Escuchá acá la 90.9
X

Los Grammy Latino consagraron a Rosalía

La española consiguió cinco estatuillas. También se destacó Andrés Calamaro y el Quinteto Astor Piazzolla. La ceremonia estuvo marcada por el escenario político y social de América del Sur.

La española Rosalía fue la gran ganadora de la 20ª edición de los Premios Grammy Latino, al conseguir cinco estatuillas por su elogiado disco “El Mal querer” donde fusiona acertadamente el flamenco con la música urbana y la electrónica.

Rosalía Vila Tobella, nacida en la localidad catalina de San Esteban de Sasroviras, ratificó su gran año al conseguir los cinco gramófonos con un disco que la llevó al estrellato mundial y que le ha valido elogios de figuras de la música anglo.

Rosalía competía con su compatriota Alejandro Sanz, que ganó tres estatuillas por “Lo que fui es lo que soy” en la categoría Mejor video musical versión larga, Mejor canción pop y Grabación del año por la canción “Mi persona favorita” interpretada junto a Camila Cabello. Sanz volvió con éxito con su disco “#Eldisco”.

 

 

Mientras tanto, el argentino Andrés Calamaro ganó dos Premios Gramy Latino en la categoría "Mejor álbum pop rock" por su disco "Cargar la suerte" y en Mejor canción de Rock por "Verdades Afiladas".

A la vez que el Quinteto Astor Piazzolla ganó el Premio Grammy Latino en la categoría Mejor disco de Tango por el álbum "Revolucionario". Con más de 20 años de trayectoria el quinteto está formado por Lautaro Greco (bandoneón), Sebastián Prusak (violín), Cristian Zárate (piano), Sergio Rivas (contrabajo) y Germán Martínez (guitarra).

La fiesta se realizó en el hotel y casino MGM Grand Arena de la ciudad estadounidense de Las Vegas, donde se reunió la música latina en todos sus estilos. El convulsionado escenario político y social de América del Sur no escapó a la ceremonia.

En la ceremonia de la alfombra roja, la elogiada cantautora chilena Mon Laferte –que ganó el premio a Mejor Álbum de Música Alternativa por su discazo “Norma”- se abrió su vestido negro y sobre su pecho mostró un mensaje rotundo: “En Chile torturan, matan y violan”. Y sobre su cuello, lució un pañuelo verde a favor de la legalización del aborto.

 

 

“Me siento algo ridícula por estar aquí así vestida, cuando en mi país todo arde”, señaló pocos minutos antes de subir al escenario para participar de un homenaje a Juanes.

“Es muy extraño porque yo estaba en Chile ahora, me sumé a un grupo de artistas que iban a tocar a las poblaciones. Y ahí salieron un montón de testimonios de violaciones a los derechos humanos en este tour. Yo pretendo regresar y sumarme”, contó Mon.

Cuando se produjo el estallido social en Chile, la madre de Montserrat Bustamante Laferte le envió un mensaje de terror. “Mi mamá me dijo que estaban los militares en la calle, que había toque de queda… Que se estaba repitiendo la historia del golpe del ’73. Dije, tengo que estar allá. No importa cómo”.

 

 

Otro de los momentos en que lo social entró al escenario fue cuando Ricky Martin, Residente y Bad Bunny entonaron “Cántalo”, una de las canciones nacidas al calor de la rebelión popular de Puerto Rico que terminó con la gestión del gobernador Ricardo Rosselló, acusado de corrupción y homofobia.

Para la Argentina hubo un momento especial al inicio de la ceremonia cuando Fito Páez y los portorriqueños Ricky Martin y Robi Rosa, junto al chileno Beto Cuevas, homenajearon a Gustavo Cerati y a Soda Stereo ofreciendo una caliente versión de "De música ligera".

Robi Rosa con su guitarra toco el riff de "De Música Ligera" y le dio paso a Fito y a Cuevas, que interpretaron la canción a la que cerró Martin con un “Gracias Totales” y un beso al cielo.

El colombiano Juanes recibió el galardón a Persona del Año, rodeado de homenajes de artistas como Rosalía, Juan Luis Guerra, Fito Páez y Andrés Calamaro.

“Nadie te puede parar cuando soñás. La verdad es que no había soñado con este momento porque no me imaginaba que esto pudiera llegar ahora", dijo Juanes en su discurso.

