Escuchá acá la 90.9
X

“Lo que pasa en Bolivia se llama golpe de estado…”

La situación en América Latina es muy compleja. Y la raíz de los problemas es muy profunda. Es complejo elegir desde dónde comenzar a abordarlos. La provincia de San Luis brinda siempre el valioso recurso de una mirada amplia, aguda, seria, sensata, invalorable. Mirada sostenida en hechos, hechos ya sucedidos. Realidades, acciones concretas, no promesas. Es las ventajas de líderes políticos apoyados en la coherencia. No se trata de acercarse ahora a la comunidad boliviana a buscar un rédito o a manifestar una solidaridad vacía de contenido. En el Salón de Usos Múltiples que la Comunidad Boliviana posee en el Parque Industrial se reunieron el Gobernador de la Provincia de San Luis y muchas familias integrantes de esa comunidad.

Más que nunca “Hermanos Bolivianos”. Y según sus propias palabras fue para “darles un abrazo”, “para contenerlos”, “para reconfortarlos”.Y como el acercamiento no es de ahora, no es oportunista, todo comenzó con agradecimientos. Según palabras de uno de los presentes: “Todos son testigos de la ayuda del Gobernador para que tuviéramos el predio y este edificio para disfrutarlos”.  

Y el vocero de los dueños de casa describió muy bien la situación: “Lo que pasa con nuestro pueblo es algo muy crítico, un momento muy triste, una tragedia. Tenemos familiares que nos transmiten lo que pasa día a día, lo viven en carne propia. Y este golpe que le han hecho al pueblo boliviano, no a Evo Morales, sino al pueblo, es una tragedia. Porque el que recibe el balazo, el puñetazo o el palazo es el pueblo. Los que han asaltado al poder son grandes poderosos, tenían el plan armado para sacar a Evo Morales de la Presidencia. No querían ser gobernados por un indígena. Esa fue la clave de todo”. “Lo que hizo Morales en mí país no lo hizo nadie. Lo que ha hecho Evo no lo hizo nadie en Bolivia entera. Gracias a él estamos orgullosos de ser bolivianos. Antes éramos humillados y ahora no. Gracias a Evo el país creció, aumentó la educación y crecieron las riquezas del país. Ahora hay gente detrás de esas riquezas, por eso el golpe contra el presidente y el pueblo”. Clarísimo Vicente Ticona, un hermano boliviano. Es besar la bandera y es entregar las tierras, y dar escuelas, hospitales y sustentabilidad a huarpes y ranqueles.

“Lo que pasa en Bolivia se llama golpe de Estado. En Bolivia los racistas, los discriminadores, no soportan que el país… haya dado un enorme baño de justicia social. No soportaron que de la mano de Evo Morales se diera una gigante política de inclusión para romper las diferencias y que se reconociera un Estado Plurinacional, donde las culturas son iguales y pertenecen al país, al Estado boliviano. Esas personas poderosas no soportan que Bolivia crezca, que haya recuperado la soberanía sobre el gas, el petróleo y la minería, las grandes riquezas del país. Antes se llevaban esas riquezas. Pero ahora ya no; eso cambió y la mejor parte es para los bolivianos”. Palabras del Gobernador. Y hubo un minuto de silencio. Por los muertos. Todas estas trapisondas en América Latina se pagan con la vida de muchos hombres y mujeres.

Lo que sucede en Bolivia es la peor discriminación. Es racismo en estado puro. Es desprecio por algunos compatriotas. Es condenar raíces, tradiciones, ritos auténticos y celebrar que quien usurpa el poder con el aval de los militares jure abrazada a la Biblia, e ignore la Constitución. Y es imperialismo siglo XXI. Y es en América Latina. Es el cobre de Chile; el petróleo de la región; el gas y el litio de Bolivia; es el acuífero guaraní. Es la historia desde los Reyes Católicos, Colón y el mercantilismo hasta acá. Está clarísimo es un golpe de Estado. Está clarísimo, como siempre, vienen por las riquezas. Si se desea profundizar la cuestión y comprender en profundidad, es imprescindible recurrir a la poderosa pluma de Eduardo Galeano: “Las venas abiertas de América Latina”, ediciones Siglo XXI, México, 1971.

