17.6°SAN LUIS - Martes 20 de Octubre de 2020

17.6°SAN LUIS - Martes 20 de Octubre de 2020

EN VIVO

Martín Arrieta en la reapertura del Boliche Don Miranda

Con un show de mediodía en el mítico bar mercedino, el músico vuelve al ruedo tras desarmar Añoranzas.

Por redacción
| 04 de julio de 2020
Sábado al mediodía. Arrieta, con su guitarra y algunos amigos, es el protagonista del retorno de la acción en el lugar más tradicional de la música villamercedina. Foto: Gentileza.

Cantar al lado del fuego cuando el asado está en las brasas, en los cumpleaños de los amigos o junto a sus hijos antes de dormir son acciones que se convirtieron durante los últimos años en los escenarios más frecuentes de Martín Arrieta, el exguitarrista de Añoranzas, el dúo que compartía con su amigo Osvaldo Lucero. Desde que el grupo se separó, el músico no volvió a cantar en público.

 

La ocasión para el regreso lo amerita. Luego de más de tres meses cerrado, el mítico Boliche Don Miranda de Villa Mercedes reabrirá sus puertas este sábado al mediodía con todas las medidas de prevención adecuadas para cuidar a sus comensales. Arrieta será el encargado de musicalizar la sobremesa junto con sus compañeros y amigos Carlos García, Néstor Frías y Ariel Garro, con quienes recorrerá el repertorio clásico y popular del folclore argentino. Quienes deseen concurrir deberán reservar su lugar al número 2657501474.

 

Martín es puntano por adopción. Nació en La Cautiva, un pequeño pueblo cordobés que abandonó con sus padres cuando eligió  San Luis para vivir. Folclorista desde que tiene memoria, incursionó por primera vez en el mundo de la música en Córdoba, cuando en su época de estudiante recorría el ambiente bohemio de La Docta.

 

Días después de recibirse como kinesiólogo, Arrieta decidió regresar a Villa Mercedes para ejercer su profesión, pero no abandonó la guitarra. En la peña "Refugio mercedino" conoció a colegas que lo invitaron a tocar, como también a Osvaldo, quien lo acompañó por cuatro años ininterrumpidos con el dúo.

 

Sin embargo, las obligaciones fueron más pesadas en su itinerario. "En un momento de mi vida tuve que decidir, y la música quedó a un lado por un rato. El dúo se separó y no tuve opción de cantar, solo para los más cercanos", agregó.

 

El regreso a los escenarios lo tiene a Martín ansioso y expectante, como también emocionado. "Son momentos muy complicados para todos y volver al ruedo es algo que alivia. Un empujón para seguir resistiendo esta pandemia", expresó Arrieta, quien vivió el aislamiento de cerca durante estos meses porque trabaja en el hospital de Villa Mercedes y los cuidados se intensificaron para él y su familia.

 

"Fueron meses muy duros y con un miedo que se generalizó en toda la provincia. Con mis compañeros trabajamos para la prevención y sentimos que se realizó un buen trabajo en equipo", concluyó el folclorista.

 

Comentá vos tambien...