Escuchá acá la 96.3
X

Buscan conocer la población de perros y gatos de la ciudad

El área de Zoonosis y proteccionistas realizarán un censo que comenzará en las próximas semanas. La canera tendrá acceso limitado hasta que mejore su servicio.

La dirección de Zoonosis de la Municipalidad convocó a voluntarios de asociaciones proteccionistas para llevar adelante un censo que determine la cantidad de perros y gatos que viven en los barrios de la ciudad.

“En un principio queremos sumar voluntarios, conocer dónde viven y hacer un muestreo aleatorio con la cantidad de personas y mascotas por vivienda para después hacer un ajuste; una estimación del número de castraciones que tendríamos que aplicar en la ciudad de San Luis”, explicó Mariana Gutiérrez, directora de Zoonosis, quien también aclaró que la encuesta alcanzará a animales callejeros.

“Si no sabemos cuántas mascotas hay tampoco sabremos si lo que estamos castrando se ajusta a lo que establece la Organización Mundial de la Salud, que es un 10% del total de la población animal”, agregó la directora, quien dijo que en las próximas semanas se hará el censo que llevaría 14 días y tomará en cuenta cuestiones como la cantidad de mascotas, el estado en que se encuentran y si están castradas.

“Nos pidieron ayuda a los proteccionistas para organizarnos y tratar de censar los barrios. Es un tema de tiempo y organización, porque no es nuestro trabajo”, sostuvo Luján Camargo, proteccionista independiente.

La propuesta fue discutida el miércoles pasado en el primer encuentro que tuvieron proteccionistas convocados por la Municipalidad, con vistas a trabajar conjuntamente por los animales de la ciudad. “Planteamos la idea de trabajar en equipo, las proteccionistas están muy contentas. No esperaba tanto, estoy muy conforme con la reunión y las chicas también quedaron ilusionadas porque es la primera vez que Zoonosis abre una línea de diálogo y trabajo en conjunto”, apuntó Gutiérrez. “Siempre hemos tratado de tener una buena relación con Zoonosis. Con la gestión anterior, por diferencias, no se había logrado algo en concreto. Quien asumió tiene más predisposición a la hora de escucharnos y llevar adelante tareas conjuntas”, afirmó Camargo.

 

En la Intendencia estiman que el censo se desarrollaría en un plazo de catorce días.

 

Asimismo, en la reunión se habló sobre la reanudación del servicio de castraciones gratuitas (Ver "Reanudaron...") y el estado de la canera, actualmente con acceso limitado al público, a excepción de emergencias. 

“Como es de público conocimiento hace dos meses hubo una denuncia por maltrato animal, por hacinamiento y falta de asistencia veterinaria. Nos pusimos a trabajar en los caniles de recreación, compramos alimento premium, generamos asistencia veterinaria y una zona de aseo para los animales, para que puedan recuperarse y darse en adopción”, detalló Gutiérrez. Actualmente hay treinta perros alojados, seis de ellos en recuperación, cuatro de razas peligrosas, que están en caniles separados; y el resto son perros en adopción, entre adultos y cachorros.

Hasta que la situación de los canes no mejore y puedan darlos en adopción, la canera no recibirá animales de vecinos con excepción de aquellos que “representen un riesgo a la sanidad, seguridad y salud de las personas”. “Cerramos la canera a la atención al público para mejorar el cuidado de animales y que el personal esté abocado a esa tarea. Queremos poder brindar un servicio que llegue a más gente, porque es difícil movilizarse hasta”, justificó.

“La realidad es que últimamente el establecimiento estaba en ruinas, se llovían los caniles, se robaban los alambrados y había ratas, era más un basural que una canera. Se fumigó y están en cuarentena. La idea es tratar de tenerlo bien, que socialicen los animales y, de acuerdo al presupuesto, a esa parte vieja dejarla inhabilitada y tratar de organizarse en una parte nueva”, agregó Camargo.

 

“Si no sabemos cuántas mascotas hay tampoco sabremos si lo que estamos castrando se ajusta a lo que establece la Organización Mundial de la Salud, que es un 10% del total de la población animal”, explicó la directora de Zoonosis, Mariana Gutiérrez.

 


La oficina de Zoonosis ofrece los turnos en Pringles 356.

 

Reanudaron las castraciones y serán 48 por semana. Los turnos se dan los lunes por la mañana

 

La dirección de Zoonosis de la Municipalidad reanudó la semana pasada las castraciones gratuitas de perros y gatos. Se expenderán 48 turnos por semana los lunes por la mañana en Pringles 356, donde también realizan las intervenciones. En el caso que los turnos se agoten, el interesado debe ir el lunes siguiente.

La intervención se realiza la semana en que se sacó el turno, los días martes, jueves y viernes, en dos tandas: a las 8 de la mañana y a las 10:30. Esta periodicidad se mantendrá hasta marzo,

Mariana Gutiérrez, directora del área, adelantó que pretenden instalar un quirófano en las oficinas de Pringles y, una vez que cuenten con más personal, salir con un tráiler sanitario para atender en los barrios.

