Escuchá acá la 96.3

Escuchá acá la 96.3
X

Investigan a un policía y a su amigo por violar un domicilio

Si las pericias a sus celulares revelan que querían robar animales, podrían ser imputados por cuatrerismo. Estaban armados con un cuchillo y la pistola reglamentaria del efectivo, en un campo ajeno

Hasta el momento, el oficial ayudante Mario Alberto Bertola y su amigo Pedro Soria son investigados por "violación de domicilio". Es así desde que fueron sorprendidos en el campo "El Torito", ubicado al sur de Villa Mercedes, por otro policía y el dueño del establecimiento rural. El efectivo tenía su pistola reglamentaria en una riñonera y el otro hombre, un cuchillo. Pero de un momento a otro ese problema con la Justicia, que ya le valió al uniformado su pase a disponibilidad, podría agravarse. Eso podría suceder si en los celulares que les secuestraron a ambos los peritos encuentran elementos que confirmen que habían entrado a "El Torito" para robar animales. 

Bertola, de 38 años, y Soria, de 41, están imputados por "Violación de domicilio". Pero en el caso del primero, el delito es agravado por su condición de funcionario público. "Los estamos investigando por esto, porque en el campo no hay un faltante, ni animales muertos, ni tampoco sangre en el cuchillo que tenía uno de ellos", aclaró la jueza Contravencional y Correccional 2, María Antonela Panero Magnano. 

Ayer la magistrada ordenó que los teléfonos, marca Samsung, de los imputados fueran entregados al personal de Delitos Complejos del Poder Judicial, para que en carácter de "muy urgente" los analice. 

El peritaje estará centrado en las últimas llamadas, mensajes, imágenes, audios, archivos multimedia de mensajería en redes sociales hechos y que fueron recibidos en esos aparatos desde la cero hora del 6 de febrero hasta la una de la madrugada del miércoles y cuyo material esté relacionado con "el ingreso al campo y la caza de animales", precisó un informante. 

Si en esa búsqueda los especialistas encuentran algún elemento que dé cuenta que Bertola y Soria habían entrado al establecimiento de Luis Rodríguez para robar animales podrían, al menos, ser imputados por intento de abigeato. Llegado ese caso, la jueza Contravencional y Correccional deberá declararse incompetente y la causa será remitida al juzgado penal en turno, el que está a cargo del juez Leandro Estrada. 

Fue por eso, y porque ninguno de los dos tiene antecedentes, que a Bertola y Soria les permitieron irse a sus casas después de ser aprehendidos y hasta el momento no fueron indagados. Pues, según explicó Panero Magnano, si en el curso de la investigación surge que intentaron robar animales deberá ampliar la imputación, lo que significaría un nuevo llamado a indagatoria a futuro. 

El martes, a minutos de la medianoche, Rodríguez llamó a la Policía porque había notado que "personas habían entrado a su campo", ubicado entre Las Isletas y Nueva Escocia, informó Relaciones Policiales. 

Cuando la oficial Dalmira Vera, de la Comisaría 29ª, arribó al establecimiento, situado sobre ruta 11, comenzó a recorrer junto a su dueño "El Torito" y también "El Poposo", un campo vecino, también propiedad de Rodríguez. 

Fue así que a unos 40 metros de la ruta, entre malezas y debajo de un árbol, avistaron una Zanella 250 blanca. Como en cercanías de la moto no hallaron persona alguna, continuaron el recorrido. Al cabo de un rato, cuando regresaron de rastrillar "El Poposo", cerca de donde estaba la Zanella y al costado de un alambrado, advirtieron luces. 

Eran Bertola y Soria. Según ellos, buscaban a un perro que se les había perdido, en esa moto que era del efectivo pero que, al momento de la requisa, no tenía siquiera la documentación del rodado.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Investigan a un policía y a su amigo por violar un domicilio

Si las pericias a sus celulares revelan que querían robar animales, podrían ser imputados por cuatrerismo. Estaban armados con un cuchillo y la pistola reglamentaria del efectivo, en un campo ajeno

Averiguaciones. Están a cargo de la Comisaría 29ª, del barrio La Ribera. Foto: Archivo.

Hasta el momento, el oficial ayudante Mario Alberto Bertola y su amigo Pedro Soria son investigados por "violación de domicilio". Es así desde que fueron sorprendidos en el campo "El Torito", ubicado al sur de Villa Mercedes, por otro policía y el dueño del establecimiento rural. El efectivo tenía su pistola reglamentaria en una riñonera y el otro hombre, un cuchillo. Pero de un momento a otro ese problema con la Justicia, que ya le valió al uniformado su pase a disponibilidad, podría agravarse. Eso podría suceder si en los celulares que les secuestraron a ambos los peritos encuentran elementos que confirmen que habían entrado a "El Torito" para robar animales. 

Bertola, de 38 años, y Soria, de 41, están imputados por "Violación de domicilio". Pero en el caso del primero, el delito es agravado por su condición de funcionario público. "Los estamos investigando por esto, porque en el campo no hay un faltante, ni animales muertos, ni tampoco sangre en el cuchillo que tenía uno de ellos", aclaró la jueza Contravencional y Correccional 2, María Antonela Panero Magnano. 

Ayer la magistrada ordenó que los teléfonos, marca Samsung, de los imputados fueran entregados al personal de Delitos Complejos del Poder Judicial, para que en carácter de "muy urgente" los analice. 

El peritaje estará centrado en las últimas llamadas, mensajes, imágenes, audios, archivos multimedia de mensajería en redes sociales hechos y que fueron recibidos en esos aparatos desde la cero hora del 6 de febrero hasta la una de la madrugada del miércoles y cuyo material esté relacionado con "el ingreso al campo y la caza de animales", precisó un informante. 

Si en esa búsqueda los especialistas encuentran algún elemento que dé cuenta que Bertola y Soria habían entrado al establecimiento de Luis Rodríguez para robar animales podrían, al menos, ser imputados por intento de abigeato. Llegado ese caso, la jueza Contravencional y Correccional deberá declararse incompetente y la causa será remitida al juzgado penal en turno, el que está a cargo del juez Leandro Estrada. 

Fue por eso, y porque ninguno de los dos tiene antecedentes, que a Bertola y Soria les permitieron irse a sus casas después de ser aprehendidos y hasta el momento no fueron indagados. Pues, según explicó Panero Magnano, si en el curso de la investigación surge que intentaron robar animales deberá ampliar la imputación, lo que significaría un nuevo llamado a indagatoria a futuro. 

El martes, a minutos de la medianoche, Rodríguez llamó a la Policía porque había notado que "personas habían entrado a su campo", ubicado entre Las Isletas y Nueva Escocia, informó Relaciones Policiales. 

Cuando la oficial Dalmira Vera, de la Comisaría 29ª, arribó al establecimiento, situado sobre ruta 11, comenzó a recorrer junto a su dueño "El Torito" y también "El Poposo", un campo vecino, también propiedad de Rodríguez. 

Fue así que a unos 40 metros de la ruta, entre malezas y debajo de un árbol, avistaron una Zanella 250 blanca. Como en cercanías de la moto no hallaron persona alguna, continuaron el recorrido. Al cabo de un rato, cuando regresaron de rastrillar "El Poposo", cerca de donde estaba la Zanella y al costado de un alambrado, advirtieron luces. 

Eran Bertola y Soria. Según ellos, buscaban a un perro que se les había perdido, en esa moto que era del efectivo pero que, al momento de la requisa, no tenía siquiera la documentación del rodado.

Logín