NA

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Los Grammy Latino consagraron a Rosalía

La española consiguió cinco estatuillas. También se destacó Andrés Calamaro y el Quinteto Astor Piazzolla. La ceremonia estuvo marcada por el escenario político y social de América del Sur.

Rosalia consiguió cinco gramófonos por su disco “El Mal querer” que la llevó al estrellato mundial. Foto: Télam 

La española Rosalía fue la gran ganadora de la 20ª edición de los Premios Grammy Latino, al conseguir cinco estatuillas por su elogiado disco “El Mal querer” donde fusiona acertadamente el flamenco con la música urbana y la electrónica.

Rosalía Vila Tobella, nacida en la localidad catalina de San Esteban de Sasroviras, ratificó su gran año al conseguir los cinco gramófonos con un disco que la llevó al estrellato mundial y que le ha valido elogios de figuras de la música anglo.

Rosalía competía con su compatriota Alejandro Sanz, que ganó tres estatuillas por “Lo que fui es lo que soy” en la categoría Mejor video musical versión larga, Mejor canción pop y Grabación del año por la canción “Mi persona favorita” interpretada junto a Camila Cabello. Sanz volvió con éxito con su disco “#Eldisco”.

 

 

Mientras tanto, el argentino Andrés Calamaro ganó dos Premios Gramy Latino en la categoría "Mejor álbum pop rock" por su disco "Cargar la suerte" y en Mejor canción de Rock por "Verdades Afiladas".

A la vez que el Quinteto Astor Piazzolla ganó el Premio Grammy Latino en la categoría Mejor disco de Tango por el álbum "Revolucionario". Con más de 20 años de trayectoria el quinteto está formado por Lautaro Greco (bandoneón), Sebastián Prusak (violín), Cristian Zárate (piano), Sergio Rivas (contrabajo) y Germán Martínez (guitarra).

La fiesta se realizó en el hotel y casino MGM Grand Arena de la ciudad estadounidense de Las Vegas, donde se reunió la música latina en todos sus estilos. El convulsionado escenario político y social de América del Sur no escapó a la ceremonia.

En la ceremonia de la alfombra roja, la elogiada cantautora chilena Mon Laferte –que ganó el premio a Mejor Álbum de Música Alternativa por su discazo “Norma”- se abrió su vestido negro y sobre su pecho mostró un mensaje rotundo: “En Chile torturan, matan y violan”. Y sobre su cuello, lució un pañuelo verde a favor de la legalización del aborto.

 

 

“Me siento algo ridícula por estar aquí así vestida, cuando en mi país todo arde”, señaló pocos minutos antes de subir al escenario para participar de un homenaje a Juanes.

“Es muy extraño porque yo estaba en Chile ahora, me sumé a un grupo de artistas que iban a tocar a las poblaciones. Y ahí salieron un montón de testimonios de violaciones a los derechos humanos en este tour. Yo pretendo regresar y sumarme”, contó Mon.

Cuando se produjo el estallido social en Chile, la madre de Montserrat Bustamante Laferte le envió un mensaje de terror. “Mi mamá me dijo que estaban los militares en la calle, que había toque de queda… Que se estaba repitiendo la historia del golpe del ’73. Dije, tengo que estar allá. No importa cómo”.

 

 

Otro de los momentos en que lo social entró al escenario fue cuando Ricky Martin, Residente y Bad Bunny entonaron “Cántalo”, una de las canciones nacidas al calor de la rebelión popular de Puerto Rico que terminó con la gestión del gobernador Ricardo Rosselló, acusado de corrupción y homofobia.

Para la Argentina hubo un momento especial al inicio de la ceremonia cuando Fito Páez y los portorriqueños Ricky Martin y Robi Rosa, junto al chileno Beto Cuevas, homenajearon a Gustavo Cerati y a Soda Stereo ofreciendo una caliente versión de "De música ligera".

Robi Rosa con su guitarra toco el riff de "De Música Ligera" y le dio paso a Fito y a Cuevas, que interpretaron la canción a la que cerró Martin con un “Gracias Totales” y un beso al cielo.

El colombiano Juanes recibió el galardón a Persona del Año, rodeado de homenajes de artistas como Rosalía, Juan Luis Guerra, Fito Páez y Andrés Calamaro.

“Nadie te puede parar cuando soñás. La verdad es que no había soñado con este momento porque no me imaginaba que esto pudiera llegar ahora", dijo Juanes en su discurso.

NA

Logín