Escuchá acá la 90.9
X

Una discusión por celos terminó con un hombre baleado y otro apuñalado

El hecho ocurrió este jueves en medio de una “choripaneada” celebrada en el barrio 100 Viviendas. Los heridos están fuera de peligro y en libertad. La Policía busca las armas.

Este jueves, vecinos de la zona este de la ciudad disfrutaban de un festejo barrial hasta que dos hombres terminaron convirtiendo el mitin en un campo de batalla. Según los testimonios que la Policía recabó hasta el momento, la pelea fue motivada por los celos del ex novio de la dueña de casa por un amigo con el que ella estaría en pareja. Uno resultó baleado y el otro apuñalado. Ambos están fuera de peligro y en libertad. Mientras, la Policía busca las armas utilizadas en la agresión.

Desde la oficina de Relaciones Policiales informaron que el hecho ocurrió pasadas las 22 en una casa de la manzana 304 del barrio 100 Viviendas, donde Camila Aballay, de 25 años, había organizado una “choripaneada” para sus vecinos.

Si bien la Policía no brindó las identidades de los involucrados, El Diario supo que entre los asistentes estaba Sergio Lozano, ex pareja de la dueña de casa, y Maximiliano Orozco, un amigo de la mujer que tendría una relación sentimental con Aballay.

No está claro si hubo algún tipo de discusión o pelea antes del enfrentamiento armado, pero lo cierto es que Lozano terminó con un balazo en el hombro izquierdo y Orozco con cortes importantes en la mano derecha.

La situación debió ser controlada por efectivos de la Comisaría 7ª, que solicitaron a una ambulancia del Sempro para que trasladara a Lozano al Hospital San Luis.

Relaciones Policiales informó que quedó internado en el área de shockroom y, según trascendió, la bala, que sería calibre 22, le quedó alojada a la altura del omóplato izquierdo.

Enterada del caso, la jueza Penal Virginia Palacios ordenó que, de momento, tanto Lozano como Orozco permanezcan en libertad, aunque los investigadores de la seccional 7ª esperaban que librara una orden de allanamiento para buscar las armas, que no fueron halladas en el rastrillaje que se hizo anoche.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Una discusión por celos terminó con un hombre baleado y otro apuñalado

El hecho ocurrió este jueves en medio de una “choripaneada” celebrada en el barrio 100 Viviendas. Los heridos están fuera de peligro y en libertad. La Policía busca las armas.

Comisaría 7ª. Este viernes la Policía podría hacer allanamientos en busca de las armas. Foto: Internet.

Este jueves, vecinos de la zona este de la ciudad disfrutaban de un festejo barrial hasta que dos hombres terminaron convirtiendo el mitin en un campo de batalla. Según los testimonios que la Policía recabó hasta el momento, la pelea fue motivada por los celos del ex novio de la dueña de casa por un amigo con el que ella estaría en pareja. Uno resultó baleado y el otro apuñalado. Ambos están fuera de peligro y en libertad. Mientras, la Policía busca las armas utilizadas en la agresión.

Desde la oficina de Relaciones Policiales informaron que el hecho ocurrió pasadas las 22 en una casa de la manzana 304 del barrio 100 Viviendas, donde Camila Aballay, de 25 años, había organizado una “choripaneada” para sus vecinos.

Si bien la Policía no brindó las identidades de los involucrados, El Diario supo que entre los asistentes estaba Sergio Lozano, ex pareja de la dueña de casa, y Maximiliano Orozco, un amigo de la mujer que tendría una relación sentimental con Aballay.

No está claro si hubo algún tipo de discusión o pelea antes del enfrentamiento armado, pero lo cierto es que Lozano terminó con un balazo en el hombro izquierdo y Orozco con cortes importantes en la mano derecha.

La situación debió ser controlada por efectivos de la Comisaría 7ª, que solicitaron a una ambulancia del Sempro para que trasladara a Lozano al Hospital San Luis.

Relaciones Policiales informó que quedó internado en el área de shockroom y, según trascendió, la bala, que sería calibre 22, le quedó alojada a la altura del omóplato izquierdo.

Enterada del caso, la jueza Penal Virginia Palacios ordenó que, de momento, tanto Lozano como Orozco permanezcan en libertad, aunque los investigadores de la seccional 7ª esperaban que librara una orden de allanamiento para buscar las armas, que no fueron halladas en el rastrillaje que se hizo anoche.

Logín