Escuchá acá la 96.3
X

Desagües de Lafinur: un azote al comercio casi tan grave como la crisis

Dueños de negocios ubicados en la avenida afirman que los constantes cortes ahuyentan a los clientes.

La ejecución de la obra de los desagües pluviales de la avenida Lafinur, financiada por Nación y ejecutada por la Municipalidad, lleva casi nueve meses de retraso y muchas quejas de los comerciantes. Por los constantes cortes de tránsito y la repetición de roturas sobre el asfalto, coincidieron en que los trabajos de la firma Premoldeados San Luis SA les generaron pérdidas comerciales por la caída de ventas, todo dentro de un contexto de crisis económica.

"Diciembre es un mes de muchos gastos y tengo menos ventas. La gente no para con el auto a comprar, porque no tiene dónde estacionar. Nos ha perjudicado muchísimo esta obra. En noviembre vendimos la mitad de lo solíamos vender", afirmó Martín, del Frigorífico Lafinur.

Ricardo Gutiérrez, empleado de una estación de servicio, sumó: "Los que van en vehículo están confundidos, porque un día está cortado, al día siguiente no. Ha sido todo muy caótico. Sentimos bajas a nivel comercial".

Al desplome en las ventas, que no todos pudieron dimensionar con cifras, hay que sumar el enojo que mostraron algunos, ya que hace unos días empezaron a tener problemas con el agua. Una empleada de una distribuidora manifestó: "Desde fines de noviembre que no tenemos presión, sale apenas un hilito de agua de la canilla". Y continuó: "Vienen picando hace años acá y nos están arruinando la afluencia de clientes para trabajar. Con los comerciantes ya dijimos que si vuelven a cortar acá, salimos con los autos y nos ponemos en medio de la avenida porque nosotros vivimos de esto".

Respecto a las demoras, Martín sumó: "Recién vinieron los chicos de la obra a comprar carne y me dijeron que están haciendo todo muy despacio porque no les traen los materiales".

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Desagües de Lafinur: un azote al comercio casi tan grave como la crisis

Dueños de negocios ubicados en la avenida afirman que los constantes cortes ahuyentan a los clientes.

Muy lento. El Municipio prometió inaugurar los desagües en marzo de 2019. Foto: Martín Gómez.

La ejecución de la obra de los desagües pluviales de la avenida Lafinur, financiada por Nación y ejecutada por la Municipalidad, lleva casi nueve meses de retraso y muchas quejas de los comerciantes. Por los constantes cortes de tránsito y la repetición de roturas sobre el asfalto, coincidieron en que los trabajos de la firma Premoldeados San Luis SA les generaron pérdidas comerciales por la caída de ventas, todo dentro de un contexto de crisis económica.

"Diciembre es un mes de muchos gastos y tengo menos ventas. La gente no para con el auto a comprar, porque no tiene dónde estacionar. Nos ha perjudicado muchísimo esta obra. En noviembre vendimos la mitad de lo solíamos vender", afirmó Martín, del Frigorífico Lafinur.

Ricardo Gutiérrez, empleado de una estación de servicio, sumó: "Los que van en vehículo están confundidos, porque un día está cortado, al día siguiente no. Ha sido todo muy caótico. Sentimos bajas a nivel comercial".

Al desplome en las ventas, que no todos pudieron dimensionar con cifras, hay que sumar el enojo que mostraron algunos, ya que hace unos días empezaron a tener problemas con el agua. Una empleada de una distribuidora manifestó: "Desde fines de noviembre que no tenemos presión, sale apenas un hilito de agua de la canilla". Y continuó: "Vienen picando hace años acá y nos están arruinando la afluencia de clientes para trabajar. Con los comerciantes ya dijimos que si vuelven a cortar acá, salimos con los autos y nos ponemos en medio de la avenida porque nosotros vivimos de esto".

Respecto a las demoras, Martín sumó: "Recién vinieron los chicos de la obra a comprar carne y me dijeron que están haciendo todo muy despacio porque no les traen los materiales".

Logín