y obliga a sus hijos a llamarla de la misma manera. “Cuando yo lo llamo por teléfono a mi hijo para tener comunicación con él, el padre está supervisando las conversaciones. Le dice cuándo tiene que cortar, lo que tiene que decir, tiene prohibido decirme que me quiere o que me extraña”, dijo y añadió que el niño lo hace para complacer a su papá porque le tiene miedo.

 

"Asustada, angustiada, con miedo y siendo un títere de alguien, así viví mucho tiempo. Hoy siento que es Mateo la víctima. Cuando yo estaba en mi casa y entraba él, me faltaba el aire. Siento que eso está pasando Mateo. Ya tuve miedo por mí, pero hoy no. Hoy tengo miedo por mis hijos.

 

“Cuando mi hijo me contó todo esto, decidí hablar con el juez para suspender por lo menos,  que se quedara a dormir en lo de su papá hasta que esto se esclarezca. Y Mateo me dijo: ‘Si vos le decís al juez, mi papá se va a enterar de que yo te conté. Tengo miedo de lo que me va a hacer mi papá”, aseguró.

El juez dictó una medida perimetral, ahora Prandi y Contardi no pueden acercarse a menos de cien metros, y suspendió la pernoctada. “Le tenía que entregar a los nenes a las once de la mañana con una tercera persona y él tenía que mandar a una tercera persona a buscar a mis hijos. Mandó a Cynthia. Yo no la conocía. En marzo, abril, mayo y junio, cuando salía el nombre Cynthia, Mateo me decía que era la niñera. Pero después me contó que la conoció el año pasado, cuando nosotros todavía vivíamos juntos”, dijo.

Logín