19.5°SAN LUIS - Jueves 22 de Octubre de 2020

19.5°SAN LUIS - Jueves 22 de Octubre de 2020

EN VIVO

Lenguaje inclusivo es libertad de expresión

La catarata de reacciones negativas que generó en las últimas horas en las redes sociales la noticia de que la Universidad de San Luis aprobó el uso de lenguaje inclusivo y no sexista en sus documentos de tipo administrativo como en la redacción de textos científicos y académicos en el ámbito me horroriza y a la vez me genera una mezcla de tristeza y desazón leerlos.
Este gran paso, que además fue resuelto por una Comisión de Interpretación y Reglamento interna de la UNSL (no un grupo de militantes de la desfachatez) ya lo han dado la mayoría de las grandes universidades del mundo, por el simple hecho de que la sociedad está cambiando y la lengua es el reflejo de esta evolución, la que por siglos sostuvo esta asimetría que hoy se busca desterrar.
Pero, indignados y con la bandera de la Real Academia Española, los paladines de la corrección lingüística postean en mayúscula y con muchos signos de admiración (casi como gritando): “¿Hablar como estúpidos eso es lenguaje inclusivo? Por qué no enseñan Braille o lenguaje de señas”, “Una pena en lo que gasta el tiempo una prestigiosa universidad”, “¡Que ridículo por dios! Salen de las escuelas sin saber escribir, con una ortografía decadente ¡y le sumamos esto! ¡Una educación que deja mucho que desear en esta Argentina!”, ¡Verdaderamente lamentable que utilicen la Universidad como medio para introducir ideologías que nada tienen que ver con el sentido de la misma que es enseñar! “¡¡De terror!! Mi querida UNSL. A lo que hemos llegado… Que una casa de altos estudios apruebe semejante distorsión del lenguaje, “En una casa de estudios superiores, una universidad con prestigio propio… aceptar algo que la RAE considera abominación. ¡Es un horror!”… y así miles. 
Pero primero: la RAE nunca lo consideró una abominación. Segundo, la Real Academia Española no legisla sobre la lengua, no tiene esa función ni esa legitimidad. Su función es describir los fenómenos que ocurren en el lenguaje. Lo que hace es estudiar los usos que las y los hispanohablantes hacemos de ella… ¿o acaso empezamos a usar la palabra “whatsappear” cuándo la RAE nos dio la autorización? ¿O seguimos hablando con los modismos del 1.800? 
Finalmente, la RAE no decide cómo nosotres hablamos y no inventa palabras que luego nosotres aplicamos. Ese trabajo lo hacemos como sociedad, es algo natural que ocurre de manera inconsciente con el paso del tiempo y que está definido como “cambio lingüístico”.
Y este cambio que se está dando, va más allá de lo lingüístico, es un cambio de época, un cambio político que busca modificar una asimetría social, donde la mujer ha sido históricamente invisibilizada y que con el paso del tiempo se extendió a otros grupos también discriminados, como las diferentes identidades sexuales.
En definitiva, el lenguaje inclusivo es un acto político que reclama expresarnos libremente y la resolución de la UNSL lo que está haciendo es respetar nuestra libertad de expresión. Negarlo es autoritario.
 

 

Temas de nota:

Comentá vos tambien...