 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

“Lo que pasa en Bolivia se llama golpe de estado…”

La situación en América Latina es muy compleja. Y la raíz de los problemas es muy profunda. Es complejo elegir desde dónde comenzar a abordarlos. La provincia de San Luis brinda siempre el valioso recurso de una mirada amplia, aguda, seria, sensata, invalorable. Mirada sostenida en hechos, hechos ya sucedidos. Realidades, acciones concretas, no promesas. Es las ventajas de líderes políticos apoyados en la coherencia. No se trata de acercarse ahora a la comunidad boliviana a buscar un rédito o a manifestar una solidaridad vacía de contenido. En el Salón de Usos Múltiples que la Comunidad Boliviana posee en el Parque Industrial se reunieron el Gobernador de la Provincia de San Luis y muchas familias integrantes de esa comunidad.

Más que nunca “Hermanos Bolivianos”. Y según sus propias palabras fue para “darles un abrazo”, “para contenerlos”, “para reconfortarlos”.Y como el acercamiento no es de ahora, no es oportunista, todo comenzó con agradecimientos. Según palabras de uno de los presentes: “Todos son testigos de la ayuda del Gobernador para que tuviéramos el predio y este edificio para disfrutarlos”.  

Y el vocero de los dueños de casa describió muy bien la situación: “Lo que pasa con nuestro pueblo es algo muy crítico, un momento muy triste, una tragedia. Tenemos familiares que nos transmiten lo que pasa día a día, lo viven en carne propia. Y este golpe que le han hecho al pueblo boliviano, no a Evo Morales, sino al pueblo, es una tragedia. Porque el que recibe el balazo, el puñetazo o el palazo es el pueblo. Los que han asaltado al poder son grandes poderosos, tenían el plan armado para sacar a Evo Morales de la Presidencia. No querían ser gobernados por un indígena. Esa fue la clave de todo”. “Lo que hizo Morales en mí país no lo hizo nadie. Lo que ha hecho Evo no lo hizo nadie en Bolivia entera. Gracias a él estamos orgullosos de ser bolivianos. Antes éramos humillados y ahora no. Gracias a Evo el país creció, aumentó la educación y crecieron las riquezas del país. Ahora hay gente detrás de esas riquezas, por eso el golpe contra el presidente y el pueblo”. Clarísimo Vicente Ticona, un hermano boliviano. Es besar la bandera y es entregar las tierras, y dar escuelas, hospitales y sustentabilidad a huarpes y ranqueles.

“Lo que pasa en Bolivia se llama golpe de Estado. En Bolivia los racistas, los discriminadores, no soportan que el país… haya dado un enorme baño de justicia social. No soportaron que de la mano de Evo Morales se diera una gigante política de inclusión para romper las diferencias y que se reconociera un Estado Plurinacional, donde las culturas son iguales y pertenecen al país, al Estado boliviano. Esas personas poderosas no soportan que Bolivia crezca, que haya recuperado la soberanía sobre el gas, el petróleo y la minería, las grandes riquezas del país. Antes se llevaban esas riquezas. Pero ahora ya no; eso cambió y la mejor parte es para los bolivianos”. Palabras del Gobernador. Y hubo un minuto de silencio. Por los muertos. Todas estas trapisondas en América Latina se pagan con la vida de muchos hombres y mujeres.

Lo que sucede en Bolivia es la peor discriminación. Es racismo en estado puro. Es desprecio por algunos compatriotas. Es condenar raíces, tradiciones, ritos auténticos y celebrar que quien usurpa el poder con el aval de los militares jure abrazada a la Biblia, e ignore la Constitución. Y es imperialismo siglo XXI. Y es en América Latina. Es el cobre de Chile; el petróleo de la región; el gas y el litio de Bolivia; es el acuífero guaraní. Es la historia desde los Reyes Católicos, Colón y el mercantilismo hasta acá. Está clarísimo es un golpe de Estado. Está clarísimo, como siempre, vienen por las riquezas. Si se desea profundizar la cuestión y comprender en profundidad, es imprescindible recurrir a la poderosa pluma de Eduardo Galeano: “Las venas abiertas de América Latina”, ediciones Siglo XXI, México, 1971.

 

Logín