eldiariodelarepublica.com
"Lunes de lunas líricas y cameratas" en el Centro Cultural Puente Blanco

Escuchá acá la 90.9
X

"Lunes de lunas líricas y cameratas" en el Centro Cultural Puente Blanco

Un tenor y una soprano con experiencia brindan un ciclo para escuchar y aprender un canto particular.

Con la original propuesta de difundir un género musical que no está tan popularizado en la Provincia, la soprano Cristina Duarte y el tenor Edgardo Casirola protagonizarán semanalmente “Lunes de lunas líricas y cameratas”, jornadas dedicadas al canto del estilo lírico, tanto a la enseñanza como a la demostración en vivo. Los encuentros serán a partir de las 19, los lunes, en el bar del Centro Cultural Puente Blanco.

La apuesta es realizar las reuniones destinadas a la lírica toda, con actividades en el buffet del teatro, en un espacio íntimo para mantener un diálogo con el público, para que pregunten y surjan los contenidos que compongan los talleres de canto.

La agenda de cada lunes tendrá a Cristina y Edgardo presentes, como eje y organizadores. El dúo cantará con pistas en el segmento dedicado al espectáculo y no descartan la invitación a otros agentes del estilo, como integrantes de coro o solistas, de acuerdo a la temática.

Este lunes comenzarán con pop lírico como una suerte de previa de “Épica”, un ambicioso espectáculo que están preparando para fin de mes. “Vamos a demostrar cómo se mezcla la música melódica con lo lírico tradicional”, explicó Casirola en una pausa en el ensayo que realizaron el fin de semana en su consultorio de imágenes de alta complejidad, con una parte del elenco. Otro proyecto que tiene con el conjunto es hacer su versión de  “La misa criolla”.

Después del pop lírico de hoy llegarán los talleres de versiones en italiano, con tenores, sopranos y de ópera, y también del lírico español compuestos por zarzuelas. “Cuando nos pongamos a enseñar vamos a mostrar distintas temáticas dentro del género”, dijo Edgardo, quien señaló que el plan es mantener los lunes líricos por al menos, dos meses.

Tras cada canción interpretada, la dupla explicará a modo de clínica, referencias básicas, darán a conocer detalles y develará secretos para incentivar a la mayor cantidad de interesados.

Casirola es médico y estudió en el conservatorio de la Universidad Nacional de La Plata, donde se recibió, dirigió y realizó arreglos para diversos coros. Al volver a San Luis fue alumno del tenor Daniel Fernández. Ahora, continúa con las clases en Mendoza, adonde viaja constantemente para perfeccionarse con Fernando Ballesteros.

Edgardo cree, ya que al morir Fernández, hay puestos en el canto que quedaron vacíos en la Provincia. “Si hablás de tenores, había dos o tres que hoy no están. Mis intenciones son ocupar esos puestos, que estaban tomados por personas inigualables, por supuesto, pero el rol, el rubro de un tenor lírico debe ser tomado por alguien y aspiro a eso”, especificó el artista, que integró "Arianova", un dúo de bossa nova con otra cantante del coro puntano, la soprano Cecilia Lúquez.

Casirola mostró esa formación en casamientos, fiestas y hasta tuvo una presentación en Fetiche Café Concert, pero hoy está abocado al nuevo género. “Dejé lo popular y me vine al lírico”, bromeó.

A su lado, Duarte marcó que, a diferencia del colega, ella no cantó bossa nova. “Me encantan otros géneros como el tango, el jazz y blues pero bossa no hice nunca. El lírico me gusta más, es lo mío, me formé en esto”, recalcó Cristina, influenciada por su padre, Jorge Duarte, que fue tenor lírico.

La soprano está contenta con la posibilidad de difundir esta propuesta, en la que podrán participar especialistas y a la vez aquellos que quieran acercarse a conocer la temática, sin tener interés en cantar. “Va a ser una experiencia muy linda”, dijo la cantante, que hasta el año pasado vivía en Mendoza y en su retorno comenzará una nueva etapa artística.

“El hecho de volver a mi provincia y poder iniciar este movimiento con música que no tiene mucha actividad es muy importante”, aclaró Duarte, ante un nuevo punto de partida para que la gente tenga una opción distinta. “Son otros estilos musicales que son muy buenos, que requieren más trabajo y técnicas pero que se dan a conocer para que la gente tenga opción de aprenderlo”, concluyó la cantante.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

"Lunes de lunas líricas y cameratas" en el Centro Cultural Puente Blanco

Un tenor y una soprano con experiencia brindan un ciclo para escuchar y aprender un canto particular.

