8.4°SAN LUIS - Viernes 10 de Julio de 2020

8.4°SAN LUIS - Viernes 10 de Julio de 2020

EN VIVO

Hugo Tocalli, un formador exitoso que hace docencia

El DT que hizo debutar a Lionel Messi en la Selección, hoy integra la Secretaría Técnica de San Lorenzo.

Por Daniel Valdés
| 30 de mayo de 2020
Un largo recorrido. El técnico cordobés, actualmente en el "Ciclón", tiene trayectoria nacional e internacional. Foto: internet.

Hugo Tocalli es un laburante del fútbol. Tuvo una larga trayectoria como jugador (atajó de 1970 a 1985). Pasó por muchos equipos, se dio el lujo de compartir plantel con Diego Maradona en Argentinos Juniors en 1977, pero sus mayores logros llegaron del otro lado de la línea de cal. Fue parte del proceso más exitoso de las juveniles de AFA. Cuatro títulos mundiales. En tres estuvo como ayudante de José Pekerman (1995, 1997 y 2001), y en uno como DT (2007), además de ser el hombre que convocó e hizo debutar a Lionel Messi en la Selección, para que España, que estaba con la servilleta al cuello, no se lo llevara. Hoy está en la Secretaría Técnica de San Lorenzo y habló en exclusiva con El Diario de la República.

 

—¿Cómo ve el fútbol actual?

 

—Se corre mucho. Cambió como cambia en el mundo. Es más físico. Veo un fútbol competitivo. Hay muchos jugadores que regresan de Europa y les cuesta reinsertarse, porque el torneo local tiene mucho ritmo, no te deja pensar, es muy acelerado.

 

 

—¿Se siente más a gusto trabajando con juveniles?

 

—Me siento muy cómodo. Me gusta mucho el trabajo, el progreso. Buscar jugadores y trabajarlos para que lleguen a primera. Ahora estoy abocado a una Secretaría Técnica. Estoy más en la función de aconsejar; los años van pasando y hay que dejarles lugar a los jóvenes y tratar de ayudar desde mi espacio. Pero sin dudas lo que más me gusta es estar en el día a día trabajando con los juveniles.

 

 

—Fue parte del proceso más exitoso con las juveniles de AFA. ¿Pensó que iban a ganar tantos títulos?

 

—Tuve la suerte de ser parte de una gran época. Me tocó ser campeón en juveniles. Que muchos de esos chicos después llegaran a la Selección mayor. El éxito más importante, además de los logros en la dirección técnica, es haber tenido esa camada de jugadores donde estaban Riquelme, Aimar, Cambiasso, pibes dueños de una enorme jerarquía.

 

“España lo quería sí o sí a Messi, pero nosotros teníamos la tranquilidad de que Lionel quería jugar para Argentina"

 

—¿Qué balance hace de su paso por la Selección mayor?

 

—Muy positivo. Tomamos el equipo en un momento en el que Marcelo Bielsa se fue. Dirigimos siete partidos de Eliminatorias Sudamericanas, logrando el pasaje al Mundial de Alemania 2006 tres fechas antes. Fuimos a la Copa de las Confederaciones y llegamos a la final. Y en el Mundial terminamos invictos, pero nos tuvimos que venir en cuartos de final al caer por la vía de los penales con Alemania, en un cotejo que íbamos ganando y nos empataron en el final. Si bien es cierto que quedó ese sabor amargo, el balance es altamente positivo.

 

 

—Messi estuvo a punto de jugar para España. ¿Cómo fue el momento de convocarlo y ponerlo con la celeste y blanca?

 

—Me trajeron un video cuando fuimos al Mundial Sub 17 de Finlandia. La gente de España me dijo que lo habían ido a buscar para llevarlo. Justamente nosotros perdimos la semi con ellos 3-2, y los españoles me comentaron que si yo tenía ese “chaval” hubiésemos sido campeones. Apenas regresamos de Finlandia yo me fui al Sub 20, y después lo citamos porque teníamos miedo de perderlo, ya que España lo quería tener sí o sí. La tranquilidad que teníamos es que Lionel había dicho que quería jugar para Argentina. Apenas empezamos con la otra Sub 20 lo trajimos y lo llevamos al Sudamericano de Colombia.

 

 

—Cuando se retiró, ¿le costó el proceso de jugador a DT?

 

—No, porque cuando me retiré tuve la suerte de comenzar a trabajar enseguida. A los tres meses de haber dejado el fútbol José Yudica, que había agarrado Vélez, me convocó para ser coordinador de las inferiores. Así que no sentí el cambio.

 

 

—¿Cómo es el día a día de sus funciones en San Lorenzo?

 

—Primero empecé en la Secretaría Técnica. Había un entrenador que fue el que trajo a los jugadores. Después el DT se fue y agarró Diego Monarriz, yo lo ayudé a él por pedido de Matías Lammens y Marcelo Tinelli. A principio de año, con la salida de Monarriz, con Pipi Romagnoli y el Beto Acosta nos hicimos cargo del equipo tres partidos; después nos pusimos de lleno a buscar el DT (llegó Mariano Soso). Y ahora estamos enfocados en ordenar todo el fútbol de San Lorenzo.

 

 

—¿Tiene que tener ojo clínico el captador de talento?

 

—Sí, totalmente. Es el encargado de ir por todo el interior buscando jugadores. Y otro que tiene que tener una mirada especial es el coordinador de inferiores, para saber cuál chico está para proyectarlo y llevarlo a Primera.

 

 

—¿Un sueño que le quede por cumplir?

 

—En este momento me gustaría ordenar a San Lorenzo. Que se vuelva a creer en San Lorenzo. Que haya muchos chicos de inferiores jugando en Primera.

 

 

No pierde la calma. Es pausado, tranquilo. Hoy, con 72 años y con las mismas ganas de siempre, sigue trabajando como cuando empezó con su "maestro" José Yudica. Está metido de lleno en la Secretaría Técnica de San Lorenzo, sueña con ordenar el club y dejar su impronta en una institución con mucha historia.

 

Comentá vos tambien...