 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Buscan conocer la población de perros y gatos de la ciudad

El área de Zoonosis y proteccionistas realizarán un censo que comenzará en las próximas semanas. La canera tendrá acceso limitado hasta que mejore su servicio.

Esta semana, la dirección de Zoonosis convocó a los proteccionistas para realizar trabajos en conjunto.

La dirección de Zoonosis de la Municipalidad convocó a voluntarios de asociaciones proteccionistas para llevar adelante un censo que determine la cantidad de perros y gatos que viven en los barrios de la ciudad.

“En un principio queremos sumar voluntarios, conocer dónde viven y hacer un muestreo aleatorio con la cantidad de personas y mascotas por vivienda para después hacer un ajuste; una estimación del número de castraciones que tendríamos que aplicar en la ciudad de San Luis”, explicó Mariana Gutiérrez, directora de Zoonosis, quien también aclaró que la encuesta alcanzará a animales callejeros.

“Si no sabemos cuántas mascotas hay tampoco sabremos si lo que estamos castrando se ajusta a lo que establece la Organización Mundial de la Salud, que es un 10% del total de la población animal”, agregó la directora, quien dijo que en las próximas semanas se hará el censo que llevaría 14 días y tomará en cuenta cuestiones como la cantidad de mascotas, el estado en que se encuentran y si están castradas.

“Nos pidieron ayuda a los proteccionistas para organizarnos y tratar de censar los barrios. Es un tema de tiempo y organización, porque no es nuestro trabajo”, sostuvo Luján Camargo, proteccionista independiente.

La propuesta fue discutida el miércoles pasado en el primer encuentro que tuvieron proteccionistas convocados por la Municipalidad, con vistas a trabajar conjuntamente por los animales de la ciudad. “Planteamos la idea de trabajar en equipo, las proteccionistas están muy contentas. No esperaba tanto, estoy muy conforme con la reunión y las chicas también quedaron ilusionadas porque es la primera vez que Zoonosis abre una línea de diálogo y trabajo en conjunto”, apuntó Gutiérrez. “Siempre hemos tratado de tener una buena relación con Zoonosis. Con la gestión anterior, por diferencias, no se había logrado algo en concreto. Quien asumió tiene más predisposición a la hora de escucharnos y llevar adelante tareas conjuntas”, afirmó Camargo.

 

En la Intendencia estiman que el censo se desarrollaría en un plazo de catorce días.

 

Asimismo, en la reunión se habló sobre la reanudación del servicio de castraciones gratuitas (Ver "Reanudaron...") y el estado de la canera, actualmente con acceso limitado al público, a excepción de emergencias. 

“Como es de público conocimiento hace dos meses hubo una denuncia por maltrato animal, por hacinamiento y falta de asistencia veterinaria. Nos pusimos a trabajar en los caniles de recreación, compramos alimento premium, generamos asistencia veterinaria y una zona de aseo para los animales, para que puedan recuperarse y darse en adopción”, detalló Gutiérrez. Actualmente hay treinta perros alojados, seis de ellos en recuperación, cuatro de razas peligrosas, que están en caniles separados; y el resto son perros en adopción, entre adultos y cachorros.

Hasta que la situación de los canes no mejore y puedan darlos en adopción, la canera no recibirá animales de vecinos con excepción de aquellos que “representen un riesgo a la sanidad, seguridad y salud de las personas”. “Cerramos la canera a la atención al público para mejorar el cuidado de animales y que el personal esté abocado a esa tarea. Queremos poder brindar un servicio que llegue a más gente, porque es difícil movilizarse hasta”, justificó.

“La realidad es que últimamente el establecimiento estaba en ruinas, se llovían los caniles, se robaban los alambrados y había ratas, era más un basural que una canera. Se fumigó y están en cuarentena. La idea es tratar de tenerlo bien, que socialicen los animales y, de acuerdo al presupuesto, a esa parte vieja dejarla inhabilitada y tratar de organizarse en una parte nueva”, agregó Camargo.

 

“Si no sabemos cuántas mascotas hay tampoco sabremos si lo que estamos castrando se ajusta a lo que establece la Organización Mundial de la Salud, que es un 10% del total de la población animal”, explicó la directora de Zoonosis, Mariana Gutiérrez.

 


La oficina de Zoonosis ofrece los turnos en Pringles 356.

 

Reanudaron las castraciones y serán 48 por semana. Los turnos se dan los lunes por la mañana

 

La dirección de Zoonosis de la Municipalidad reanudó la semana pasada las castraciones gratuitas de perros y gatos. Se expenderán 48 turnos por semana los lunes por la mañana en Pringles 356, donde también realizan las intervenciones. En el caso que los turnos se agoten, el interesado debe ir el lunes siguiente.

La intervención se realiza la semana en que se sacó el turno, los días martes, jueves y viernes, en dos tandas: a las 8 de la mañana y a las 10:30. Esta periodicidad se mantendrá hasta marzo,

Mariana Gutiérrez, directora del área, adelantó que pretenden instalar un quirófano en las oficinas de Pringles y, una vez que cuenten con más personal, salir con un tráiler sanitario para atender en los barrios.

 

Logín