11.6°SAN LUIS - Viernes 03 de Julio de 2020

11.6°SAN LUIS - Viernes 03 de Julio de 2020

EN VIVO

La reapertura del mundo será un proceso lento

Por redacción
| 30 de junio de 2020

La Unión Europea (UE) mantendrá sus fronteras exteriores cerradas a una gran mayoría de países cuando el 1º de julio inicie el proceso de reapertura de un territorio que permanece cerrado desde el 16 de marzo, el día en que la Comisión Europea planteó esa medida para evitar la propagación del coronavirus.

 

La noticia es ilustrativa, por tratarse de uno de los grupos de países —la UE— que toman decisiones en el primer nivel global, y que afectan al resto del mundo. Pero sobre todo, porque marcará una estrategia puntual.

 

Los estados miembro siguen negociando la elaboración de una lista reducida de países a los que levantar el veto de entrada a partir del 1º de julio, pero el acuerdo todavía no está cerrado.

 

Las consultas entre las capitales no consiguieron llegar a un consenso absoluto y seguirán hasta fijar los puntos en un procedimiento escrito para aprobar la recomendación.

 

En todo caso, la propuesta que está encima de la mesa se limita a 15 países, y en un caso concreto, el de China, supeditado a la reciprocidad, es decir, a que Pekín también abra sus fronteras a los pasajeros procedentes de la Unión Europa.

 

Los que seguro que quedan fuera son Estados Unidos, Rusia y Brasil, tres grandes con unos datos de expansión de la pandemia superiores a los parámetros con que está trabajando la UE.

 

Lo que se está planteando es una apertura limitada a muy pocos países, progresiva, y determinada básicamente por razones epidemiológicas.

 

En la lista blanca, además de China, se incluye a tres países del norte de África, como Marruecos, Argelia y Túnez. Por otro lado, de América Latina solo figura Uruguay, y de los Balcanes, Serbia y Montenegro.

 

Otros países que se citan son Australia, Nueva Zelanda, Japón, Corea del Sur, Canadá, Georgia, Tailandia y Ruanda.

 

La exclusión de los Estados Unidos provoca algún temor de posibles reacciones negativas de Washington, pero los datos de la extensión de la pandemia que llegan de ese país no dejan margen a otra opción.

 

Además, en la Unión Europea se recuerda que, en marzo, la administración norteamericana fue la primera en cerrar la entrada a pasajeros procedentes de Europa, sin aviso ni comunicación previa, agregó el informe.

 

En el documento que trabaja la UE, el criterio principal para la selección de países a los que levantar la frontera es la situación epidemiológica, asegurar que su número de contagios sea cercano o inferior a la media europea.

 

En concreto, el límite se ha fijado en 19 casos de contagio por cada cien mil habitantes. También se examina la capacidad de estos países para llevar a cabo test para identificar los casos positivos, para desarrollar la trazabilidad de estas personas y aplicar las medidas de contención.

 

Uno de los elementos que más debate suscitó es la fiabilidad de los datos oficiales publicados por cada país. La reapertura del mundo será un proceso lento y allí muchas gestiones de gobierno deberán rendir cuentas. El futuro ya cambió.

 

Temas de nota:

Comentá vos tambien...