eldiariodelarepublica.com
En la UNSL hicieron un encuentro sobre endometriosis

Escuchá acá la 90.9
X

En la UNSL hicieron un encuentro sobre endometriosis

Participaron especialistas y pacientes.

De a poco, la lucha contra la endometriosis se hace más visible. Ayer, en el microcine de la Universidad Nacional de San Luis, se llevó adelante el primer encuentro por la enfermedad, del que participaron investigadores, pacientes y legisladores, quienes disertaron en torno al padecimiento crónico que afecta a las mujeres y se caracteriza por fuertes dolores y hemorragias, y es una de las causas de infertilidad.

El evento fue organizado por el Laboratorio de Biología de la Reproducción de la Facultad de Química, Bioquímica y Farmacia y participaron investigadores de la UNSL y del Conicet. También hubo espacio para los pacientes, representados por Pamela Luna, que preside Endolazos, la primera ONG de la provincia que los congrega. Además, estuvieron los legisladores que trabajaron por una ley provincial.

El padecimiento, tal como lo explicó la propia Luna a El Diario, consiste en una alteración en el endometrio, el tejido que recubre el útero. En la mayoría de las mujeres es expulsado durante la menstruación. Sin embargo, para quienes tienen la enfermedad queda adherido en trompas de Falopio, útero, colon, vejiga e intestinos y hasta en casos más complejos (escasos) puede llegar a pulmones y otros órganos.

La enfermedad conlleva gran dolor físico y múltiples intervenciones para poder extraer los tejidos dañados. También es causa de infertilidad. “Te deja sin poder ir a trabajar, sin poder salir, con muchos dolores, depresión, es muy compleja. Yo tengo cinco operaciones, pero hay chicas que superan la decena”, admitió.

La falta de reconocimiento de la enfermedad produce otras consecuencias negativas. Las pacientes tienen dificultades para conseguir medicación y enfrentan poca tolerancia en los trabajos por las licencias por enfermedad. Eso fue lo que motivó a Luna a fundar el año pasado Endolazos, la primera ONG puntana que reunió a los pacientes de San Luis.

“Es una cuestión de salud médica para muchas mujeres, se estima que más de un millón está padeciendo esta enfermedad en la Argentina, 3 de cada 10”, detalló. Actualmente son 40 mujeres que entre sí se asesoran y hacen frente a la enfermedad en la provincia.

Aunque no lo diga abiertamente, Luna es la principal activista del grupo. Y sus esfuerzos llegaron tanto a la Legislatura provincial como al Congreso de la Nación. El 20 de noviembre pasado, tras reuniones con diputados de todo el arco político, obtuvo media sanción por unanimidad el proyecto de ley provincial de endometriosis. También viajó al Congreso para una jornada sobre la temática, con la promesa por parte de los legisladores de generar una red federal de médicos, pacientes y congresistas.

A nivel nacional, el panorama está un tanto estancado. Un proyecto que había obtenido media sanción en la Cámara de Senadores perdió estado legislativo.  A nivel provincial tuvieron mejores resultados con la media sanción en la Cámara Baja. La normativa, en caso de recibir un respaldo pleno, establece que la obra social Dosep, "en concordancia con el Ministerio de Salud de la provincia, desarrollará para sus afiliados campañas de concientización, prevención y tratamiento integral de la patología específica para el control de la enfermedad, la mitigación del dolor y la calidad de vida de las pacientes afectadas".

A su vez, ordena la creación "con fines estadísticos" de un Registro Único de Endometriosis (RUE) en el ámbito de la provincia y que los gastos para la cobertura de la enfermedad entrarán en las partidas presupuestarias del Ministerio de Salud.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

En la UNSL hicieron un encuentro sobre endometriosis

Participaron especialistas y pacientes.

Concientización. La charla se celebró en el microcine de la UNSL.

De a poco, la lucha contra la endometriosis se hace más visible. Ayer, en el microcine de la Universidad Nacional de San Luis, se llevó adelante el primer encuentro por la enfermedad, del que participaron investigadores, pacientes y legisladores, quienes disertaron en torno al padecimiento crónico que afecta a las mujeres y se caracteriza por fuertes dolores y hemorragias, y es una de las causas de infertilidad.

El evento fue organizado por el Laboratorio de Biología de la Reproducción de la Facultad de Química, Bioquímica y Farmacia y participaron investigadores de la UNSL y del Conicet. También hubo espacio para los pacientes, representados por Pamela Luna, que preside Endolazos, la primera ONG de la provincia que los congrega. Además, estuvieron los legisladores que trabajaron por una ley provincial.

El padecimiento, tal como lo explicó la propia Luna a El Diario, consiste en una alteración en el endometrio, el tejido que recubre el útero. En la mayoría de las mujeres es expulsado durante la menstruación. Sin embargo, para quienes tienen la enfermedad queda adherido en trompas de Falopio, útero, colon, vejiga e intestinos y hasta en casos más complejos (escasos) puede llegar a pulmones y otros órganos.

La enfermedad conlleva gran dolor físico y múltiples intervenciones para poder extraer los tejidos dañados. También es causa de infertilidad. “Te deja sin poder ir a trabajar, sin poder salir, con muchos dolores, depresión, es muy compleja. Yo tengo cinco operaciones, pero hay chicas que superan la decena”, admitió.

La falta de reconocimiento de la enfermedad produce otras consecuencias negativas. Las pacientes tienen dificultades para conseguir medicación y enfrentan poca tolerancia en los trabajos por las licencias por enfermedad. Eso fue lo que motivó a Luna a fundar el año pasado Endolazos, la primera ONG puntana que reunió a los pacientes de San Luis.

“Es una cuestión de salud médica para muchas mujeres, se estima que más de un millón está padeciendo esta enfermedad en la Argentina, 3 de cada 10”, detalló. Actualmente son 40 mujeres que entre sí se asesoran y hacen frente a la enfermedad en la provincia.

Aunque no lo diga abiertamente, Luna es la principal activista del grupo. Y sus esfuerzos llegaron tanto a la Legislatura provincial como al Congreso de la Nación. El 20 de noviembre pasado, tras reuniones con diputados de todo el arco político, obtuvo media sanción por unanimidad el proyecto de ley provincial de endometriosis. También viajó al Congreso para una jornada sobre la temática, con la promesa por parte de los legisladores de generar una red federal de médicos, pacientes y congresistas.

A nivel nacional, el panorama está un tanto estancado. Un proyecto que había obtenido media sanción en la Cámara de Senadores perdió estado legislativo.  A nivel provincial tuvieron mejores resultados con la media sanción en la Cámara Baja. La normativa, en caso de recibir un respaldo pleno, establece que la obra social Dosep, "en concordancia con el Ministerio de Salud de la provincia, desarrollará para sus afiliados campañas de concientización, prevención y tratamiento integral de la patología específica para el control de la enfermedad, la mitigación del dolor y la calidad de vida de las pacientes afectadas".

A su vez, ordena la creación "con fines estadísticos" de un Registro Único de Endometriosis (RUE) en el ámbito de la provincia y que los gastos para la cobertura de la enfermedad entrarán en las partidas presupuestarias del Ministerio de Salud.

Logín