Escuchá acá la 90.9
X

Handball femenino: la cátedra de la UNSL

Analía Carrara

Están de pretemporada con la mira en el Torneo Clausura de la Liga Sanluiseña y en los Juegos Universitarios Regionales. Ganaron el Apertura pero quieren más. Tres jugadoras y el técnico cuentan la intimidad del equipo.

Verano, parrilla y reunión. Handball, objetivos y muchas ganas de jugar. Con estos condimentos sobre la mesa nació el equipo de Primera Femenino de la Universidad Nacional de San Luis (UNSL). El encuentro fue a principios de este año en la casa de Gustavo Wohl (41), el director técnico. Hasta allí fueron a comer un asado las hermanas Andrea (29) y Analía Ríos (24), junto a Yanina Romani (25) y otro grupo de jugadoras que pretendían ser entrenadas por Wohl, que ya tenía a cargo el plantel masculino de la universidad.

"Con las chicas tenemos una amistad previa. Yo soy profesor de educación física, la hermana de ellas (Ríos) y otras jugadoras también. Nos conocemos y tenemos más o menos los mismos códigos. Un día hicimos un asado en mi casa y nos planteamos los objetivos, sobre todo, hablamos acerca del compromiso para llegar a lograr algo. Acordamos y arrancamos", recordó el DT.

Andrea detalló que la mayoría de las jugadoras que ahora representan a la UNSL eran compañeras de equipo en otro club, pero el técnico se retiró. Y que todas practican el deporte desde hace varios años. En su caso, juega desde los 14 años y es árbitra nacional. La mayor de las Ríos es una mujer muy activa: trabaja medio día como empleada administrativa, estudia inglés y para ser martillera pública. "El handball es una pasión. Lo que me gusta es que es un deporte de mucho contacto y juego colectivo", aseguró.

Analía estudia Psicología. Antes de seguir los pasos de su hermana, practicó vóley y hockey pero sin mucho entusiasmo. Ahora, nadie la saca de la cancha.

"Yo juego desde los 18. Antes practiqué vóley y hockey. Del handball me gusta la dinámica, que estás todo el tiempo en movimiento, siempre atento: ataque, contra. Y también me gusta el compañerismo porque es un deporte en equipo". La que habla es Yanina, trabajadora social en el programa Familia Solidaria, estudiante de inglés y atleta: hace lanzamiento.

En medio año, la Primera femenina de la UNSL logró uno de sus objetivos. Ganó el torneo Apertura organizado por la Federación Sanluiseña de Handball. En la final venció a Club Handball San Luis 31 a 19. El tercer lugar fue para el Instituto Santo Tomás y el cuarto para Fénix de Villa Mercedes. Las universitarias se llevaron el premio a la valla menos vencida, gracias a la labor de Jésica Agüero, y la goleadora del campeonato. El trofeo fue para Andrea Ríos, que con 97 tantos aventajó a su hermana Analía por dos.

 

—Después del campeonato local, ¿cuál es el próximo objetivo?

—Gustavo Wohl (G.W): Ahora estamos trabajando para los Juegos Universitarios Regionales (JUR), que son en noviembre. Van las universidades nacionales y las privadas. Los equipos se dividen en zonas. El que gana ahí obtiene una plaza para el Nacional Universitario, que se hace en Buenos Aires; es una semana de competición con equipos muy fuertes.

—Yanina Romani (Y.R): Nos estamos consolidando como equipo porque hay una base de tres o cuatro que venimos jugando juntas desde otro club, pero hay otra parte que se incorporó y nos ha costado un poco entendernos en las jugadas. Otro objetivo son los JUR. Porque el año pasado llegamos a la final pero fuimos con un equipo que se armó dos semanas antes de viajar. Ahora, al ser todas del mismo club, es otra preparación.

—¿Cuándo y dónde entrenan?

—G.W: Entrenamos martes y jueves en Sociedad Española a las 22, viernes en el Ave Fénix en el mismo horario.

—Hay sólo cuatro equipos en la liga. ¿Eso les quita un poco de roce competitivo?

—Y. R: Un poco sí. Por eso nos suman mucho torneos como el JUR para salir, porque somos pocos equipos y nos conocemos entre todos.

Después del gran primer semestre, el conjunto de la Universidad no se detiene: está haciendo la pretemporada; trabaja parte de la semana en lo físico y, la restante, con pelota. Quiere defender el título en el Clausura que comenzará entre fines de agosto y principios de setiembre. Dio cátedra y siempre quieren más.

"Este es un gran grupo, todo lo que se logra y lo que se hace es gracias a ellas. Los méritos son de ellas, por las ganas y el compromiso que tienen". Palabra del DT.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Handball femenino: la cátedra de la UNSL

Están de pretemporada con la mira en el Torneo Clausura de la Liga Sanluiseña y en los Juegos Universitarios Regionales. Ganaron el Apertura pero quieren más. Tres jugadoras y el técnico cuentan la intimidad del equipo.

