17.1°SAN LUIS - Lunes 21 de Septiembre de 2020

17.1°SAN LUIS - Lunes 21 de Septiembre de 2020

EN VIVO

Nicólas, el puntano que se acostumbró a los huracanes

Contó cómo son los preparativos para la llegada de "Dorian". Antes, ya presenció otros dos ciclones. 

Por redacción
| 04 de septiembre de 2019
Nicolás señaló que se preparan todo el año para los huracanes. Foto: gentileza.

Nicolás Di Ninno (31) nació en Buenos Aires, pero en 2002 se mudó junto a su familia a San Luis. En busca de un futuro mejor, en el 2015 volvió a armar las valijas y partió a estudiar inglés a Florida (Estados Unidos). Hoy, cuenta cómo se prepara para recibir al huracán "Dorian". El puntano actualmente reside en el condado de Palm Beach, a 90 minutos de Miami. No es la primera vez que le toca presenciar el paso de un ciclón, uno fue en 2015 y, el otro, en 2017. En ese entonces, gracias a su experiencia en construcción de infraestructuras marinas, ayudó a los vecinos a proteger sus viviendas. 

 

"Los habitantes de Florida nos preparamos todo el año para esperar al huracán. Aparte, los noticieros no paran de hablar sobre este tema, es imposible no enterarse de lo que sucede", dijo Nicolás, quien detalló que en los primeros días las alertas abarcan cientos de kilómetros, pero que a medida que avanza los datos son más precisos en cuanto a la dirección del fenómeno. 

 

"Los preparativos empiezan desde temprano. Hay gente que entra en pánico y una semana antes ya asegura su hogar. Yo espero 48 horas antes, porque ha pasado que la tormenta toma otra dirección, contraria a nuestra ubicación", mencionó el puntano y precisó que una buena organización consiste en asegurar puertas y ventanas, ya que si se rompen las persianas entra aire y vuela el techo, como también proteger los objetos que están a la intemperie. 

 

Por otro lado, destacó que se proveen de agua potable, alimentos no perecederos, gasolina y dinero en efectivo para las compras posteriores, ya que después de la tormenta es probable que no tengan luz. "En el último ciclón, con mis amigos aseguramos una casa y nos quedamos ahí. Estuvimos encerrados todo un día. La sensación es increíble, se te pasan miles de preguntas por la cabeza; desde darte cuenta de que somos insignificantes y que ni la tecnología puede controlar estos fenómenos. Siempre dejamos un pedazo de la ventana sin cubrir para mirar hacia afuera. De un momento a otro mirás y la palmera que estuvo años ya no está más", dijo Nicolás.

 

El avance del fenómeno es seguido de cerca por el joven. "En este momento, se encuentra a unos doscientos kilómetros de acá. Disminuyó de categoría 5 a 4. Pasó por la isla Gran Bahama, donde causó daños materiales incalculables", especificó (Ver

 

"Un avance lento" y Página 15) y manifestó que, tal como lo hizo hace dos años atrás, ahora también colaboró con la comunidad tapiando otras casas. 

 

Di Ninno contó que en Estados Unidos vio la oportunidad de crecer, por eso decidió instalarse definitivamente ahí. Hoy es dueño de una empresa de logística que transporta y almacena todo tipo de mercadería. Además, contó que está casado con Marina Carletti, también de San Luis, con quien tiene un bebé de tres meses.

 

El joven resaltó que la incertidumbre más grande es después de la gran tormenta. "Todo lo que pensás es a corto plazo, hasta que pase el huracán. Uno ya sabe que hay consecuencias, pero no su magnitud y qué impedimentos ocasionará", aseguró.

 

Por último, agregó que su mujer, por coincidencia, en la última oportunidad no presenció la tormenta y que este año tampoco lo hará debido a un viaje que tiene planeado. 
 

 

Comentá vos tambien...