Los gladiadores. Duarte y Casirola, baluartes de un género poco difundido. Foto: Gentileza.

Con la original propuesta de difundir un género musical que no está tan popularizado en la Provincia, la soprano Cristina Duarte y el tenor Edgardo Casirola protagonizarán semanalmente “Lunes de lunas líricas y cameratas”, jornadas dedicadas al canto del estilo lírico, tanto a la enseñanza como a la demostración en vivo. Los encuentros serán a partir de las 19, los lunes, en el bar del Centro Cultural Puente Blanco.

La apuesta es realizar las reuniones destinadas a la lírica toda, con actividades en el buffet del teatro, en un espacio íntimo para mantener un diálogo con el público, para que pregunten y surjan los contenidos que compongan los talleres de canto.

La agenda de cada lunes tendrá a Cristina y Edgardo presentes, como eje y organizadores. El dúo cantará con pistas en el segmento dedicado al espectáculo y no descartan la invitación a otros agentes del estilo, como integrantes de coro o solistas, de acuerdo a la temática.

Este lunes comenzarán con pop lírico como una suerte de previa de “Épica”, un ambicioso espectáculo que están preparando para fin de mes. “Vamos a demostrar cómo se mezcla la música melódica con lo lírico tradicional”, explicó Casirola en una pausa en el ensayo que realizaron el fin de semana en su consultorio de imágenes de alta complejidad, con una parte del elenco. Otro proyecto que tiene con el conjunto es hacer su versión de  “La misa criolla”.

Después del pop lírico de hoy llegarán los talleres de versiones en italiano, con tenores, sopranos y de ópera, y también del lírico español compuestos por zarzuelas. “Cuando nos pongamos a enseñar vamos a mostrar distintas temáticas dentro del género”, dijo Edgardo, quien señaló que el plan es mantener los lunes líricos por al menos, dos meses.

Tras cada canción interpretada, la dupla explicará a modo de clínica, referencias básicas, darán a conocer detalles y develará secretos para incentivar a la mayor cantidad de interesados.

Casirola es médico y estudió en el conservatorio de la Universidad Nacional de La Plata, donde se recibió, dirigió y realizó arreglos para diversos coros. Al volver a San Luis fue alumno del tenor Daniel Fernández. Ahora, continúa con las clases en Mendoza, adonde viaja constantemente para perfeccionarse con Fernando Ballesteros.

Edgardo cree, ya que al morir Fernández, hay puestos en el canto que quedaron vacíos en la Provincia. “Si hablás de tenores, había dos o tres que hoy no están. Mis intenciones son ocupar esos puestos, que estaban tomados por personas inigualables, por supuesto, pero el rol, el rubro de un tenor lírico debe ser tomado por alguien y aspiro a eso”, especificó el artista, que integró "Arianova", un dúo de bossa nova con otra cantante del coro puntano, la soprano Cecilia Lúquez.

Casirola mostró esa formación en casamientos, fiestas y hasta tuvo una presentación en Fetiche Café Concert, pero hoy está abocado al nuevo género. “Dejé lo popular y me vine al lírico”, bromeó.

A su lado, Duarte marcó que, a diferencia del colega, ella no cantó bossa nova. “Me encantan otros géneros como el tango, el jazz y blues pero bossa no hice nunca. El lírico me gusta más, es lo mío, me formé en esto”, recalcó Cristina, influenciada por su padre, Jorge Duarte, que fue tenor lírico.

La soprano está contenta con la posibilidad de difundir esta propuesta, en la que podrán participar especialistas y a la vez aquellos que quieran acercarse a conocer la temática, sin tener interés en cantar. “Va a ser una experiencia muy linda”, dijo la cantante, que hasta el año pasado vivía en Mendoza y en su retorno comenzará una nueva etapa artística.

“El hecho de volver a mi provincia y poder iniciar este movimiento con música que no tiene mucha actividad es muy importante”, aclaró Duarte, ante un nuevo punto de partida para que la gente tenga una opción distinta. “Son otros estilos musicales que son muy buenos, que requieren más trabajo y técnicas pero que se dan a conocer para que la gente tenga opción de aprenderlo”, concluyó la cantante.

Logín