Como en casa. Andrea Ríos (5), Analía Ríos (10), Yanina Romani (3) y Gustavo Wohl se adueñaron de la sala de espera en El Diario. Foto: Marianela Sánchez.

Verano, parrilla y reunión. Handball, objetivos y muchas ganas de jugar. Con estos condimentos sobre la mesa nació el equipo de Primera Femenino de la Universidad Nacional de San Luis (UNSL). El encuentro fue a principios de este año en la casa de Gustavo Wohl (41), el director técnico. Hasta allí fueron a comer un asado las hermanas Andrea (29) y Analía Ríos (24), junto a Yanina Romani (25) y otro grupo de jugadoras que pretendían ser entrenadas por Wohl, que ya tenía a cargo el plantel masculino de la universidad.

"Con las chicas tenemos una amistad previa. Yo soy profesor de educación física, la hermana de ellas (Ríos) y otras jugadoras también. Nos conocemos y tenemos más o menos los mismos códigos. Un día hicimos un asado en mi casa y nos planteamos los objetivos, sobre todo, hablamos acerca del compromiso para llegar a lograr algo. Acordamos y arrancamos", recordó el DT.

Andrea detalló que la mayoría de las jugadoras que ahora representan a la UNSL eran compañeras de equipo en otro club, pero el técnico se retiró. Y que todas practican el deporte desde hace varios años. En su caso, juega desde los 14 años y es árbitra nacional. La mayor de las Ríos es una mujer muy activa: trabaja medio día como empleada administrativa, estudia inglés y para ser martillera pública. "El handball es una pasión. Lo que me gusta es que es un deporte de mucho contacto y juego colectivo", aseguró.

Analía estudia Psicología. Antes de seguir los pasos de su hermana, practicó vóley y hockey pero sin mucho entusiasmo. Ahora, nadie la saca de la cancha.

"Yo juego desde los 18. Antes practiqué vóley y hockey. Del handball me gusta la dinámica, que estás todo el tiempo en movimiento, siempre atento: ataque, contra. Y también me gusta el compañerismo porque es un deporte en equipo". La que habla es Yanina, trabajadora social en el programa Familia Solidaria, estudiante de inglés y atleta: hace lanzamiento.

En medio año, la Primera femenina de la UNSL logró uno de sus objetivos. Ganó el torneo Apertura organizado por la Federación Sanluiseña de Handball. En la final venció a Club Handball San Luis 31 a 19. El tercer lugar fue para el Instituto Santo Tomás y el cuarto para Fénix de Villa Mercedes. Las universitarias se llevaron el premio a la valla menos vencida, gracias a la labor de Jésica Agüero, y la goleadora del campeonato. El trofeo fue para Andrea Ríos, que con 97 tantos aventajó a su hermana Analía por dos.

 

—Después del campeonato local, ¿cuál es el próximo objetivo?

—Gustavo Wohl (G.W): Ahora estamos trabajando para los Juegos Universitarios Regionales (JUR), que son en noviembre. Van las universidades nacionales y las privadas. Los equipos se dividen en zonas. El que gana ahí obtiene una plaza para el Nacional Universitario, que se hace en Buenos Aires; es una semana de competición con equipos muy fuertes.

—Yanina Romani (Y.R): Nos estamos consolidando como equipo porque hay una base de tres o cuatro que venimos jugando juntas desde otro club, pero hay otra parte que se incorporó y nos ha costado un poco entendernos en las jugadas. Otro objetivo son los JUR. Porque el año pasado llegamos a la final pero fuimos con un equipo que se armó dos semanas antes de viajar. Ahora, al ser todas del mismo club, es otra preparación.

—¿Cuándo y dónde entrenan?

—G.W: Entrenamos martes y jueves en Sociedad Española a las 22, viernes en el Ave Fénix en el mismo horario.

—Hay sólo cuatro equipos en la liga. ¿Eso les quita un poco de roce competitivo?

—Y. R: Un poco sí. Por eso nos suman mucho torneos como el JUR para salir, porque somos pocos equipos y nos conocemos entre todos.

Después del gran primer semestre, el conjunto de la Universidad no se detiene: está haciendo la pretemporada; trabaja parte de la semana en lo físico y, la restante, con pelota. Quiere defender el título en el Clausura que comenzará entre fines de agosto y principios de setiembre. Dio cátedra y siempre quieren más.

"Este es un gran grupo, todo lo que se logra y lo que se hace es gracias a ellas. Los méritos son de ellas, por las ganas y el compromiso que tienen". Palabra del DT.

Logín