Escuchá acá la 90.9
X

Detuvieron al presunto integrante de una banda de “robacoches”

La Policía cree que el sospechoso y dos cómplices utilizaban un inhibidor de alarmas para ingresar a los autos. El hombre apresado es investigado por al menos tres hechos.

Agentes del Departamento Investigaciones de San Luis detuvieron a un hombre de 34 años involucrado en el robo que un comerciante sufrió en su vehículo la mañana de este miércoles, en inmediaciones del San Luis Shopping Center. Pero el caso no se limitaría solo a ese hecho, ya que la Policía cree que el sospechoso integra, junto a otros dos cómplices que lograron escapar, una banda de “robacoches” que utiliza un inhibidor de alarmas para ingresar a los autos de las víctimas y que estaría ligado al menos a otros dos robos.

La detención del presunto ladrón, de apellido Olguín Ojeda y vecino del pasaje Mendoza de la capital, se concretó en inmediaciones de 25 de Mayo y Chacabuco y se dio gracias a la intervención de un testigo ocasional que momentos antes presenció el robo al auto de un amigo.

A la víctima, de apellido Ledesma, le robaron 20 mil pesos, una campera y documentación del interior de su BMW 330 I negro, que había dejado estacionado en calle 25 de Mayo, frente a uno de los ingresos al shopping, cerrado con llave y con la alarma colocada aseguró luego.

Su amigo, que vio cómo un hombre sacaba sus bienes y se subía a un Peugeot 206 blanco, decidió seguir a ese vehículo mientras llamaba al 911. Cuando le cortó el paso, a la altura de Chacabuco, el testigo dijo que dos acompañantes del conductor del Peugeot huyeron antes de que llegaran dos bicipolicías, que retuvieron a Olguín Ojeda hasta que llegaron los efectivos de Investigaciones.

 

Un inhibidor de alarmas es un dispositivo electrónico que genera un ruido de alta frecuencia que interrumpe la conexión del cierre centralizado con la llave. Se puede comprar en Mercado Libre.

 

Parte de las cosas de Ledesma fueron halladas dentro del auto. Luego, los investigadores determinaron que había otros bienes que pertenecían a una mujer policía que también sufrió un robo en su vehículo ayer a la mañana.

Al indagar más, los agentes de Investigaciones se toparon con el dato de que el Peugeot blanco quedó registrado en las filmaciones de seguridad del supermercado Carrefour de Villa Mercedes, en momentos en que uno de sus ocupantes robaba bienes del interior de otro vehículo haciendo uso, al parecer, de un inhibidor de alarmas.

La presunción de los investigadores es que los delincuentes utilizaron ese aparato en el robo del BMW pero que uno de los prófugos se lo llevó el la huída.

Mientras la Policía busca pruebas para unificar las tres causas, el juez Penal 2 de San Luis, Ariel Parrillis, ordenó que Olguín Ojeda quedara detenido por el delito de hurto, ya que hasta el momento no se comprobó la existencia del inhibidor y el auto de Ledesma no tenía ningún tipo de daños en las aberturas.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Detuvieron al presunto integrante de una banda de “robacoches”

La Policía cree que el sospechoso y dos cómplices utilizaban un inhibidor de alarmas para ingresar a los autos. El hombre apresado es investigado por al menos tres hechos.

Fotos: Policía de San Luis.

Agentes del Departamento Investigaciones de San Luis detuvieron a un hombre de 34 años involucrado en el robo que un comerciante sufrió en su vehículo la mañana de este miércoles, en inmediaciones del San Luis Shopping Center. Pero el caso no se limitaría solo a ese hecho, ya que la Policía cree que el sospechoso integra, junto a otros dos cómplices que lograron escapar, una banda de “robacoches” que utiliza un inhibidor de alarmas para ingresar a los autos de las víctimas y que estaría ligado al menos a otros dos robos.

La detención del presunto ladrón, de apellido Olguín Ojeda y vecino del pasaje Mendoza de la capital, se concretó en inmediaciones de 25 de Mayo y Chacabuco y se dio gracias a la intervención de un testigo ocasional que momentos antes presenció el robo al auto de un amigo.

A la víctima, de apellido Ledesma, le robaron 20 mil pesos, una campera y documentación del interior de su BMW 330 I negro, que había dejado estacionado en calle 25 de Mayo, frente a uno de los ingresos al shopping, cerrado con llave y con la alarma colocada aseguró luego.

Su amigo, que vio cómo un hombre sacaba sus bienes y se subía a un Peugeot 206 blanco, decidió seguir a ese vehículo mientras llamaba al 911. Cuando le cortó el paso, a la altura de Chacabuco, el testigo dijo que dos acompañantes del conductor del Peugeot huyeron antes de que llegaran dos bicipolicías, que retuvieron a Olguín Ojeda hasta que llegaron los efectivos de Investigaciones.

 

Un inhibidor de alarmas es un dispositivo electrónico que genera un ruido de alta frecuencia que interrumpe la conexión del cierre centralizado con la llave. Se puede comprar en Mercado Libre.

 

Parte de las cosas de Ledesma fueron halladas dentro del auto. Luego, los investigadores determinaron que había otros bienes que pertenecían a una mujer policía que también sufrió un robo en su vehículo ayer a la mañana.

Al indagar más, los agentes de Investigaciones se toparon con el dato de que el Peugeot blanco quedó registrado en las filmaciones de seguridad del supermercado Carrefour de Villa Mercedes, en momentos en que uno de sus ocupantes robaba bienes del interior de otro vehículo haciendo uso, al parecer, de un inhibidor de alarmas.

La presunción de los investigadores es que los delincuentes utilizaron ese aparato en el robo del BMW pero que uno de los prófugos se lo llevó el la huída.

Mientras la Policía busca pruebas para unificar las tres causas, el juez Penal 2 de San Luis, Ariel Parrillis, ordenó que Olguín Ojeda quedara detenido por el delito de hurto, ya que hasta el momento no se comprobó la existencia del inhibidor y el auto de Ledesma no tenía ningún tipo de daños en las aberturas.

Logín