21.6°SAN LUIS - Sabado 31 de Octubre de 2020

21.6°SAN LUIS - Sabado 31 de Octubre de 2020

EN VIVO

Perú: rescataron a 3 niños en situación vulnerable y ahora viven en San Luis

Estaban en Tacna,  junto a su madre. Son chicos argentinos de uno, 7 y 9 años. Los encontraron desnutridos y el menor había sufrido golpes en el cráneo. Fueron repatriados por Cancillería y el Estado puntano realizó las gestiones para traerlos a la casa de un familiar.

Por redacción
| 28 de febrero de 2019
Tacna. Los chicos pasaban la mayor parte del día en las calles de esa localidad al sur de Perú. Foto: Google Maps.

Tres niños argentinos de uno, siete y nueve años, pasaron de deambular por las calles de la localidad de Tacna, en Perú, en una situación de extrema vulnerabilidad con claros signos de desnutrición, a tener una segunda oportunidad de vida en la provincia. Luego de que la Cancillería Argentina los recuperara, el gobierno puntano hizo la gestión para que estén con su tía materna en la ciudad de San Luis, donde ya viven desde el fin de semana pasado. Además, en Terrazas aseguraron que monitorean permanentemente su estado y anticiparon que le darán un respaldo legal a la tenencia y garantizarán la escolarización de los dos chicos más grandes, que nunca fueron a la escuela.

 

"A mediados de setiembre, estos chiquitos son encontrados en una situación muy vulnerable en la ciudad de Tacna, Perú. Tomó intervención la Dirección de Niñez de ese país, con la madre de los chicos, que en los informes la describen como mochilera, que hacía malabarismo en las esquinas. Los niños estaban a la deriva. El más chiquito, de año y medio, estuvo internado cuatro meses con problemas serios, golpes craneales, que daban cuenta del maltrato que había recibido", describió Mirta Mobellán, integrante del Consejo Consultivo del gobernador Alberto Rodríguez Saá y una de las participantes activas en las gestiones necesarias para la recuperación de los niños.

 

Tras la intervención, los tres chicos estuvieron en la ONG Aldeas Infantiles de Perú, mientras Cancillería Argentina, con la ayuda de la Secretaría de Niñez y Adolescencia Nacional, empezaron a trabajar en repatriarlos. Con la idea de que puedan vivir con un familiar directo, las posibilidades que tenían era con su abuela en La Rioja, o con sus tías, una de Mendoza y otra de San Luis. Ahí entró en acción el Gobierno puntano.

 

"Detrás de las políticas de niñez, hay políticas de Estado. Siempre abordamos la situación de la misma forma. Si hay dificultades económicas presentes, el Estado se va a hacer cargo para lo que se necesite, en la medida que tenga esas herramientas de contención", afirmó Mobellán y agregó: "Visitamos a esta tía y la entrevistamos para ver si daba el perfil para hacerse cargo de los tres niños. Es una mamá soltera que está en el Plan Solidario y tiene un hijo con autismo. Ella quería a sus sobrinos, pero nos preocupaba que la desbordara la situación, a pesar de que tiene a su chico muy bien cuidado. Planteaba que en San Luis estaba bien porque tenía trabajo y además su hijo estaba muy bien atendido en lo que refiere a salud, con tratamientos en tres lugares públicos y uno privado. Informamos todo esto a Cancillería y les planteamos que tiendan todas las redes, porque el grupo familiar más numeroso estaba en Mendoza, pero ahí nunca se hizo la intervención".

 

Según manifestaron en Gobierno, Cancillería eligió que vayan a San Luis, porque la provincia les garantizaba la contención de los niños, gracias a sus políticas de Estado. Así fue que los niños viajaron acompañados de las autoridades del organismo nacional hacia Lima y luego hasta Mendoza, donde representantes puntanos de la Secretaría de Niñez y Adolescencia de Nación, los trajeron hasta territorio sanluiseño, donde ya los esperaba su tía.

 

"Es una situación que nos emocionó mucho. Ver tan vulnerados los derechos de los niños, nos afecta a todos. Nosotros acompañamos el momento. El Ministerio de Desarrollo Social les entregó muebles, como camas, colchones y otras cosas que requería la tía para albergarlos en su casa. Ahora estamos haciendo el seguimiento y esperamos que todo siga bien y que les encontremos las mejores soluciones", aseguró la ex titular del Programa Familias Solidarias.

 

En ese sentido, destacó que los contactan todos los días, que ya los visitaron y les entregaron ropa. También constataron que el estado de los niños empezó a mejorar de a poco y que por ahora, al que más le cuesta es al más chiquito por la adaptación, ya que todavía llora mucho. Sin embargo, el acompañamiento gubernamental no solo pasará por mantener el contacto y monitorear la situación.

 

La funcionaría resaltó que "van a estar escolarizados, porque el Gobierno de la Provincia no va a permitir que no lo estén. Nos haremos cargo de que tengan lo necesario para ir a la escuela. Nosotros ya hablamos con la tía y Cancillería por la escolarización de los chicos. Les hicieron hacer algún trabajo para tener una evaluación y ya vimos la posibilidad de una escuela generativa que tiene muy cerquita de su casa. Sabemos que San Luis no tiene problema en ese sentido y por eso estamos haciendo actualmente los trámites con el Ministerio de Educación, acompañando la decisión que la tía quiera tomar".

 

Luego continuó: "También nos aseguraremos de darle un marco legal a todo esto. Darle la tenencia a la tía, para garantizar derechos de los niños, como por ejemplo la Asignación Universal por Hijo. Su padre falleció en Buenos Aires, durante una etapa que ellos recuerdan como buena, pero tras ese momento vino el derrotero que siguió. La madre estaba cobrando una pensión de YPF por el padre, así que también vamos a hacer el trámite, para que la sigan cobrando los niños".

 

Una vida difícil

 

Si bien tanto Cancillería como el Gobierno de San Luis resguardó los datos personales de los chicos y de su familia, la información disponible da cuenta de una vida muy dura para los niños.

 

No nacieron en la provincia y según los informes de Aldeas Infantiles de Perú, el relato de la niña más grande habla de buenos momentos vividos cuando estaban con el padre, quien falleció en un accidente en Buenos Aires. Luego vino la peor etapa para ellos.

 

La información que brindan es que la madre tenía un estilo de vida de deambular de un lado hacia el otro. Así fue que pasaron un mes en San Luis, viviendo en la casa de la tía, de quien los niños más grandes (al chiquito no lo conocía) tienen un muy lindo recuerdo. Luego estuvieron en La Rioja y en Jujuy, antes de cruzar de forma ilegal hacia Chile, para recalar finalmente en Perú, donde pasaban la mayor parte del día en la calle, mientras la mamá hacía malabares en la esquina para ganar algunas monedas.

 

El estado de salud de los niños fue empeorando, al punto de que los tres estuvieron hospitalizados, siendo más grave el caso del menor, que estuvo cuatro meses internado con signos de lesiones y desnutrición.

 

Comentá vos tambien...